espectaculos

Viernes, 6 de abril de 2012

TELEVISION › LA AGRESION AL EQUIPO DE CQC EN PINAMAR

Trompadas contra la investigación

Hay ocasiones en las que la TV funciona como un contrapoder, aun cuando no sea su tarea. Valga como demostración la emisión de anteanoche de CQC (miércoles a las 22, por América), en donde el programa de Eyeworks-Cuatro Cabezas mostró las imágenes de la agresión sufrida por Gonzalo Rodríguez y su equipo cuando realizaban una investigación en Pinamar sobre un posible hecho de adjudicación fraudulenta de viviendas sociales. En el marco de la sección “Proteste ya”, el ciclo puso al aire los golpes sufridos por el notero y sus camarógrafos y productores de parte de una “patota municipal”, cuando quisieron entrevistar a Blas Altieri, intendente de Pinamar, acusado de haber beneficiado con viviendas sociales a familiares –incluida una de sus hijas– y conocidos suyos. El martes último, la producción de CQC había recibido un mensaje telefónico intimidatorio para que no emitiera el informe.

En el estudio, fue el mismo Rodríguez quien dio detalles de lo ocurrido. “Hay 22 de las 25 casas adjudicadas que se las habían dado a las hijas, sobrinas y amigos del intendente e hijos de funcionarios. Fuimos a buscar a Altieri en un acto sobre Malvinas. Intentamos entrevistarlo, pero fuimos agredidos por una patota municipal”, señaló. Según sus propias palabras, los agresores –claramente identificables a través de las imágenes– son empleados y funcionarios de Pinamar. Entre ellos, indicaron en el programa, se encuentran Jorge Liberanome (responsable del IPS), Marcelo De Marco (responsable de Seguridad en Playa), Juan Cáceres (trabaja para Liberanome), Jorge Yesa (subsecretario de Deportes), Leandro Bordalejo (empleado de Deportes), Leandro Briñoles (director de Servicios Urbanos), Jorge Ferreiro (director de tránsito) y Roberto Baena (director de Fiscalización).

En las imágenes se puede apreciar cómo al momento de intentar entrevistar a Altieri los violentos comenzaron a agredir al equipo de CQC a través de golpes de puño y patadas, que obligaron a que los periodistas tuvieran que ser escoltados por la policía hasta la comisaría local, para resguardar su integridad. Según señaló Guillermo López, uno de los conductores del programa, tras la emisión del informe hubo una espontánea marcha de los vecinos de Pinamar exigiendo al intendente explicaciones por lo sucedido.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.