espectaculos

Martes, 20 de mayo de 2014

TELEVISION › LA TIRA DE POL-KA SE LLEVO EL MARTIN FIERRO DE ORO

La gran noche de los Farsantes

El Trece, que transmitió la ceremonia, fue el canal que más estatuillas cosechó, con 14. Telefe se llevó 9 y la Televisión Pública 6. Aunque no hubo chispazos discursivos ni momentos divertidos, resultó emocionante el homenaje a los artistas fallecidos.

 Por Emanuel Respighi

La mejor ficción de la TV argentina de 2013 ganó el Martín Fierro de Oro. Como viene ocurriendo desde 2001, una ficción se alzó con el premio más codiciado de la noche: Farsantes, la tira diaria de Pol-ka para El Trece, se llevó ocho estatuillas, convirtiéndose en la gran ganadora de una noche en la que no hubo chispazos discursivos ni momentos divertidos. La ficción protagonizada por Julio Chávez, que expuso por primera vez una historia de amor homosexual como eje central de una novela, ganó en casi todos los rubros en los que competía, desde dirección y guión hasta en las principales categorías actorales. Transmitida por El Trece, la ceremonia apenas si sirvió para que al final un exultante Adrián Suar encendiera la polémica con un discurso en el que cuestionó la programación en las grillas argentinas de las novelas brasileñas (en referencia al fenómeno de Avenida Brasil), reivindicando la ficción argentina como “la mejor”. Como siempre, nadie de la comunidad televisiva osó cuestionar la legitimidad y representatividad del premio.

Los números dicen que la pantalla de El Trece fue la que más gauchos ganó, con un total de catorce (incluido el Oro), de los cuales ocho los aportó Farsantes y tres Solamente vos, ambos productos de la factoría Pol-ka. Envalentonado por esa cosecha, en su rol de director artístico de la productora y el canal, Suar les declaró la guerra a las ficciones brasileñas, defendiendo el trabajo y la calidad de la industria argentina. “El Trece me dio la gran oportunidad de transformarme en productor de TV. La ficción argentina, las que hacen Telefe u otras productoras independientes son fantásticas. Las quiero homenajear con este premio. El otro día debatía con un amigo sobre las ficciones brasileñas, a partir de un artículo que señalaba que las ficciones argentinas debíamos aprender de las brasileñas. Por supuesto que tenemos que aprender, pero quiero decir que en la Argentina se hace una ficción extraordinaria. Recuerdo con todo cariño que Brasil, en los ’60, vino a aprender a la Argentina a hacer ficción”, subrayó Suar, hacia el final de una velada en la que no había habido discursos altisonantes.

Los dichos de Suar, seguramente, marcarán el pulso de un debate dentro de la industria televisiva. Sus palabras parecieron apuntar directamente a Avenida Brasil, la lata brasileña, producida por Rede Globo, que desde su estreno se convirtió en el programa más visto de la TV argentina, superando incluso a Showmatch en la competencia directa. Pero, además, hay quienes piensan que esa crítica y defensa del producto argentino del género era también un tiro por elevación a Telefe, el canal que primero la programó a la tarde y que actualmente lo hace a las 22.30, en pleno prime time, un espacio históricamente dedicado a la producción local. Si bien las palabras de Suar son entendibles, desde el punto de vista de que es el principal productor de ficciones de la TV local y que les ha dado trabajo a infinidad de profesionales a través de Pol-ka, no dejan de sonar oportunistas: el mismo Suar había programado la telenovela brasileña Fina Stampa para competir con Avenida Brasil meses atrás. La diferencia es que, en el caso de El Trece, la lata no funcionó y fue levantada a la semana de haberse estrenado.

El otro gran ganador de la noche fue Julio Chávez, el actor que interpretó a Guillermo, la cabeza de ese buffet de abogados que tuvo que pelear por su amor durante toda la trama de Farsantes. Al haber sido elegido como mejor protagonista de ficción diaria-novela, se le sumaron los constantes agradecimientos de los compañeros de la ficción, cada vez que alguno subía al escenario a recibir alguna estatuilla. “Me llevo de Farsantes algo muy importante, personal: nunca he hecho una escena de amor en mi vida personal con la entrega con la que hice la del programa. Me he enamorado muchas veces pero nunca alcancé esa intensidad. Pido disculpas a todos aquellos con quienes no pude hacer en la realidad esa escena”, confesó el actor. La omisión de todos y cada uno de los que tomaron la palabra de recordar el trabajo en la ficción de Facundo Arana (sólo Suar lo mencionó al pasar) “blanqueó” el conflicto interno que tuvo la tira y que –ante los alejamientos de algunos actores– llevó a que la trama perdiera potencia narrativa en los últimos meses. El de Farsantes es el tercer Martín Fierro de Oro que obtiene un programa protagonizado por Chávez, luego de los obtenidos por Tratame bien y El puntero.

En la cosecha por canales, a El Trece le siguió Telefe, con un total de nueve estatuillas. Entre ellas, Telefe Noticias Segunda Edición ganó la categoría noticiero, en lo que se leyó como el cierre de la polémica acontecida el año pasado, cuando con la transmisión de Telefe Telenoche le había arrebatado esa estatuilla. El concurso de canto e imitación Tu cara me suena, producido por Endemol, se llevó dos gauchos: como mejor ciclo de entretenimiento y producción integral. También se alzó con dos Peligro! Sin codificar, que fue elegido como mejor humorístico y Martín “Campi” Campilongo ganó por su labor en el rubro.

Las históricas veinticinco nominaciones de Canal 7 se tradujeron en seis estatuillas para la TV Pública. La adaptación local de la segunda temporada de En terapia le dio tres galardones al canal estatal: al premio de mejor unitario se le sumó el que obtuvo Diego Peretti como protagonista y Roberto Carnaghi como actor de reparto. La clase magistral Borges por Piglia que emitió el 7 se llevó el Martín Fierro en la categoría cultural/educativo, y la periodista y locutora Gabriela Rádice obtuvo otro por su labor periodística en TV. Fútbol Para Todos fue reconocido como mejor programa deportivo. El reconocimiento a los 30 años de profesión de Nadia Zyncenko, la histórica meteoróloga del 7, rompió la monotonía de la ceremonia con un discurso encendido de agradecimiento, que provocó la primera gran ovación de la noche. En el medio de la frivolidad, el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, sorprendió al subir al escenario para recibir un reconocimiento por el “subsidio” que el Gobierno de la Ciudad le da a Aptra (?). Inexplicable.

En una velada en la que no pasó mucho, resultó emocionante el homenaje a los artistas fallecidos, en el que la voz en off de Alfredo Alcón hizo lagrimear a más de uno (tanto de los que estaban en la ceremonia como los que miraban desde sus casas). Los 22,3 puntos de promedio de la transmisión televisiva, la más baja desde 2009, parecerían ser una señal de agotamiento de un premio que parece demasiado librado a las necesidades del canal que compra los derechos. Una permeabilidad y falta de criterio artístico que, lamentablemente, les hace perder valor a los reconocimientos que obtienen programas y profesionales de la TV y la radio que se los merecen. Pese a Aptra.

Compartir: 

Twitter
 

El elenco de Farsantes celebró ruidosamente cada estatuilla que se llevó el programa.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.