espectaculos

Miércoles, 15 de octubre de 2014

TELEVISION › DEBATE EN EL MIPCOM SOBRE EL FUTURO DE LA PANTALLA CHICA

Ahora, es adaptarse o morir

En el gran mercado audiovisual del mundo, el responsable de la cadena mexicana Televisa señaló que “no sabemos dónde acabará esta revolución digital”. Por su parte, su par de Netflix dijo que hoy “se programa para un mundo sin fronteras”.

 Por Emanuel Respighi

Página/12 En Francia

Desde Cannes

La disyuntiva, letal, sin rodeos, no la tiró al pasar ningún periodista en búsqueda de repercusión. Tampoco un productor pequeño hablando desde el resentimiento. Mucho menos un gestor de contenido online, queriendo sacar tajada de una falsa dicotomía. El dilema lo lanzó Emilio Azcárraga Jean, CEO del gigante mexicano Televisa, uno de los grupos audiovisuales más grandes del mundo, de larga historia en la TV tradicional. “Adáptate o muere”, dijo, ante los ojos del mundo durante la apertura del Mipcom 2014. “Lo primero que tenemos que entender es que nos tenemos que equivocar todas las veces que sean posibles, porque no sabemos dónde acabará esta revolución digital o qué plataforma se terminará imponiendo. Algo es seguro: ya no basta con la calidad de las producciones; también es necesario pensar cómo entregar ese contenido y en qué velocidad”, agregó el ejecutivo, condensando el pensamiento de toda la industria.

La celebración de la 30ª edición del principal mercado audiovisual, a la vera del Mediterráneo, está cruzada por los contenidos que viajan de acá para allá y el debate sobre hacia dónde va la industria audiovisual en la era digital. Hay un punto en el que hay coincidencia absoluta: los consumos culturales han cambiado y si los canales y las productoras no asumen que no pueden seguir produciendo y distribuyendo a la vieja usanza, su vigencia está en riesgo. Ese es el punto de inicio. Ya no se debate, como años anteriores, sobre si hay que estar en las plataformas digitales o no. Eso es pasado y quienes dudaban del salto perdieron la batalla ante la evidencia de las costumbres. De hecho, ni siquiera hay un “debate”: en todo caso cada ejecutivo y compañía tiene su propia hipótesis sobre el futuro. Que llegó hace rato, claro.

“Uno no sabe cómo se va a de-sarrollar esta transición ni cuál de todas las plataformas y redes sociales que existen va a perdurar y cuál va a desaparecer. Hay que producir y producir en todos lados hasta captar lo que funciona. Ya no se puede poner el mismo contenido en todas las plataformas. Hay que diferenciar sin descuidar ninguna. La interacción del usuario con el contenido es el futuro”, arriesgó Azcárraga, el número 1 del gigante mexicano desde 1997.

Del otro lado de la disyuntiva están quienes nacieron en la era digital. El caso emblemático del éxito en este campo es el de Netflix, la plataforma de video online que suma millones de suscriptores en todo el globo. Ted Sarandos, jefe de Contenidos de Netflix, no cree tanto en la idea de que se está atravesando “la edad de oro de la televisión”, esa frase que se convirtió en un título permanente entre quienes manejan la pantalla chica. “En realidad es la edad de oro del arte de contar historias”, disparó durante su exposición, la más multitudinaria de todas las que se realizaron en esta edición (muchos quedaron afuera y tuvieron que seguirla desde la terraza del Palais des Festivals).

“Los espectadores en el hogar ya son espectadores a la carta: consiguen el contenido cuando lo desean”, señaló Sarandos, que trabaja en la compañía desde 2000 (¡14 años!). “Se terminó esa era en la que si te dormías no podías ver los dibujos animados, que sólo se emitían por la mañana. Para los abonados, Netflix no es un canal más, sino que es un espacio que le da la posibilidad de elegir y de disfrutar de ser su propio programador. Netflix no programa para un sector demográfico puntual como lo hace la TV tradicional; programa para un mundo sin fronteras, para el mundo actual”, subrayó con total naturalidad. El ejecutivo anticipó que todas las producciones de Netflix son y serán en 4K. “Esa inversión completará la expectativa de la gente sobre la calidad del contenido que hay en Internet”, puntualizó.

En la era digital, donde cada cosa que hace un usuario en Internet queda registrada, Sarandos se refirió a cuál es el balance entre los análisis de los datos que surgen de la plataforma y el juicio editorial a la hora de planificar qué producir y/o comprar. “Hay un malentendido. La información la utilizamos para saber cuál es el potencial de la serie. La usamos para saber qué presupuesto destinamos, pero no para que influyan en la historia”, aclaró.

¿Cuál es el futuro de la industria, entonces? Damián Kirzner, director de Mediamorfosis (el evento transmedia regional) y productor, ensaya su propia hipótesis. “Hay –dice– que desarrollar historias que crucen todas las plataformas, para que cada cual consuma ese contenido por donde quiera. Las plataformas permiten nuevas formas de interacción. Son más innovadoras las marcas que los medios. En Mipcom está la parte más conservadora de la industria. Las marcas entendieron que los usuarios deben estar siempre en contacto con su marca, sin importar cómo. Los que están en los medios no lo entendieron tan rápidamente. La concentración en los medios ha sido tal que quienes manejan el negocio se han dormido por la simpleza de seguir facturando. Somos los que quedamos afuera quienes innovamos. En el mundo multiplataforma está todo por hacerse. Ahí hay una gran oportunidad para la industria argentina.”

Compartir: 

Twitter
 

Ted Sarandos, jefe de Contenidos de Netflix, ayer durante su presentación en el Mipcom en Cannes.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.