espectaculos

Viernes, 11 de noviembre de 2005

CINE › FESTIVAL GLTTBI

Una ventana a la diversidad sexual

Hasta el 20 de noviembre se lleva a cabo el Festival de Cine Gay/Lésbico/Travesti.

 Por Oscar Ranzani

En los últimos años, Buenos Aires se ha caracterizado por congregar una multiplicidad de festivales que dan cuenta de la enorme variedad de formas y contenidos del cine contemporáneo. A tono con esta realidad, se está llevando a cabo desde ayer la segunda edición de Diversa, Festival Internacional de Cine de temática gay/lésbica/travesti/transexual/bisexual/ intersexual (Glttbi). Hasta el 20 de noviembre, el público porteño podrá optar por ver dieciséis largometrajes y treinta y cinco cortos internacionales de distintos géneros que abordan la cuestión de la diversidad sexual, a través de distintas expresiones. Las sedes donde se desarrollará el Festival Diversa son el cine Cosmos (Corrientes 2046) y el Malba (Figueroa Alcorta 3415).
Este festival está organizado por Diversa Films, una institución con objetivos culturales y sociales dedicada a la temática Glttbi. Entre los objetivos principales se destacan la necesidad de fomentar el respeto a la diversidad, la colaboración en la educación e integración de una sociedad sin discriminación ni prejuicios, la creación de un espacio de identificación y de especialidad en el tema y que todos los ciudadanos puedan conocer y convivir con las distintas realidades. “La importancia de este festival –sostiene Gabriela Waisman, directora de Diversa– es que hay un montón de gente que no tiene dónde verse y se generó este espacio que tuvo muchísima repercusión. Es un espacio que resultaba necesario y sobre todo se trata de un espacio cultural que no es de presión política ni nada por el estilo sino artístico y que permite integrar a la gente.”
A la hora de pensar de qué manera un festival de estas características contribuye a combatir los prejuicios y la discriminación, Waisman afirma que se hace “desde una postura de invitar a que el festival sea una ventana a realidades diferentes con las que se conviven pero que mucha gente desconoce. Y creo que gran parte de los problemas de la discriminación están generados por la ignorancia”.
El Festival Diversa está dividido en tres secciones (además de la proyección de los cortos). Una de ellas es Con Sólo Mirarte, donde se exhibirán películas que básicamente cuentan historias de vida, como, por ejemplo, la comedia francesa Crustacés et Coquillages, cuarto film de la dupla Olivier Ducastel-Jacques Martineau. En Seis Grados de Separación se podrán ver documentales que abarcan temáticas diferentes. La característica de esta sección, detalla Waisman, “es que quisimos hacer que cada documental trate sobre una minoría dentro de las minorías”. Entre las opciones de este rubro se destacan la producción alemana Héroes y gays nazis, de Rosa Von Praunheim (retrata a gays que se describen a sí mismos como personas de extrema derecha), y la argentina Hotel Gondolín, de Fernando López Escriva (el título del film alude al nombre del hogar que alberga a 30 travestis que ejercen la prostitución como único medio de subsistencia en una sociedad que expulsa). La sección Nuevos Peinados Viejos es para las retrospectivas “donde rescatamos películas que ya se han pasado pero por primera vez las ponemos en un contexto gay. Son películas que han pasado más como de culto o clásicas, que no se menciona el tema oficialmente pero, sin embargo, toda la comunidad gay las ha visto y son sus favoritas. Entonces, nosotros las reponemos en un nuevo contexto que también es una forma de decir que la cultura salga del closet”, expresa Waisman. Entre ellas, puede mencionarse The Rocky Horror Picture Show, una obra de culto dirigida por Jim Sharman y estrenada en 1975.
En cuanto a los criterios adoptados para seleccionar las películas (ciento setenta entre cortos y largos), Waisman subraya que tuvieron en cuenta “por un lado lo que aporta cada película, la calidad emocional. También que siendo de cualquier género, que sean cercanos a la realidad o nos aporten algo nuevo que permita a la gente meterse un poco en lo que es larealidad de la vida gay. Y, por otro lado, la idea fue tener buena calidad cinematográfica. O sea, un buen nivel de cine”. El festival apunta tanto al público gay como hetero. “Nuestro público está compuesto, en parte, por gente de la comunidad y gran parte es gente de cine que le gusta ir a festivales. Y también hay otra parte de gente que se acerca por diferentes motivos ya sean profesionales, personales o porque le dio curiosidad”, agrega Waisman.
Paralelamente a la proyección de las películas, se realizarán cuatro mesas de debate. Una de ellas es “Ser gay en 35 mm”, en la que directores, actores y guionistas aportarán su mirada sobre la censura en el cine relacionado con la temática Glttbi y si en la actualidad se ha producido una apertura en este sentido. “Cine y Derechos Humanos: Políticas de la diversidad y diversidad de políticas” girará en torno de cómo han abordado los medios de comunicación la condición glttbi ya sea a través del estereotipo, de la burla y de la discriminación. En “La tele se mete en tu casa y lo glttbi también”, debatirán actores, productores y periodistas sobre el tratamiento de la diversidad sexual en las series de ficción. Por último, en la mesa-debate “Tiempos modernos: El mercado glttbi”, los panelistas se referirán a la producción y distribución de films glttbi.

La programación completa y los horarios pueden consultarse en www.diversafilms.com.ar.

Compartir: 

Twitter
 

Dragnuns in Tinseltown, uno de los films de la muestra.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.