espectaculos

Martes, 20 de septiembre de 2016

TELEVISION › GAME OF THRONES, LA GRAN GANADORA DE LA 68ª EDICIóN DE LOS EMMY

Y los dragones siguen marchando

La saga basada en los libros de George R. R. Martin, que se llevó doce premios, Veep y The People v. O.J. Simpson fueron las grandes animadoras de la noche. Las próximas elecciones en los EE.UU. motivaron testimonios varios y bromas sobre Trump.

 Por Federico Lisica

Game of Thrones se convirtió en la serie dramática más premiada en la historia de los Emmy.

La 68ª edición de los Emmy, que se desarrolló el domingo, tuvo nuevamente como gran ganador a Game of Thrones (HBO) junto a la miniserie The People v O.J. Simpson (FX). Algo de eso anunció Jimmy Kimmel en su discurso de apertura con uno de sus chistes. “Si en su programa no hay un dragón ni un bronco blanco (N. del R: por el vehículo en el que se fugara el deportista estrella), se pueden ir a casa ya”. Pero también hubo profecía con otras bromas en el mismo comienzo de la velada y que marcaron el tono de lo que sucedería durante las tres horas de la transmisión. Donald Trump y la diversidad (tanto racial como sexual) fueron el eje de sus bromas. “Abrazá al blanco que tenés al lado por haberte permitido estar acá”, dijo sardónico pero certero.

Por segundo año consecutivo, hubo motivos de festejo para HBO ya que dos de sus series originales, Game of Thrones y Veep, se llevaron los reconocimientos más importantes. Es decir, la señal se llevó las preseas consagratorias tanto del llanto como de la risa. Además del premio de mejor serie dramática, la serie de los Westeros se llevó doce premios (incluyendo guion y dirección y algunos que no fueron parte de la transmisión). De este modo, la saga basada en los libros de George R. R. Martin se convirtió en la serie dramática más premiada en la historia de los galardones. Con 38 galardones acumulados en seis temporadas destronó a otro histórico como la comedia Frasier. Veep se llevó 3 premios, como mejor comedia, por el reparto y el protagónico para Julia Louis-Dreyfus. La ex Seinfeld aquí interpreta a la primera mujer presidenta de los Estados Unidos y se sirvió de sus segundos para darle duro a la política de su país y especialmente dirigió sus dardos al candidato republicano. “Me gustaría disculparme por el clima político actual. Creo que Veep ha derribado la pared entre la comedia y la política (…). Nuestro show comenzó como una sátira política pero ahora se siente más como un documental aleccionador”. Aunque las risas viraron a lágrimas cuando Louis-Dreyfus le dedicó el premio a su padre fallecido el último viernes.

La discriminatoria idea de Trump sobre construir un muro divisorio entre Estados Unidos y México también estuvo presente en varios mensajes durante la gala. Kimmel pidió que la cámara señalara a Mark Burnett, productor de The Apprentice, el reality conducido por Trump. El conductor responsabilizó al británico por el ascenso en la política del republicano y tiró una idea: “Si Trump gana y construye ese muro, Burnett será el primero que tiraremos al otro lado”. Más como expresión de deseo Courtney B. Vance (premiado como mejor actor en miniserie) lanzó: “Obama afuera, Hillary adentro”.

Ese actor obtuvo su Emmy por la otra gran ganadora de la noche: The People v. O.J. Simpson. Dramatización que en una decena de capítulos contó el trasfondo del juicio contra la celebridad deportiva por el asesinato de su esposa. Queda a las claras que la polémica racial y mediática que despertó el caso sigue teniendo resonancias en la sociedad estadounidense. Se llevó nueve premios en varias de las categorías que competía. Uno de los que perdió, llamativamente, fue el de mejor dirección en miniserie, que recibió la danesa Susanne Bier por The Night Manager, gran adaptación de una obra de John Le Carré.

Hubo caras nuevas en el escenario con los protagonistas de Mr. Robot y Orphan Black. Tanto Rami Malik como Tatiana Maslany resultaron distinguidos por sus protagónicos en esas series con papeles que demandan gran entrega emocional y física. Lo mismo puede decirse de Jeffrey Tambor, ganador por Transparent, donde interpreta a una sexagenaria transexual, que tuvo un discurso sentido y dedicado a la comunidad LGTB. El año que viene habrá que ver si los discursos surtieron efecto, tanto los de progresistas made in Hollywood como de aquellos otros bañados de “trumpismo” y que el propio medio ayudó a cimentar.

The People v. O.J. Simpson se llevó nueve premios. Foto: AFP

Los principales ganadores

  • Mejor drama: Game of Thrones
  • Mejor comedia: Veep
  • Mejor miniserie: The People v. O.J. Simpson
  • Mejor dirección en drama: Miguel Sapochnik (Game of Thrones)
  • Mejor dirección en comedia: Jill Soloway (Transparent)
  • Mejor dirección en miniserie: Susanne Bier (The Night Manager)
  • Mejor actriz dramática: Tatiana Maslany (Orphan Black)
  • Mejor actor dramático: Rami Malek (Mr. Robot)
  • Mejor actriz de comedia: Julia Louis-Dreyfus (Veep)
  • Mejor actor de comedia: Jeffrey Tambor (Transparent)
  • Mejor actor de reparto de comedia: Louie Anderson (Baskets)
  • Mejor actor de miniserie: Courtney B. Vance (The People v. O.J. Simpson)
  • Mejor actriz de miniserie: Sarah Paulson (The People v. O.J. Simpson)
  • Mejor dirección en miniseries: Susanne Bier (The Night Manager)
  • Mejor programa de variedades: Last Week Tonight With John Oliver
  • Mejor película hecha para televisión: Sherlock: The Abominable Bride

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.