espectaculos

Sábado, 28 de abril de 2012

VIDEO

Lanzamientos

10

POESIA PARA EL ALMA

de Lee Chang-dong.
Con Yun Jeong-hie, Lee Da-wit y Kim Hira. 2010, 139 min. Transeuropa.

Una obra maestra absoluta del coreano Lee Chang-dong, autor de las igualmente notables Peppermint Candy y Oasis. Una mujer, a cargo de la crianza de su nieto, descubre que éste participó de la violación de una compañera del colegio, que terminó suicidándose. La premisa daría para el más sensacionalista de los golpes bajos, pero Lee traspasa todo posible amarillismo, llevando las cosas hasta el mismísimo núcleo del dolor y la cuestión moral. La moral personal, que es la que importa. Lo magistral reside en la sencillez, transparencia y hasta sentido del humor con que Poetry (tal el título original, sin rastros de kitsch) interpela al espectador, cerrando el paso a toda grandilocuencia, subrayado o aires de importancia.

LAS AVENTURAS DE ...

de Steven Spielberg. Con Jamie Bell, Daniel Craig y Andrew Serkis. 2011,
107 min. Sony Video.

Consumando el largo sueño de llevar a Tintín a la pantalla, Spielberg resuelve de modo inmejorable la relación entre cine e historieta. Y también las que hay entre historia y tecnología, virtualidad y mundo físico y cuerpo y animación. Sí, todo eso, sin perder un ápice de velocidad, frenesí, espíritu de aventura, deseo y sentido del humor. Sí, también todo eso. La adaptación, que fusiona tres aventuras del jovencito del jopo para arriba (El secreto del Unicornio, El cangrejo de las pinzas de oro y El tesoro de Rackham el Rojo), es igualmente inspirada, poniendo al periodista de aventuras en relación con el capitán Haddock, con un vivacísimo Milú robando cada segundo plano. Todo, narrado con energía de veinteañero desaforado.

LA PIEL QUE HABITO

de Pedro Almodóvar.
Con Antonio Banderas, Elena Anaya y Marisa Paredes. 2011, 120 min. AVH.

Los retorcimientos formales y narrativos del último Almodóvar hallan aquí su justa correspondencia dramática. Parafraseando a Frankenstein, Vértigo, el film francés Los ojos sin rostro y todo Buñuel, La piel que habito da las más perversas vueltas de tuerca a cuestiones estrictamente contemporáneas (el cambio de sexo, el conflicto entre naturaleza y quirófano). Y de vueltas se trata, con avances y retrocesos temporales, relatos dentro de relatos, bruscos desvíos y toda clase de manipulaciones narrativas. De lo que se trata es de cambiar –por completo, por vía del bisturí– la identidad de una suerte de esclavo humano, como forma de consumar una venganza. El espeso fantasma del Edipo pone el film a las puertas mismas del tabú.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.