espectaculos

Miércoles, 11 de enero de 2006

TELEVISION › DANIEL DIEZ, DEL INSTITUTO DE TELEVISION CUBANO

Experiencia en la Sierra Maestra

Hace quince años, equipos de televisión trabajan junto a los campesinos de la sierra, reflejando su estilo de vida.

 Por Oscar Ranzani

La Sierra Maestra, territorio emblemático de las luchas por la Revolución Cubana, encierra un secreto televisivo. Allí donde se encuentra la Comandancia del Che Guevara funciona desde enero de 1993 la Televisión Serrana, una experiencia comunitaria que busca revalorizar la cultura de los campesinos de esa zona montañosa. El mentor de la idea fue Daniel Diez, actual vicepresidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión, periodista, sonidista y musicalizador que trabajó durante años junto al prestigioso documentalista Santiago Alvarez. Diez notó durante esos años que la cultura del campesino no estaba siendo divulgada lo suficiente en su país. Entonces, puso en marcha el proyecto que, posteriormente, recibió apoyo de la Unesco. “Nosotros somos de la idea que para hacer trabajos comunitarios hay que estar en ese lugar, vivir allí”, explica Diez a Página/12, durante su visita a Buenos Aires.

“Yo soy de la ciudad de La Habana –cuenta–. Me fui con algunos compañeros que tenían conocimiento del mundo audiovisual y queríamos ayudar a la formación de estos jóvenes, hijos de campesinos. Construimos unas cabañas en la montaña para poder vivir allí. Porque se vive allí y se produce allí, no hay separación.” El lugar específico donde funciona la TV Serrana es el municipio Buey Arriba, de la comunidad San Pablo Yao, que en lengua india significa “cacique”. Se trata de un pueblo de aproximadamente 30 mil habitantes donde la principal producción es el café. Allí filmaron hasta el momento 239 documentales de diversas temáticas relacionadas con la ecología, la mujer, la niñez y la adolescencia, las talas de árboles y los viejos oficios, entre otros. “Se hizo un documental sobre un hombre que toca el tres. Silvio Rodríguez escuchó a este hombre y llegó a decir que es el mejor tresero que hay en Cuba. Y gracias a ese trabajo de la Televisión Serrana hubo un reconocimiento a su obra”, comenta.

La Televisión Serrana no funciona a través de una señal sino que los propios pobladores ven los documentales en comunidad y debaten, transmiten sus inquietudes y de la discusión surgen nuevos temas para elaborar trabajos televisivos. En plena Sierra Maestra funciona la escuela de la TV Serrana: “Nosotros tenemos una forma de trabajo a la que llamamos ‘grupo de creación alternativo’–subraya Diez–. Hay jóvenes en otros municipios de la provincia de Granma que no pertenecen oficialmente a la Televisión Serrana, pero fueron formados en el Centro de Estudios para la Comunicación Comunitaria. Es una escuela donde formamos hombres y mujeres en lo que hace al mundo audiovisual y al trabajo comunitario. Cada cierto tiempo, ellos vienen con ideas de trabajos a realizar, lo llevan a la Televisión Serrana, se discuten y ese trabajo después se hace junto con ellos”.

A su vez, los hijos de campesinos de la Sierra Maestra son capacitados en esa escuela como sonidistas, musicalizadores, productores, editores, asistentes de edición y camarógrafos. “Ellos estudian y trabajan allí. No hay un director. Son los creadores reunidos alrededor de una mesa que presentan los guiones, los proyectos. Se discute cada proyecto. Se dice qué proyecto tiene qué defecto, en qué proyecto se tiene que investigar más, cuál es el que se va a llevar a cabo. La idea es revalorizar la cultura: cómo siembra el campesino, cómo baila, lo que le produce tristeza, lo que le produce felicidad, las forma de hablar”, destaca Diez.

–¿Esta experiencia televisiva favoreció el desarrollo de la comunidad en la que está inserta?

–Ayudó mucho. Se les abrieron las puertas a los niños: encuentros, debates, películas, exposiciones. El hombre que vive en la montaña habla poco, mide lo que va a decir, es un poco hacia adentro. Logramos que la comunidad tuviera cambios desde el punto de vista de la construcción de calles, de caminos, de aceras; que les mejoraran el sistema de agua. Se logró construir un lugar de esparcimiento. Los campesinos se sintieron dueños de esa televisión.

Compartir: 

Twitter
 

“Para nosotros, la televisión debe acercar el arte.”
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.