espectaculos

Sábado, 2 de diciembre de 2006

VIDEO › “LA LISTA DE SCHINDLER”

Las voces de los sobrevivientes

Una edición especial incluye testimonios de los verdaderos integrantes de la lista.

 Por Horacio Bernades

Sin destino, la película estrenada la semana pasada en Buenos Aires, prueba hasta qué punto las imágenes aparentemente más trajinadas, más reiteradas, más veces vistas y repetidas –las de los campos de concentración de la Segunda Guerra– pueden seguir causando, desde el documental o la ficción, un efecto de shock que parecería renovarse ante cada visión. Tal vez lo que suceda es que el horror generado por la maquinaria de exterminio nazi excede en tal medida lo imaginable, que cada vez que se vuelve sobre él es como si fuera la primera. La edición especial de La lista de Schindler, que el sello AVH acaba de lanzar en dos discos en DVD, no hace más que confirmarlo. No tanto la película en sí –lo suficientemente conocida como para que el impacto se atenúe– como un documental incluido en el segundo disco de esta edición, en el que los verdaderos integrantes de aquella lista de salvación prestan testimonio a cámara, recordando tanto el infierno como su salida de él.

De 77 minutos de duración, el documental lleva por título Voices from the List (Voces de la lista) y fue realizado especialmente para la ocasión. Es uno de varios rodajes encarados por la Shoah Foundation, creada por Steven Spielberg a mediados de la década pasada y abocada a mantener viva la memoria de la aniquilación (labor que otro extra de esta edición consigna en detalle). Con una estructura tradicional de testimonios a cámara, apoyados por un vasto y elocuente material de archivo, Voices from the List toma la palabra a una veintena de sobrevivientes de aquella lista, que el industrial alemán Oskar Schindler presentó en octubre de 1944 ante las autoridades del campo de concentración de Plaszow, en Polonia. Como se sabe, se trataba de 1200 prisioneros que Schindler solicitaba para trabajar en una fábrica de su propiedad, recién instalada en Checoslovaquia. La fábrica jamás produjo nada y esos “trabajadores” nunca trabajaron: la famosa lista fue la vía que este hombre de negocios –cuya primera fábrica le había sido confiscada a su legítimo propietario judío– halló para salvar de la muerte a ese puñado de gente.

El trilladísimo formato audiovisual de Voices from the List no hace más que ratificar que la conmoción que aún hoy produce la política de exterminio nazi es más fuerte que cualquier convencionalismo. En su inevitable enumeración de humillaciones, castigos, inconcebibles muestras de sadismo y animalización de verdugos y de víctimas, los testimonios de los sobrevivientes (entre los cuales figuran algunos tan conocidos como la chica a la que Schindler convirtió en su secretaria) no difieren de los ya vistos y oídos reiteradamente. Sin embargo, frente a ese catálogo del horror el espectador vuelve a sentirse en presencia de un sojuzgamiento, un padecimiento y una capacidad de sobrevivencia que parecerían de otro mundo. Un mundo que en este caso tiene final feliz (¿será por eso que Spielberg se interesó por esta historia?). Y que, claro, conviene tener bien presente, en tanto el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Dos veces no: cien, mil, las que sean, por más inconcebible que pueda parecer.

Compartir: 

Twitter
 

El film de Spielberg se ve enriquecido con un documental.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.