espectaculos

Sábado, 23 de septiembre de 2006

DISCOS › PAGINA/12 PRESENTA MAÑANA UN CD DE TOM JONES

El sello inconfundible de un intérprete todoterreno

El cantante galés ofrece varios de sus mayores hits, además de personales versiones de temas de autores contemporáneos.

 Por Claudio Kleiman

Se presentó junto a los Beatles y Rolling Stones, fue íntimo amigo de Elvis Presley, a fines de los ’80 tuvo un hit con un tema de Prince junto al grupo electrónico Art Of Noise, en los ’90 apareció en Mars Attacks! de Tim Burton y cantó junto a Robbie Williams, y en 2006 fue nombrado Sir por la reina Isabel II. La carrera de Tom Jones es una de las más perdurables de la música pop, y no sólo su garganta conserva el poderío de siempre sino que un poco como si fuera una especie de Sandro galés sigue manteniendo la fama de símbolo sexual, que hizo que durante los ’60 y ’70 le llovieran prendas íntimas de mujer sobre el escenario.

Durante todo este tiempo, el cantante ha incursionado en los más diversos estilos, incluyendo pop, rock, r&b, country, big band, dance y jazz y continúa siendo un artista relevante en la actualidad. Tom Jones, el disco que presenta Página/12, fue grabado durante sus legendarios Especiales “Coast To Coast” para la televisión norteamericana, realizados entre finales de los ’70 y comienzos de los ’80, y representa una buena sumatoria de su carrera, ya que contiene algunos de sus mayores hits, como “Green, Green Grass of Home”, “She’s a Lady”, “What’s New Pussycat?”, “Delilah” y “Daughter of Darkness”. Tom también realiza personales versiones –una constante a lo largo de su carrera–, de temas de grandes compositores contemporáneos como los Rolling Stones (“Satisfaction”), Rod Stewart (“Do Ya Think I’m Sexy?”) y Kris Kristofferson (“Help Me Make it Through The Night”), y aparece cantando a dúo junto a estrellas invitadas como Deniece Williams, Dionne Warwick y Tina Turner; con esta última, en una caliente versión de otro tema de Stewart, el recordado “Hot Legs”.

Su verdadero nombre es Thomas Jones Woodward. Nació el 7 de junio de 1940, en Pontypridd, South Wales, Gran Bretaña. Tom comenzó a cantar desde temprana edad, y aún en su infancia ya demostró que era algo especial, cuando lo echaron del coro de su escuela porque su voz tapaba las del resto de sus compañeros. Para fines de los ’50, al igual que tantos adolescentes, Tom se sintió cautivado por los nuevos sonidos del rock’n’roll que le llegaban a través de la radio. Su primera banda fue Tommy Scott and the Senators, quienes grabaron algunos temas junto al legendario productor Joe Meek. En 1964 fue “descubierto” mientras se presentaba en Pontypridd por el productor Gordon Mills, ex miembro del grupo vocal británico The Viscounts, quien se convirtió en su manager. Más adelante, Mills declararía sobre ese encuentro: “Los primeros compases fueron todo lo que necesitaba escuchar. Esos pocos segundos me convencieron de que allí había una voz que podía llegar a ser el cantante más grande del mundo”. Mills cambió su nombre por el de Tom Jones, inspirado en la película del mismo nombre, y llevó al cantante a Londres, donde comenzó la segunda fase de su carrera.

Al principio, no todo fueron rosas. Las compañías discográficas encontraban su estilo demasiado crudo y abrasivo, y la voz de Tom (que era confundida con la de un cantante negro) estruendosa y poco refinada. Para colmo, sus movimientos en escena, de una abierta sexualidad, provocaban comparaciones con Elvis. Tom firmó para Decca Reccords, y en 1965 su segundo single, “It’s not Unusual”, una canción escrita por Mills y Les Reed (originalmente para que fuera cantada por Sandie Shaw) llegó al primer puesto del chart británico y al 10º en EE.UU., estableciendo a Jones como un solista exitoso, en una escena dominada por los grupos, durante el apogeo de la “beatlemanía”. Sería el comienzo de una sucesión de éxitos, entre ellos “Once Upon a Time”, “With these Hands”, el clásico de Bacharach “What’s New Pussycat?” (del film homónimo, con guión de Woody Allen), y “Thunderball”, tema central del film de James Bond, protagonizado por Sean Connery. En 1966, Tom lanzó el single más exitoso de toda su carrera, “Green, Green Grass of Home”, un tema country que había escuchado por Jerry Lee Lewis, pero que en su voz se tornaba un homenaje a su nativa Gales. Al año siguiente, Jones cantó por primera vez en el club Flamingo, en Las Vegas, ciudad a la que retornaría una y otra vez. En 1968, llegaría uno de sus temas más recordados, “Delilah”, un oscuro relato de infidelidad y asesinato. Durante las temporadas en el Caesar’s Palace de Las Vegas sus espectáculos cargados de tensión sexual dieron origen a lo que se convertiría en parte integral del folklore de sus presentaciones: la costumbre de la platea femenina de arrojar prendas íntimas al escenario. Hacia el final de la década, Jones estableció su base en EE.UU. y comenzó con un show de televisión titulado This is Tom Jones, que se emitió entre 1969 y 1971 con gran éxito.

Durante la primera mitad de los ’70, los hits continuarían llegando regularmente, entre ellos “Daughter of Darkness”, “She’s a Lady”, “Till”, “I (Who have Nothing)”, “Can’t Stop Loving you”, “Without Love” y “The Young New Mexican Puppeteer”. Pero a partir de 1977, cuando su estilo era considerado antiguo para los charts de música pop, el cantante eligió concentrarse en el mercado de música country, donde también obtendría una serie de éxitos. En 1986 falleció Gordon Mills, y el hijo de Jones, Mark Woodward, se convirtió en su nuevo manager, insuflando nuevos bríos a la por entonces alicaída carrera del cantante. En 1987 la balada “A Boy from Nowhere” marcó el reingreso de Jones en los charts. Sólo unos meses más tarde, Tom apareció en el conocido show The Last Resort cantando una potente versión de “Kiss”, de Prince. La grabación de esta canción junto al grupo electrónico The Art Of Noise no sólo fue un hit, sino que además llevó el nombre y la imagen de Jones a una nueva generación.

La curva ascendente siguió con su aparición en el film Mars Attacks!, de Burton, donde además de su rol actoral (interpretándose a sí mismo), apareció cantando “It’s not Unusual”. En 1998 se presentó en los Brit Awards junto a Robbie Williams, interpretando un “meddley” de las canciones del film The Full Monty. Siempre consciente de las nuevas tendencias en la música pop, Jones publicó “Reload”, que lo presenta en duetos junto a una larga serie de artistas que incluye a Simply Red, The Pretenders, Robbie Williams, Stereophonics y Portishead, entre otros. El álbum se convirtió en uno de los más exitosos de su carrera.

Durante los últimos años, Tom recibió los halagos y condecoraciones que se reservan para los auténticos mitos vivientes: el 28 de mayo de 2005 se realizó un gran concierto en Ynysangharad Park, Pontypridd, para festejar su cumpleaños 65, siendo la primera vez que el cantante tocaba en su ciudad natal desde 1964. En 2006 se convirtió en Sir Tom, al ser condecorado como Caballero por la reina Isabel II.

Compartir: 

Twitter
 

Tom Jones, una de las grandes voces de la música pop.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.