espectaculos

Domingo, 6 de enero de 2008

PLASTICA › INSTALL.EXE Y UN DIALOGO ENTRE TEXTURAS Y FORMAS

El atractivo de la materia

En la galería Masottatorres Nodo de Arte Contemporáneo, seis artistas experimentan con distintos lenguajes.

Para empezar, hay una paradoja: la instalación-exposición colectiva Install.exe (en la galería Masottatorres Nodo de Arte Contemporáneo, México 549) se podría definir, en primera instancia, como “inspirada en materiales biológicos” pese a su nombre tan fuertemente anclado en las tecnologías digitales. Es que más allá de los materiales que utilizan, la sensación que producen casi todas las obras expuestas o instaladas en el subsuelo del espacio es la de ser instantáneas de momentos vitales. Los seis artistas, además, parecen establecer un curioso diálogo a pesar de los distintos lenguajes. Unas cartulinas parecen, a la distancia, trenzas y músculos dibujados con microfibra. Una mirada cercana revela un interesante trabajo de tejido, que es el que logra el relieve que tanto llama la atención. A un lado, toda una esquina inspirada en el pop art y ciertos lenguajes del comic, pero que renuncia a las referencias explícitas para construir una ciudad viva, que late. Del otro lado, una ola de dos metros en negro y blanco. Una suerte de extensión de otra imagen indefinible que parece brotar del techo y apropiarse del espacio.

No es lo único que surge del cielorraso. Junto a la columna central del subsuelo hay una trenza (a falta de mejor definición) que aporta más texturas al lugar. El cronista detecta otro experimento con el techo: desde la planta principal de la galería se puede observar, por una rejilla, la instalación. Es otro punto de vista (quizás inesperado) que aporta otro ángulo de mirada, casi furtivo. Luego, para bajar, la escalera que da acceso a la exposición está flanqueada por un colchón colgado sobre el que se proyectan hombres que duermen. Hay aquí una instancia sugestiva: como al descuido, algunos metros más atrás hay almohadones con formas de torsos femeninos desnudos que interrogan sobre la soledad y la vida sexual contemporánea.

Finalmente, dos estructuras hechas con caños de PVC (¿un residuo industrial?) que –luego, y a pesar de ser obras de otro artista– pueden leerse como una introducción a “la puerta”. La puerta en cuestión es el acceso a la segunda video-instalación de la muestra (cuyo verdadero nombre es Imperativo de captura). Suerte de ruptura del espacio físico propuesto, Imperativo... es, además de las imágenes que presenta, un desafío al visitante. Hay que adentrarse en un angostísimo pasillo (de un metro de ancho, quizás un palmo más), suerte de no-lugar del edificio, redescubierto y aprovechado por las mismas características de crudeza que lo harían anatema de otras obras: humedad, oscuridad, estrechez.

Es que esta obra parte de fotografías y videos tomados en la Reserva Ecológica Costanera Sur que, como sabe cualquiera que la haya visitado, mantiene su status de “ecológica” de modo bastante precario. Sus orillas están llenas de desperdicios. Es en esta suciedad mezclada con la vegetación casi hasta el punto de parecer parte del paisaje natural de la reserva donde los trucos fotográficos alcanzan su mejor forma. Pero, como para alcanzar el río hay que pasar por sobre los desechos de la playa, también para alcanzar el libro de fotos hay que estirarse por encima del televisor que, desde el piso, nos muestra en un loop incesante imágenes de la reserva. “¿Qué es eso?”, es la pregunta que vale hacerse al mirar las fotos. Y dar forma a la respuesta es, también, dejar correr la imaginación. Que cada espectador recorra la muestra e intente dilucidar las respuestas que mejor le gusten. La artista confesó a Página/12 la naturaleza de los objetos fotografiados, pero no tiene sentido privar al visitante del saludable juego de adivinarlos. Y en este punto conviene retomar el resto de Install.exe, porque salvo excepciones, las figuras presentes siempre están más sugeridas que explicitadas sin por ello (nueva paradoja) caer en la plástica abstracta.

Cabe abrir otros interrogantes sobre el nombre de la muestra. Install.exe es el nombre estándar para los archivos ejecutables de Windows que sirven para instalar programas. Entonces, ¿qué es lo que está instalado? ¿Qué es lo que hay que instalar? ¿Qué parte de nosotros está en los resabios industriales de los tubos de PVC, en la necesidad de almohadas con formas de torsos? ¿Qué tenemos de naturaleza y qué de desechos?

Install.exe puede visitarse de lunes a viernes a las 14, o los sábados a partir de las 16.

Informe: Andrés Valenzuela.

Compartir: 

Twitter
 

Imperativo de captura, de Makarena Gagliardi.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared