espectaculos

Martes, 11 de marzo de 2014

TELEVISION › LO QUE SE VERá A PARTIR DE HOY EN LA PANTALLA PúBLICA

Ficción propia, un antídoto para realities y enlatados

No se trata sólo del estímulo que significa para la industria audiovisual: los cuatro nuevos programas permiten asomarse a diferentes lenguajes y visitan tanto la comedia como el drama cotidiano y el policial. ¿Quién mató al Bebe Uriarte? abre la serie.

 Por Emanuel Respighi

Para todos los gustos. Así de amplia será la avalancha de ficciones que esta semana estrenará Canal 7, cuya pantalla se renovará con todo tipo de historias, estilos narrativos y figuras consagradas. Como en los viejos tiempos, cuando los canales de aire esperaban al comienzo del mes de marzo para estrenar sus principales propuestas, la emisora estatal comenzará su temporada fuerte poniendo al aire de su prime time no una, ni dos, ni tres, sino cuatro ficciones semanales. Una historia policial, una comedia, una comedia dramática y un drama cotidiano se sumarán a una pantalla que además de profundizar su franja nocturna de ficciones (de lunes a jueves a las 22.30) intentará esta temporada pelear por el liderazgo de calidad y audiencia de la TV argentina, con el Mundial de Fútbol de Brasil como bisagra cronológica y posibilidad de atracción de una audiencia inédita. El prime time del 7 se renueva desde hoy, apelando a una variedad de unitarios que apunta a satisfacer los distintos gustos de quienes sintonizan su pantalla.

La ficción ya dejó de ser exclusividad de los canales privados. Como parte de un proceso que comenzó con la programación de historias extranjeras, luego prosiguió con la puesta al aire de programas de productoras independientes, y ahora se abastece de producciones propias y/o surgidas de los distintos planes de fomento promovidos por el Estado nacional, Canal 7 pasó de un tiempo a esta parte a darles la posibilidad a los más distantes hogares del territorio argentino a acceder a variadas historias de ficción, muchas de las cuales se corren de la lógica comercial para contar vivencias más cercanas a sus vidas cotidianas. En un mercado audiovisual hasta hace años concentrado en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores, la TV Pública consiguió poner en circulación temáticas que escapan de la mirada porteñocéntrica que históricamente tiñe la pantalla chica local.

“Con este lanzamiento en paquete de ficciones hemos reelaborado nuestra propuesta en ese género”, le explica a Página/12 Martín Bonavetti, director ejecutivo de Canal 7. “Esta temporada estamos dividiendo el año en dos semestres, cada una con estrategias diferentes”, se explaya. “Creemos que hemos logrado compatibilizar formatos con propuestas, de modo tal que programamos la ficción desde la variedad de propuestas y no de a una por vez. Eso nos va a dar variedad y nos da la posibilidad de renovar las expectativas. Ponemos al mismo tiempo una ficción experimental como 12 casas... con tres historias surgidas del Bacua, de diferentes géneros y con todo tipo de actores. Esa mixtura enriquece la pantalla. Y los estrenamos juntos porque creemos que pueden funcionar bien en tanto cada uno sea uno opción entre otras tres. No apostamos sólo al costumbrismo, a lo experimental, al drama o al humor: ofrecemos todo a la vez.”

Historias alrededor de la fe

El ritual cristiano que sin pausa se da en determinados barrios y pueblos, hacer peregrinar por distintos hogares la imagen de una Virgen, es el disparador que encontró Santiago Loza para contar la vida de doce mujeres que se pasan de mano en mano la imagen religiosa. 12 casas, historias de mujeres devotas es el nombre de la ficción que desde el lunes 24 verá la luz en la TV Pública. Coproducción entre la TV Pública y Vasko Films, la ficción cuenta la historia de mujeres a las que sólo las une el hecho de que sus hogares son escalas en la peregrinación de la estatua de la Virgen, como una excusa para hablar sobre sus conflictos y de su relación con lo religioso. Si bien la trama transcurre en la década del ‘80, hacia el final de la dictadura, cada una de las historias de 12 casas... está contada en cuatro capítulos de media hora, en un formato de emisión de lunes a jueves. O sea: se contará una historia por semana.

