espectaculos

Viernes, 3 de noviembre de 2006

TELEVISION › LANZAN LA SEÑAL INTERNACIONAL DE LA CADENA

Un mal trago para Bush: ahora se viene Al Jazeera

“Llegamos para cambiar la forma en que circula la información”, prometen.

 Por Facundo García

Es posible que algún día los bombardeos de Estados Unidos sobre países pobres dejen de mostrarse con estética de videojuego. Al menos ésa es una de las esperanzas que habilita el lanzamiento, el próximo 15 de noviembre, de la señal internacional de la cadena Al Jazeera. La empresa, que tiene sus oficinas centrales en Doha (Qatar), intentará convertirse así en el primer canal que transmite las veinticuatro horas en inglés directamente desde Medio Oriente. El proyecto planea dar “una perspectiva objetiva y en trescientos sesenta grados sobre las noticias internacionales”, mediante corresponsalías en todo el mundo y ya se anticipó que Lucía Newman, ex corresponsal de CNN en La Habana, será la encargada de transmitir las novedades desde Buenos Aires.

El dato andaba circulando desde hace algunos días, pero tomó cuerpo en las jornadas anuales de la Asociación Argentina de Televisión por Cable, que terminaron ayer, después de convocar a más de setenta invitados del país y el exterior. Durante el encuentro, Diana Hosker, encargada de la distribución de Al Jazeera en toda la región, tuvo tiempo para conversar con Página/12 sobre el camino que piensa seguir el emprendimiento fundado por el emir de Qatar, Hamad Bin Khalifa al Thani. “Llegamos para cambiar la forma en que circula la información sobre asuntos internacionales”, arremetió la ejecutiva. “Vamos a mostrar lo que no se ve comúnmente en televisión –para eso están CNN y las cadenas similares– e intentaremos seguir las diferentes repercusiones que tiene un acontecimiento a través de un monitoreo en tiempo real y a lo largo de países completamente distintos.”

En contra de la tendencia predominante en la mayoría de los canales informativos, Hosker dice que la aproximación a los hechos que propondrá la nueva señal buscará “salirse de lo monolítico para hacer lo contrario. Es decir, vamos a fragmentar y presentar diversos puntos de vista sobre un mismo punto o sobre temas que usualmente no llegan a la agenda pública”. La compañía asegura que a partir de esa multiplicación de las posibles líneas editoriales se buscará cubrir con ópticas variadas a aquellos pueblos expulsados del flujo internacional de información: “Tendremos –-ejemplificó Hosker– cuatro sedes en Africa, porque queremos mostrarle al mundo que ese continente también es un espacio con noticias positivas.”

Latinoamérica será una de las estrellas de la programación, con Mariana Sánchez transmitiendo desde Caracas y Lucía Newman enviando sus informes desde Buenos Aires. Es llamativo que la encargada de trabajar desde la capital argentina haya sido hasta no hace mucho la corresponsal en La Habana de la CNN, “detalle” que no parece incomodar al resto de los integrantes del staff. “En nuestro equipo tenemos compañeros que vienen de Associated Press, la BBC y la NBC. Todos son muy experimentados y han visto en nuestros planes un espacio abierto para desarrollar ideas. Este es un proyecto tan enorme y tan necesario que todo el mundo quiere participar y aportar ideas nuevas.”

El canal será una de las primeras redes globales de TV en emitir en Alta Definición (HD). Por otra parte, aunque todavía no se han difundido oficialmente los acuerdos con los prestadores de servicio de cable locales, se calcula que el producto puede llegar a unas cuarenta millones de personas en toda América latina. De esta manera, la firma –que en 2004 fue calificada por la consultora InterBrand’s entre las cinco marcas más influyentes del planeta– espera multiplicar sus espectadores, no solamente a través de la distribución entre la importante población mundial de musulmanes angloparlantes, sino también a partir de la llegada a mercados cuyas sociedades buscan nuevas fuentes de información.

El nombre Al Jazeera significa “la isla” y empezó a hacerse conocido en 1995, cuando el emir de Qatar decidió reclutar a algunos ex integrantes de la sección árabe de la BBC bajo la consigna de hacer televisión por fuera de algunos moldes impuestos por Occidente. Desde entonces, la cadena ha sido el centro de polémicas dentro y fuera del mundo musulmán. Hoy se la reconoce como una fuente insoslayable en lo que se refiere a Medio Oriente, por cuanto se ha hecho acreedora de una tácita exclusividad a la hora de recibir de primera mano comunicados de diferentes organizaciones. El tiempo dirá si es capaz de conservar ése y otros rasgos que la convirtieron en un mal trago para Mr. Bush.

Compartir: 

Twitter
 

La empresa tiene oficinas centrales en Qatar. Desde el 15 de noviembre estará en Buenos Aires.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.