espectaculos

Jueves, 17 de enero de 2008

CINE › COMIENZA EL FESTIVAL DE SUNDANCE

La cita de honor de los independientes

In Bruges, ópera prima de Martin McDonagh, abre hoy una muestra que sigue creciendo: este año hay 64 largometrajes y documentales en competencia.

 Por Myriam Alvarez *

La comunidad cinematográfica estadounidense podrá escapar a partir de hoy de la polémica en torno de la huelga de guionistas y refugiarse en las montañas de Utah para disfrutar de lo mejor del cine independiente en el Festival de Cine de Sundance. Durante diez días, el festival proyectará un programa rico en producciones de todo el mundo: de los 64 largometrajes y documentales en competencia, 29 son óperas primas y ofrecen una variada gama de perspectivas y temáticas. “Intentamos que el festival muestre producciones que, más allá del éxito taquillero que puedan tener en el futuro, den que hablar. Muchas de las películas en Sundance provocarán discusión”, afirma Geoffrey Gilmore, director del certamen. Cada año el número de películas crece: las elegidas provienen de un total de 3624 producciones presentadas, en comparación con las 3287 de 2007. Este proceso es tan intenso que Gilmore depende de la ayuda de un extenso grupo de personas que se dedican a ver cada una de las producciones inscriptas: una selección tan compleja como para rechazar películas con nombres famosos en su elenco.

In Bruges, de Martin McDonagh, fue elegida para abrir el festival, mientras que CSNY Déjà vu, de Bernard Shakey, estará a cargo de la clausura el 26 de enero. In Bruges es el primer largo de McDonagh, que tiene una reconocida trayectoria como dramaturgo. Protagonizado por Ralph Fiennes, Colin Farrell y Brendan Gleeson, el film cuenta la historia de dos asesinos a sueldo en Londres que, debido a una operación malograda, reciben la orden de exiliarse por un tiempo en el pequeño poblado de Brujas, en Bélgica. “De muchas formas, In Bruges es la típica película de Sundance. Su trama es brutal, filosófica, divertida y totalmente original”, dice Gilmore. El primer trabajo de McDonagh fue el corto Six Shooter, también protagonizado por Gleeson, que recibió el Oscar al mejor corto de acción en 2006. Además, el cineasta recibió el premio Olivier por sus obras The Lieutenant if Inishmore y The Pillowman, además de ser nominado cuatro veces al Tony por The Beauty Queen of Leenane, The Lonesome West y The Pillowman.

Entre las películas iberoamericanas incluidas en el programa se destacan la mexicana Párpados azules de Ernesto Contreras, la española/peruana Máncora de Ricardo de Montreuil, la colombiana Perro come perro de Carlos Moreno y la panameña Burgua dii Ebo, de Vero Bollow. El cineasta español Nacho Vigalondo estará presente en Sundance con el film que supuso su debut en el largo, Los cronocrímenes, una película de ciencia ficción que participará fuera de competición, en la sección Park City at Midnight, dedicada al cine fantástico y de terror. El argentino Juan Pablo Zaramella estará presente con su corto Lapsus.

La política nunca está ausente en los documentales de Sundance. Este año, sin embargo, no contará con una fuerte presencia de obras sobre la guerra en Irak como en 2007 (Grace is gone, No end in sight). En esta oportunidad, el único film con esa temática es American Son, de Neil Abramson, en la competencia dramática. Gilmore explica que incluyó “películas que reflejan el sentido de supervivencia, sobre la necesidad de superarse y avanzar en el mundo”. De la cineasta Lisa F. Jackson se proyectará el documental Greatest Silence: Rape in the Congo, en el que se entrevista a una víctima de violencia sexual y su supervivencia después de ser violada por un grupo de hombres. La categoría de documentales incluye tres largometrajes sobre artistas: Roman Polanski, wanted and desired, Patti Smith: Dream of Life y Gonzo: The life and work of Dr. Hunter S. Thompson. El tema racial también es explorado en varias producciones, entre ellas Sugar, de Ryan Fleck y Anna Boden, sobre la maquinaria para seleccionar jugadores de béisbol, visto desde el punto de vista de un jugador dominicano reclutado para jugar en las ligas menores. En Frozen River, de Courtney Hunt, una madre se ve obligada a traficar un grupo de inmigrantes chinos desde Canadá hasta un poblado de indios mohawk.

Como ya es habitual, el festival cuenta con numerosas comedias irónicas y romances trágicos. En Choke, la adaptación de Clark Gregg de la novela de Chuck Palahniuk, Sam Rockwell interpreta a un adicto sexual y farsante que debe pagar por el tratamiento de su madre (Anjelica Huston) en un hospital mental. Maria Bello protagoniza Downloading Nancy, la historia de una esposa deprimida que decide contratar a un asesino a través de Internet para que mate a su marido y termina enamorándose de él.

Este año, el actor mexicano Diego Luna fue seleccionado para integrar el panel del jurado del festival, junto con artistas como el cineasta Quentin Tarantino y las actrices Sandra Oh y Marcia Gay Harden. El grupo de expertos estará encargado de evaluar las películas dramáticas en competencia y ayudará a seleccionar el Gran Premio del Jurado. Una nueva fiesta para el festival creado hace más de 20 años por Robert Redford, pensado como plataforma para que a los creadores independientes muestren su trabajo lejos de las presiones de Hollywood.

* Agencia DPA.

Compartir: 

Twitter
 

Redford creó Sundance hace más de veinte años para ofrecer una alternativa a la presión de Hollywood.
Imagen: AFP
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.