espectaculos

Jueves, 27 de octubre de 2011

TELEVISION › KIRCHNER, A UN AñO DE SU MUERTE, ESTA NOCHE EN INFINITO

Palabras, sobre todo hechos

El documental apela a una multitud de voces para armar el relato del ex presidente, pero no deja nunca de hacer hincapié en eso que terminó cimentando la leyenda del homenajeado: la serie de medidas que tomó desde que asumió en un país devastado

 Por Emanuel Respighi

“Quisiera que me recuerden/ sin llorar ni lamentarme/ Quisiera que me recuerden/ por haber hecho caminos/ por haber marcado un rumbo/ porque emocioné su alma/ porque se sintieron queridos, protegidos y ayudados/ porque interpreté sus ansias/ porque canalicé su amor/ Quisiera que me recuerden/ junto a la risa de los grises/ la seguridad de los justos/ el sufrimiento de los humildes/ Quisiera que me recuerden/ con piedad por mis errores/ con comprensión por mis debilidades/ con cariño por mis virtudes/ Si no es así, prefiero el olvido/ que será el más duro castigo por no cumplir mi deber de hombre.” El poema escrito por el obrero detenido-desaparecido Joaquín Enrique Areta, en la voz de Néstor Kirchner en 2005, eriza la piel y conmueve el alma de quien escucha. Por lo que dice y por la particular, inconfundible dicción de quien lo lee, en el epílogo de Kirchner, a un año de su muerte, el documental que Infinito estrena hoy a las 22.

Realizado por Anima Producciones, el trabajo documental muestra el recorrido político de Kirchner y los cambios que ocurrieron en la Argentina desde que asumió como presidente, en mayo de 2003, hasta su muerte. Utilizando imágenes de archivo, el relato hace foco en la vida política del presidente que asumió con la menor cantidad de votos de la historia argentina (con poco más del 22 por ciento, había perdido con Carlos Menem en primera vuelta), y que cuatro años después dejó su cargo con uno de los mayores porcentajes de aceptación popular. Un político que desde esa endeble posición inicial –personal e institucional– se animó a poner en marcha un proceso de profunda transformación política, social y cultural, que Cristina Fernández de Kirchner continúa hasta el día de hoy, ocho años después de haberse iniciado, con un apoyo que el domingo alcanzó el 54 por ciento de los votos.

Recorriendo los principales contratiempos que el protagonista tuvo que sortear, y las medidas que puso en marcha durante su gestión para modificar el rumbo de un país devastado, el documental parte de la idea de que Kirchner modificó el foco de la política argentina, a partir de tomar decisiones que fueron a contramano de lo que el establishment político-económico-mediático imponía desde décadas atrás y que pretendía imponerle. Aquel viaje a Entre Ríos a los dos días de haber asumido para resolver personalmente el conflicto docente fue la primera de una larga serie de medidas que demostrarían su particular forma de ejercer la política. Luego vendrían la orden de no reprimir las manifestaciones, la reestructuración de la Corte Suprema de Justicia, la anulación de las leyes de punto final y obediencia debida, el proceso de reorganización del pago de la deuda externa para ganar autonomía y la histórica Cumbre de las Américas en Mar del Plata, cuando desechó el intento de Estados Unidos de incorporar a América latina al ALCA, para muchos el puntapié inicial del nuevo mapa político latinoamericano.

Con un guión y una edición sencilla, Kirchner... repasa cronológicamente el mandato del ex presidente, fallecido hace hoy un año. Pese a sus fallas en esos dos aspectos, la síntesis en 48 minutos de artística de las políticas que implementó bastan para corroborar el rol imprescindible que el patagónico cumplió en el proceso político y económico de inclusión que desde 2003 se desarrolla en el país. Y va más allá: el documental refleja que su incidencia política cruzó las fronteras nacionales, para encabezar el encuentro que en la última década acercó a los países latinoamericanos, tanto en su rol de primer secretario general de la Unasur, como impulsor del Banco del Sur, cuya firma del acta fundacional se realizó en Argentina un día antes de culminar su gestión presidencial.

Como suele suceder en estos casos, el trabajo se vale de numerosos testimonios que intentan construir, definir, a la persona a la que se rinde homenaje. En ese aspecto, el recorrido propuesto por Kirchner, a un año de su muerte se luce particularmente, ya que buena parte de los jefes de Estado, contemporáneos a Kirchner y también actuales, brinda valiosas palabras. Evo Morales, José Mujica, Juan Manuel Santos y Lula da Silva son algunos de los mandatarios que recuerdan a Kirchner, no desde el aspecto personal, sino a través de los detalles con los que el hombre político solucionaba los conflictos. Todos rescatan su enorme capacidad para retomar el sueño sanmartiniano de “Patria grande”. En este rol, Kirchner se destacó colaborando en mitigar el pleito diplomático entre Colombia y Venezuela, pero también ayudando a restablecer en su puesto a Rafael Correa, presidente de Ecuador, tras el intento de golpe de Estado de septiembre de 2010.

Además de los distintos mandatarios, Kirchner... cuenta con los testimonios de funcionarios y ex funcionarios de Gobierno (de Alberto Fernández hasta Juan Manuel Abal Medina, pasando por Oscar Parrilli, Daniel Filmus y Fernando Navarro), dirigentes sociales (Hebe de Bonafini y Estela de Carlotto), miembros de la Corte Suprema (Eugenio Zaffaroni) y hasta periodistas de diversa ideología (como Martín Granovsky, Nelson Castro y Joaquín Morales Solá). Un documental que sin buscar de manera premeditada la emoción, logra conomover a los que están del otro lado, con sólo mostrar y analizar desde la pluralidad de voces consultadas las medidas impulsadas por Kirchner. El material de archivo, su peculiar estilo político, alejado de cualquier protocolo e investidura, no hacen más que corroborar la idea de que no hay mejor manera de definir a una persona que repasando su trayectoria y mostrando cada cosa que llevó adelante. Cuando hay hechos, actitudes y voluntades, las palabras sobran.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner en la Cumbre de las Américas de 2005, cuando junto a Hugo Chávez le cerró la puerta al ALCA.
Imagen: Pablo Piovano
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.