espectaculos

Martes, 11 de marzo de 2014

PLASTICA › SIGUE EL CICLO FILIACIONES EN EL FONDO DE LAS ARTES

La espacialidad de la casa

Silvana Lacarra, Ariel Mora y Cristina Schiavi presentan una bella y extraña muestra conjunta en donde el trío se potencia y además destaca la arquitectura de la casa en donde Victoria Ocampo instaló la redacción de la revista Sur.

 Por Fabián Lebenglik

El ciclo Filiaciones, que el Fondo Nacional de las Artes organiza en la Casa de la Cultura, consiste en invitar a un artista que, a su vez, abre el juego e invita a otro/a, con cuya obra mantiene determinada relación o sintonía.

El viernes pasado se inauguró una nueva muestra del ciclo, con Silvana Lacarra como invitada, quien convidó a Ariel Mora y a Cristina Schiavi para realizar en conjunto la muestra que titularon La suerte del aire. La consigna que se impusieron fue dejar libres las paredes para desplegar las obras en el piso y en el espacio, y resaltar así no sólo la propuesta artística, sino también la depurada estructura arquitectónica de la casa, encargada por Victoria Ocampo a Alejandro Bustillo a fines del ’20. Luego allí funcionó la redacción de la revista Sur.

El “aire” al que hace referencia el título de la exposición tiene que ver no sólo con el fluido vital, sino también con la metáfora de algo íntimo, de interiores, al aire que oficia de contexto en el que se desarrollan las filiaciones auspiciadas por la casa.

Y para que ese aire continuara siendo posible incluso durante la inauguración, a la que asistió una pequeña multitud, los artistas regularon –con toda coherencia– que no hubiera más de diez personas por vez dentro de la sala de exposiciones. Así se respetaba la consigna de preservar el “aire” y el espacio, motivo de la propuesta artística.

Lo que el visitante encuentra al entrar a la sala es una perfecta sintonía entre tres tipos de obra completamente diferentes y contrastantes, pero absolutamente complementarias. Como si ese aire intimista fuera el soporte de la exposición, el trío de artistas presenta volúmenes, líneas y planos respectivamente. Es decir, cada uno de ellos ejerce la especialidad de la casa.

Silvana Lacarra construye volúmenes extraños recubiertos con fórmica que, apoyados sobre el piso, huyen de toda funcionalidad, aunque de algún modo la trastruecan y evocan, proyectando formas irregulares hacia el espacio. Bases, podios y ondulaciones que, como todo volumen –especialmente dada la potencia combinatoria que genera junto con las obras de sus dos colegas–, interpelan la propia corporalidad del visitante.

Cristina Schiavi presenta superficies (de un sustituto de la madera –mdf–) recortadas y pintadas con motivos geométricos que funcionan como artefactos hipnóticos, que inmediatamente concentran la atención. Círculos y elipses –alguna vez concéntricos, otras no–, triángulos, cuadriláteros y polígonos irregulares, yuxtapuestos por el color, componen un planteo pictórico que evoca y actualiza algunos aspectos de las vanguardias geométricas de los años ’40 y ’50.

Ariel Mora hace el aporte más inmaterial, pero a la vez más contextual del trío. Con cintas y superficies refractantes, el artista elige al mismo tiempo utilizar y señalar el mayor espacio, aunque con la menor materialidad. Con rigor geométrico y constructivo, sus cintas delimitan columnas y marcos para señalar (y al mismo tiempo interactuar con) las obras de sus colegas y con el espacio de la sala. Las cintas pueden pasar casi inadvertidas o, si se toma una foto con flash, brillan como si fueran grandes columnas o enormes vidrieras. Por otra parte, en algunos casos utiliza superficies metalizadas de colores que por vía del reflejo arrojan otra luz sobre los volúmenes de Lacarra.

Según escribe Julia Villaro en el catálogo: “... en esta casa de agapantos blancos la intimidad se construye de intemperies. Un rollo de fórmica se despliega de forma incontrolable enseñando la protohistoria de las obras, rigurosamente elaboradas, de Silvana Lacarra, mientras los planos de Schiavi muestran su revés –sin forma ni color– con desenfado, alejados de las paredes que podrían ocultarlos. Al igual que sus vidrios, las columnas de Ariel Mora condensan en su propia condición evanescente su anverso y su reverso, mientras espejos-que-no-son-espejos- se construyen a sí mismos de transparencias, de veladuras generadas en la confrontación con otras obras”.

Las combinaciones entre obras son variadas, no hay tipologías, a tal punto que a lo largo de la muestra irán cambiando la configuración, para ofrecer nuevos aires a la propuesta.

* En la Casa de la Cultura del Fondo Nacional de las Artes, Rufino de Elizalde 2831, hasta el 15 de abril; entrada gratuita.

LOS TRES, UNO A UNO

Itinerarios abreviados

Silvana Lacarra fue becaria del programa para artistas jóvenes dirigido por Guillermo Kuitca, participó del programa para artistas visuales Intercampos de Fundación Telefónica, de la residencia de artista Vytlacil Campus en Nueva York y la residencia Urra en Bunos Aires. Expone de forma individual y colectiva en el país e internacionalmente desde 1998. Ganó el Primer Premio Nacional de Pintura del Banco Central de la República Argentina 2008 y el Premio Argentino Artes Visuales 2006 de la Fundación Osde. Su obra forma parte de colecciones privadas y públicas del país y del exterior. Vive y trabaja en Buenos Aires.

Ariel Mora fue becario en el Programa de Artista de la Universidad Torcuato Di Tella en 2009. Recibió la beca de la Fundación Antorchas. Expone en forma individual y colectiva desde el año 2003 en el país e internacionalmente. Su obra forma parte de colecciones privadas. Vive y trabaja en Buenos Aires.

Cristina Schiavi participa de exposiciones individuales, grupales y colectivas desde hace más de veinte años, tanto local como internacionalmente. Entre 2004 y 2009 coordinó, junto con Tamara Stuby y Esteban Alvarez, el proyecto de residencia para artistas El Basilisco. Durante 2009 desarrolló el proyecto Mark Morgan Pérez Garage junto con el artista Juan Tessi. Sus obras forman parte de las colecciones del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro) y el Museo de Arte Contemporáneo de Bahía Blanca. Recientemente participó de “Trascendencia-Descendencia” (2013) Museo Colección Fortabat; Fondo Absolutamente Oscuro del Espacio Libre, (2013) Fundación Klemm, junto con Juan Tessi; Medio Lleno, o medio Vacío, (2013) Fundación Proa, junto con Pablo Rosales y Esteban Alvarez.

Compartir: 

Twitter
 

Vista parcial de la muestra de Silvana Lacarra, Ariel Mora y Cristina Schiavi.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.