espectaculos

Sábado, 27 de junio de 2009

VIDEO

Lanzamientos

7-Trama macabra,

de Alfred Hitchcock. Con Karen Black, Bruce Dern, Barbara Harris y William Devane.

1976, 120 min. AVH.

Rever la película final de Hitchcock lleva a pensar que la muerte sorprendió al realizador de Psicosis en tren de convertirse en Joel y Ethan Coen. A diferencia del conjunto de su obra, donde la sujeción a los códigos de género le permitía filtrar su misantropía mediante el recurso a la intriga, la ironía o lo macabro, en Family Plot todo ello aparece diluido, dejando expuesta la concepción del mundo como pequeño infierno. Una Simplemente sangre ligeramente más amable, en otras palabras. La trama escrita por Ernest Lehman (guionista de Intriga internacional) enfrenta a dos parejas de estafadores, demonios menores que oscilan entre la trampa pícara, la malignidad torpe, el disimulo astuto y el maquiavelismo liso y llano. La presencia de una Karen Black treintañera es un plus a considerar.

7-Amorosa Soledad,

de V. Galardi y M. Carranza. Con Inés Efron, Fabián Vena y Nicolás Pauls.

2009, 82 min. AVH.

Como una versión femenina y criolla de Woody Allen, Inés Efron echa a rodar, en el papel de Soledad, un minifestival de hipocondría, espoleado tal vez por la flamante separación de su novio. La chica se prueba tensiómetros de muñeca como quien se mira pulseras, visita hospitales como si se tratara de sho-ppings y acompaña a la mamá a hacerse las lolas, seguramente por el costado quirúrgico del asunto. En el medio conoce a un arquitecto, que sabe no apurarla. Como Soledad tiene un negocio de decoración, la relación parecería tener buen pronóstico. Opera prima de Victoria Galardi y Martín Carranza, Amorosa Soledad es esa rareza nacional: la comedia de autor. Algo escuálida quizás, ligeramente monotemática, graciosamente neurótica, la fina observación del pequeño detalle es su fuerte.

7-Nunca es tarde para...,

de Andreas Dresen. Con Ursula Werner, H. Rehberg y H. Westphal.

2008, 98 min. Transeuropa.

Affaire erótico de la tercera edad, Nunca es tarde para amar esquiva limpiamente el reblandecimiento gagá al que podría haber dado lugar, tanto como el módico escandalete en el que pudo revolcarse. El realizador alemán Andreas Dresen narra la relación entre una modista sesentona y su cliente diez años mayor, no como curiosidad, exotismo o provocación, sino como una aventura extraconyugal cualquiera. Y no mira para otro lado cuando los amantes se desvisten y se trenzan. Con el mismo desprejuicio reaccionan algunos de quienes los rodean, como la hija de la señora, que la alienta a continuar el affaire en secreto. El drama matrimonial que sobreviene más tarde resulta bastante más trillado, pero las actuaciones se mantienen altas. Sobre todo la de Ursula Werner, actriz fetiche de Herr Dresen.

5-Inside: la venganza,

de Alexandre Bustillo. Con Béatrice Dalle y Allyson Paradis.

2007, 83 min. Transeuropa.

Desde hace un tiempo el cine francés viene apostando a distintas variantes del género sla-sher, ese en el que algún loquito persigue a una o más víctimas, a cuchillada limpia. Estrenada en Estados Unidos con el título de Inside, A l’interieur es el ejemplo extremo de esta tendencia hasta la fecha. Meses después de sufrir un choque, en el que murió su marido y estuvo a punto de perecer su bebé, una chica embarazada recibe, en su alejada mansión, la visita de una lúgubre desconocida (Béatrice Dalle, a años luz de la imagen de fiera sexual de hace un par de décadas atrás), que por algún motivo no quiere otra cosa que hacerla abortar, tijera en mano. Con este material no se puede ir mucho más allá de la mecánica del gato y el ratón y del sadismo de la panza, las tijeras y los chorros de sangre.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.