espectaculos

Martes, 11 de noviembre de 2014

DISCOS › ANGEL RECOPILA TEMAS INéDITOS GRABADOS POR MERCEDES SOSA

La gran voz de América, siempre

Este álbum, que recoge grabaciones de diversos conciertos que la tucumana dio entre 1992 y 1996, en Europa y Latinoamérica, resulta valioso: sorprende la potencia de la voz y los infinitos matices del cantar de una artista en su mejor momento.

 Por Karina Micheletto

La condición inigualable de la voz y el canto de Mercedes Sosa hicieron perdurable su arte como representativo de todo un continente. No sólo eso: probablemente más importante, seguramente decisorio, fue lo que la tucumana supo construir a partir de esa condición vocal extraordinaria. Esa capacidad para marcar con canciones el aquí y ahora que le tocó transitar, esa condición de antena atenta con la que cimentó una identidad que fue folklórica, pero que también abrazó una cantidad de músicas de diversos palos y procedencias, descubriendo y redescubriendo autores y compositores a los que bendijo con su interpretación. Ambas particularidades suenan a primera escucha y siguen sorprendiendo en Angel, el disco que recoge grabaciones de la cantante tucumana que permanecían inéditas y que fueron realizadas en conciertos que dio entre 1992 y 1996 en Europa y Latinoamérica.

Así, en Angel sorprende la potencia de la voz y los infinitos matices del cantar de una artista en su mejor momento, junto a su guitarrista, Colacho Brizuela –a cargo de la mayoría de los arreglos–; el tecladista Popi Spatocco, otra presencia importante en su carrera; Carlos Genoni en bajo, Rubén Lobo en batería, Beatriz Muñoz en coros, más Lucho González invitado en un tema, un anónimo japonés que suena a canción de cuna (“Ni na no”) del que la edición, que no incluye datos de las grabaciones, no brinda mayores detalles. Más allá de esta carencia, el trabajo de Fabián Matus, hijo de Mercedes, en la idea y producción general, Fer Isella en la producción artística y el coleccionista Fernando Mengani en la tarea de seleccionar las cintas encontradas ha resultado en un disco valioso y diferente al de las ediciones post mortem que suelen aparecer de artistas de este nivel.

Entre los artistas que Mercedes Sosa fue sumando a los repertorios de sus giras está el autor del tema que da nombre al disco, el alemán Marius Müller-Westernhagen, “uno de los grandes músicos que tienen los jóvenes alemanes para amar”, lo presenta Mercedes con justa síntesis. Un cantautor del rock alemán –que canta rock en alemán– que la tucumana trae para sus orillas, como en tantos otros casos. Konstantin Wecker es otro que suma a su repertorio, traduciendo la bellísima “Yo canto porque tengo vida” y cantando también en alemán el verso que da nombre al tema. “Imagínense lo que es para mí, es como León Gieco”, presenta Mercedes –con esa simpleza con la que solía acertar a definir las cuestiones más profundas– a este cantautor, también actor, conocido en su país por sus posturas políticas y sociales.

Otra bella “incorporación” de Mercedes en el disco es “Pobre patria”, del polifacético italiano Franco Battiato, por quien la cantante sentía gran aprecio. Y está también “Con tantos palos que te dio la vida”, el poema del mexicano radicado en Cuba, y artífice de la Revolución Cubana, Fayad Jamis. Pueden también pensarse como incorporaciones, aunque locales, la canción de Alejandro Lerner “Pensando en ti”, que Mercedes transforma en un manifiesto de amor, y “El amor después del amor”, de Fito Páez, que aquí se guarda como final del disco.

Lo que resta del CD transita autores fundamentales del cancionero argentino, esa base sólida que también definió la carrera excepcional de esta tucumana. Mercedes recita y canta a Teresa Parodi, a María Elena Walsh –con la música de Lito Vitale–, a Víctor Heredia. Emociona con la “Crónica de un semejante”, de Hamlet Lima Quintana y César Isella; con esa obra de belleza universal que es la “Zamba del carnaval”, de Cuchi Leguizamón (presentada por error con la coautoría de Manuel J. Castilla). En ese territorio que su voz supo ensanchar, el de la mejor tradición de la canción, Mercedes Sosa sigue mostrando por qué es la gran voz de América.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.