El formato de historias independientes entrelazadas por lo religioso cuenta con un elenco rotativo conformado por más de cuarenta actrices y actores de primer nivel. Rita Cortese, Marilú Marini, Claudia Lapacó, Claudio Tolcachir, Viviana Saccone, Guillermo Arengo, María Marull, Verónica Llinás, Julieta Zylberberg, Susú Pecoraro, Ailín Salas y Alejandra Flechner, Cristina Banegas, Tina Serrano, Leonor Manso, Martín Slipak, María Onetto y Boy Olmi son algunos de los actores y actrices que forman parte de una producción cuya estética cinematográfica se combina con cierto abordaje teatral en las actuaciones y en el ritmo. 12 casas... tendrá, entonces, el desafío de atrapar a una audiencia que no está acostumbrada a su formato de historias semanales que empiezan y terminan en cuatro días ni a una puesta que escapa al status televisivo.

“Son historias de una clase media del interior que no están contadas en lo televisivo, donde hay amores, soledades, y donde se narran ciertas pulsiones que en ciudades pequeñas están tapadas”, señaló Loza, con experiencia en teatro y en el cine. “En la superficie –agregó el cineasta que con La paz ganó la competencia oficial del último Bafici–, mostramos cómo sería la historia de esa señora que mira detrás de la ventana, que va a hacer las compras y que uno va a su casa y aparentemente no tiene nada que contar ni decir, y en verdad, terminan siendo viajes internos muy profundos de estos seres en esos años y en ese momento.”

Tres para triunfar

Los planes de fomento estatal a la producción televisiva enriquecieron el mapa de ficción argentino en los últimos años. Las temáticas que abordan, los actores que participan y el origen de la producción llenaron de matices al ecosistema audiovisual. Tres de esas ficciones financiadas por el Ministerio de Planificación Federal y que forman parte del Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino (Bacua) también se sumarán a la pantalla de Canal 7, desde esta semana, ocupando la franja de las 22.30, de martes a jueves.

Protagonizada por Adrián Navarro, Miguel Angel Solá, Federico Luppi, Juan Palomino y Leonora Balcarce, ¿Quién mató al Bebe Uriarte? es la primera de las ficciones que aterrizará en la pantalla, desde esta noche. Basado en el libro homónimo de Rogelio Alaniz, la ficción se inscribe dentro del relato policial, un registro que la TV abierta recuperó gracias a la iniciativa estatal. La historia que tiene algo de policial negro y mucho de suspenso se dispara cuando un grupo de turistas descubre en una excursión un cuerpo sin vida. La investigación policial determinará que el cadáver pertenece a Esteban Uriarte, alias “el Bebe”, popularmente conocido como “el rey de la noche santafesina”. Entre la policía y un periodista pronto descubrirán que ese caso es mucho más que un asesinato con tentativa de robo, sino que forma parte de un entramado en el que el poder y los negocios salpican con sangre a personalidades poderosas de la provincia.

Dirigido por Gastón del Porto, Alejandro Carreras y Juan Pablo Arroyo, ¿Quién mató...? puede considerarse como uno de los ejemplos más interesantes de los concursos de ficción de calidad para el prime time promovidos por el Estado nacional, a partir de que en su realización contó con técnicos de diferentes puntos del país, que de otra manera no hubieran contado con la posibilidad económica y logística de llevar a cabo una ficción de estas características. A la vez, el programa cuenta en su elenco no sólo con actores consagrados, sino que se le suma una buena cantidad de colegas de las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba.

Como una muestra de la variedad estilística y temática que se propone poner en pantalla la emisora, mañana aterrizará Embarcados a Europa, una ficción para toda la familia contada en clave de humor. Protagonizada por Emilio Disi, Carlos Defeo, Celina Rucci, Gonzalo Urtizberea y Nazareno Casero, la comedia cuenta la historia de Francesco Canducci (Disi), un inmigrante italiano que se hizo famoso por inventar el helado que no se derrite, con el que consiguió hacer de sus heladerías las más famosas de la Argentina. La trama avanza cuando a Francesco le diagnostican de uno a tres meses de vida, situación a partir de la que quiere cumplir el sueño de volver a Italia en barco para reencontrarse con sus orígenes y mostrarles la hermosa familia que formó. El problema es que tuvo hijos con tres mujeres diferentes y cada uno de ellos tiene intereses distintos: uno sólo quiere la fórmula, otro, la fortuna y el otro, la familia.

Dirigida por Santiago de Bianchetti y escrita por Agustina Gatto, Joaquín Bonet y Santiago de Bianchetti, la propuesta se anima a desarrollar un humor popular y directo, sin por eso descuidar la producción. De hecho, Embarcados a Europa fue rodada durante siete semanas en un crucero que recorrió distintas ciudades de Italia, Francia, España y Argentina, en uno de los escasos programas financiados por el Estado nacional que se animó a grabar fronteras afuera del país. Embarcados... es, en realidad, una suerte de continuidad de un proyecto de dos temporadas que fueron estrenadas en Internet por Mancha Productora, el cual fue seleccionado por MSN en Mipcom, como uno de los cinco casos web de éxitos en el mundo.

El jueves, en tanto, será el turno de Bien de familia, la ficción que trae a la pantalla chica al cineasta Jorge Gaggero. La trama indagará en los complejos secretos de una familia de clase acomodada, contada desde la incondicional y particular mirada de su empleada doméstica. Protagonizada por Susana Pampín, César Bordón, Rossana Vezzoni, Cutuli, Sofía Palomino y Martín Papanicolau, Bien de familia se centra en el matrimonio entre Flora, psicóloga de profesión, y Mario, un financista relativamente exitoso, en pleno festejo de sus bodas de plata. Tras la fastuosa celebración, donde se pondrán en evidencia las fisuras que se ocultan en el interior de la pareja, Mario decide dejar la casa acuciado por deudas económicas de legitimidad dudosa y huir a esconderse en lo de Rosa, su mucama.

“Bien de familia tiene ingredientes policiales, pero el eje está puesto en investigar los vínculos humanos, el manejo del dinero y la composición de los afectos desde el punto de vista de la mujer que mejor conoce los secretos de la casa”, contó el director de Vida en Falcon, entre otros films. “Lo que me interesa mostrar es esa contaminación que hay entre las distintas clases, esa situación de contraste y mimetización que se da constantemente entre los patrones y la mucama”, subrayó el director, que con esta ficción retoma la relación entre empleado y empleador que ya había abordado en Cama adentro (2004), el film protagonizado por Norma Aleandro y Norma Argentina.

Desde la producción propia más experimental hasta los unitarios que buscan federalizar la producción, pero también la mirada sobre los vínculos humanos, la TV Pública renueva desde hoy su prime time a pura ficción. Una oferta para todo público que refuerza un espacio que a fuerza de prepotencia se va consolidando en la TV abierta argentina como una opción distinta para conocer otro tipo de historias.

Técnicas para estirar un éxito

Probablemente sea en la TV, como en ningún otro medio, donde con mayor énfasis se pone en práctica la máxima de que a los éxitos hay que exprimirlos al máximo. Al menos eso es lo que suele suceder con cuanto programa es acompañado por el público masivo. La más reciente demostración de esta tendencia es lo que sucede en la actualidad con las telenovelas extranjeras. Tras los éxitos de Escobar, el patrón del mal, en Canal 9 (a las 22), y de Avenida Brasil en Telefe (a las 17), ambos canales estrenaron ayer otras dos telenovelas internacionales. Intentando “colgarse” del éxito de las propuestas estrenadas a fines del año pasado, tanto Telefe como el 9 buscan extender sus buenas audiencias sumando a sus programaciones a Insensato corazón (a las 18 por Telefe) y El señor de los cielos (a las 22.30, por el 9), dos ficciones que tienen más de un punto en común con sus predecesoras: ambas son del mismo país de origen, de la misma casa productora y de temáticas similares.

Si Avenida Brasil descubrió que hay una audiencia importante en las tardes que gusta de propuestas de calidad, colocándose como el programa más visto de la TV argentina en dicho horario, Insensato corazón buscará mantenerlo un tiempo más frente al televisor. Esa parece ser la estrategia de Telefe, que pone al aire esta nueva producción de Rede Globo, en una trama de engaño, pérdidas y venganzas.

Por su parte, la experiencia de Escobar, el patrón del mal llevó a que Diego Toni, el director de programación del 9, buscara otra de las denominadas “narco novelas” para formar un tándem que mantenga a la audiencia. La elección recayó en El señor de los cielos. En este caso, la coproducción entre Telemundo y Caracol pone el foco de la trama en la vida de Amado Carrillo Fuentes, el ex jefe del cartel de Juárez, en México. Dueño de una enorme flota de aviones mediante los cuales transportaba la droga (de ahí su apodo), Carrillo Fuentes fue el capo del cartel de Juárez durante los noventa, década en la que transcurre la trama. Además de programarla inmediatamente después de Escobar..., la ficción cuenta con la participación de Andrés Parra, que vuelve a ponerse en la piel de Pablo Escobar, en un guiño que los fanáticos celebrarán.

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Angel Solá, una de las figuras de ¿Quién mató...?
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.