espectaculos

Miércoles, 24 de octubre de 2007

TELEVISION › SE ESTRENA “TIEMPO FINAL”, EN VERSION CONTINENTAL

Un formato argentino recorre el mundo

 Por Emanuel Respighi

La ola globalizadora televisiva no detiene su marcha. Pero la marea parece haber cambiado de rumbo, en medio de un escenario en el que los canales de cable regionales intentan aprovechar al máximo las nuevas plataformas que inauguran los medios digitales. La consigna, ahora, es producir contenidos propios, necesarios para desarrollar el suculento negocio que se les augura a los celulares e Internet como medios alternativos de difusión televisiva. Y el primero en dar el paso es Fox, que mañana a las 22 estrenará a nivel panregional Tiempo final, su primera producción televisiva producida y realizada íntegramente en América latina por el canal. El primer paso de un camino que seguramente extenderá sus lazos a otros canales de la TV por cable y se convertirá en moneda corriente en los próximos años.

No deja de ser llamativo que una pantalla que posee series consagradas como 24 o Nip/Tuck anuncie como el estreno más importante del año a Tiempo final, aunque es entendible en términos de su negocio. A decir verdad, la novedad del programa no será tanto para el público argentino: es que Tiempo final es la versión realizada por Fox Latin American Channels del ciclo que, en el país, emitió Telefé durante tres temporadas a comienzos del 2000, ideado, escrito y dirigido por Sebastián y Alejandro Borensztein. Pero la elección de inaugurar su usina productiva en la región con ese programa no es antojadiza: al fin y al cabo, Tiempo final fue una de las primeras series televisivas en los que sus capítulos se desarrollan en tiempo real. Incluso, anterior a 24.

“Cuando Fox Latin America nos dio el mandato de comenzar a producir ficción con urgencia, supimos que no teníamos el tiempo para hacer un proyecto original propio”, le detalla a Página/12 Jorge Stamadianos, director ejecutivo de desarrollo de nuevos proyectos de Fox Latin American Channels. “Debíamos encontrar –confiesa el directivo– un formato de vanguardia, de riesgo, y con el que no podíamos dar un paso en falso. Y Tiempo final fue un gran hallazgo: es un ciclo que tiene una particular manera de desarrollar historias de alcance universal, sin por eso perder suspenso. Tiempo... combina algo de cine negro, la acción propia del thriller, y el misterio que signa al cine francés.”

Sobre la idea de los hermanos Borensztein, la versión regional de Tiempo final es fiel exponente de la nueva globalización: superada la etapa caracterizada por el tono neutro que debían tener todos los productos audiovisuales, el nuevo paradigma universal tiende hacia la afirmación de los acentos locales, como elemento sonoro que atrae al espectador mundial por su excentricidad. En tal caso, la marca cosmopolita está dada por la calidad de la puesta escena y el continuo movimiento de una cámara que rompe con los planos tradicionales. La idea de filmar cada capítulo con una única cámara en High Definition (HD) le otorga al ciclo un ritmo narrativo que mantiene el suspenso durante la hora que dura cada uno de los 26 episodios. “Para nosotros es un honor que Tiempo final haya sido elegido por Fox para realizar su primera producción de ficción para toda la región”, puntualizó Alejandro Borensztein. “No sólo por el significado, sino porque la versión latinoamericana de Tiempo final posee la misma factura visual que la de series como 24 o Nip/Tuck, por lo que el público no notará la diferencia del origen del ciclo”, agregó uno de los ideólogos de la serie que desde mañana iniciará su camino internacional.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.