espectaculos

Sábado, 9 de octubre de 2010

TELEVISION › FLORENCIA PEñA Y NATALIA OREIRO, MAS ALLA DE TODO ESTEREOTIPO

Una lucha que nunca termina

Mientras la TV abierta habitualmente reserva a la mujer un lugar cosificado y sexista, dos propuestas en el cable buscan despertar conciencias sobre prejuicios y atropellos: Se dice de mí, por Encuentro, y Cuando dije basta, en Cosmopolitan TV.

 Por Emanuel Respighi

La televisión argentina suele cosificar a la mujer a cada instante. Sea a través de las ficciones, los ciclos de entretenimiento o ciertos periodísticos, el sexo femenino es reflejado por la pantalla chica desde una visión monolítica, subrayando anacrónicos estigmas propios de sociedades menos civilizadas que la actual. Casi como respuesta a esa representación que los canales de aire nacionales profundizan a partir de la reiterativa utilización del estereotipo sexista, la TV por cable trae dos propuestas que abordan el universo femenino desde otro lado. Desde hoy, los lunes a las 21.30, Canal Encuentro emitirá Se dice de mí, un ciclo conducido por Natalia Oreiro que repasa la lucha por los derechos de las mujeres y su participación en la vida social, política, económica y cultural de Argentina. En tanto que el lunes a las 22, Cosmopolitan TV hará foco en el universo femenino al estrenar Cuando dije basta, un documental conducido por Florencia Peña que indaga sobre la violencia contra la mujer.

La mujer como motor vital de la sociedad y como víctima de la violencia de género. Esos son los ejes, contrapuestos y complementarios, que el cable decidió abordar en paralelo. Independientemente de que uno se trate de una serie de trece episodios y otro de un único capítulo, las similitudes trascienden el objeto de análisis: ambos aportan su mirada a partir del género documental-testimonial. También uno y otro canal eligieron a dos figuras del espectáculo como caras visibles de las propuestas, conocedores de que hay mensajes que penetran con mayor potencia y en todos los estratos socioeconómicos en boca de un artista. En este caso, de dos actrices populares y comprometidas con el mundo que las rodea.

Por orden de aparición, Se dice de mí es una coproducción de Encuentro y el Consejo Nacional de las Mujeres, que pretende repasar la diversidad que asume el rol de las mujeres en la actualidad y sus conquistas a lo largo de la historia argentina. Realizado por La Brújula, cada envío de la serie gira en torno de un tema central, abordado a través de historias en formato documental que ilustran las problemáticas que las mujeres vivieron, y en algunos casos viven, en tanto sujetos sociales. El episodio presentación enfocará su atención en la vida de las miles de mujeres campesinas “que viven alejadas de los centros urbanos, con un limitado acceso a la salud, la educación, la comunicación, pero se organizan para luchar por su derecho a la propiedad de la tierra, el acceso al agua potable y el cese de la contaminación”. Le seguirán otros centrados en los derechos sobre salud sexual conquistados por las mujeres, acerca del acceso a la cultura del género, y referidos a las condiciones de existencia de las mujeres indígenas en el país, entre otras tantas problemáticas.

“El programa está basado en los lineamientos de las políticas y acciones del Consejo Nacional de las Mujeres y la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer”, cuenta Oreiro a Página/12. “Se dice de mí –detalla– hace un racconto del papel de la mujer a lo largo de la historia, y resulta increíble aún hoy que derechos fundamentales como el voto femenino o a la educación se hayan conseguido en el siglo XX. Pero no es menos llamativo que hoy tengamos que seguir luchando para que el sexo femenino tenga las mismas posibilidades laborales que los hombres y para que se erradique la violencia de género, entre otras cuestiones pendientes. Es inadmisible que los medios, que son formadores de opinión, naturalicen comunicaciones marcadamente sexistas. Creo que eso se debe, en parte, a que la mayoría de los puestos de los medios están cubiertos por hombres: en la TV sólo el 20 por ciento de los trabajadores son mujeres, y en la radio el número llega al 30 por ciento.”

Producido por Cosmopolitan TV, Cuando dije basta es un documental que muestra (la) otra cara. La violencia de género, en este caso, se materializa por medio de entrevistas realizadas por Peña a diferentes mujeres de toda la región que sufrieron el maltrato doméstico y no sin esfuerzo pudieron recuperarse. Con una mirada crítica al sistema legal y cultural respecto de una problemática que, según datos oficiales, padecen tres de cada diez mujeres de Latinoamérica (la violencia doméstica es uno de las principales causales de muerte de mujeres en el continente), el documental reflexiona sobre la temática con la finalidad de aportar una mirada pedagógica y educativa que trascienda a la mera sucesión de testimonios testigos. La opinión y los consejos de especialistas consultados cumplen una función esencial para el objetivo preventivo del trabajo.

“La idea de Cuando dije basta es plantear a la violencia de género como un problema real y concreto al que hay que sacar a la luz pública para poder solucionarlo”, explica Peña a Página/12. “Pese a lo que se cree, lejos de disminuir, la violencia contra la mujer crece en toda la región. Por eso creo necesario que desde los medios se llenen menos páginas sobre moda o estética femenina, para darle más lugar a campañas de concientización y prevención sobre un problema que no distingue jerarquías sociales, culturales o económicas. Los mensajes que los medios difunden una y otra vez incentivan la idea de que la mujer es un objeto sometido al poder del hombre. El Estado y la Justicia deben comprometerse más con la causa porque sucede que está tan naturalizado el problema que muchas veces la policía no da crédito a las denuncias sobre hombres golpeadores que algunas mujeres realizan”, cuenta la actriz y productora.

La elección de Oreiro y Peña para presentar programas de anclaje social no es casual: se trata de actrices a las que las cifras de rating que alcanzan en las ficciones que protagonizan no les impide mostrar su faceta cotidiana, ciudadana, comprometida. De hecho, mientras a la uruguaya se la reconoce por su militancia en la protección del medio ambiente (condujo Recurso natural en Canal 7 y participó de varias campañas de Greenpeace) y en contra de la trata de personas, Peña se convirtió en el último tiempo en una activa militante de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, y siempre colaboró en diferentes campañas de concientización sobre el cáncer de mama. Por eso, ambas actrices coinciden en señalar que este tipo de trabajos televisivos tiene un peso diferente a cualquier otra participación mediática relacionada con la actuación.

“Poder aportar conciencia y ayuda sobre alguna cuestión social, más allá de lo que pueda brindar arriba de un escenario o en un estudio de TV, me hace feliz. Devolverle al público algo de todo lo que me dio en una acción concreta extra artística es una manera de militancia: es la forma que elegí para contribuir a que las cosas mejoren un poco”, confiesa Peña, que el año próximo pondrá su cara a una serie sobre mujeres y maternidad para canal Encuentro. En la misma sintonía, Oreiro sostiene que elige hacer este tipo de propuestas “porque me dan la posibilidad de comunicar cuestiones que me interesan y por las que quiero luchar. Aun cuando no disfruto la conducción, no me siento cómoda en ese rol ni creo tener las herramientas necesarias para desenvolverme satisfactoriamente. Además, tengo que aprovechar que gracias al reconocimiento que tengo como actriz lo que digo puede llegar a todo el país y hacer que la gente le preste más atención a todo aquello que digo y hago”. No sobran los ejemplos de actrices o actores de su generación que consideran que su profesión conlleva también una responsabilidad social fuera del escenario. Bienvenida la participación de Oreiro y Peña en este tipo de propuestas, entonces. La vida, al menos para algunos, no pasa únicamente por el rating.

Compartir: 

Twitter
 

“Esto me da la posibilidad de comunicar cuestiones que me interesan y por las que quiero luchar”, dice Oreiro.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared