espectaculos

Sábado, 12 de mayo de 2007

VIDEO › MAÑANA, “GRANDES EXITOS DE LOS SIMPSONS”

Los “zapping killers”

El tercer DVD de la serie que Página/12 ofrece a sus lectores compila cinco momentos históricos, que incluyen el primer episodio de 1989 y el que más rating sumó en toda su historia.

 Por Eduardo Fabregat

Tienen una virtud reservada a un puñado de programas de comedia en toda la historia de la televisión: como El Superagente 86, como Los tres chiflados, The Simpsons son lo que podría definirse como zapping killers. El televidente puede estar enredado en el cambio de canales más automático e improductivo, ese ir y venir con los botones de flecha abajo-flecha arriba, sin esperanza de encontrar algo que valga la pena, pero la más fugaz visión de la familia amarilla produce el milagro de que el pulgar se detenga de inmediato, sin dudas, sin más intención de seguir recorriendo el abigarrado panorama de canales “a ver qué hay”. Los Simpsons son una apuesta segura: aun los episodios “flojos” mantienen un estándar por encima de lo mejor de otras series. Ese, claro, es el fundamento de tantas temporadas (18) sin perder un ápice de popularidad. La permanencia en el prime time de la TV más competitiva del mundo le dio a la serie de Matt Groening una entrada en el Libro Guinness, pero está claro que lo distinguible no es el hecho sino las razones de esa permanencia. Y si un simple zapping elimina fácilmente a cualquier competidor, tener a los Simpsons en DVD pone en peligro directamente la posibilidad de sintonizar la tele.

De eso se trata: la colección que Página/12 viene ofreciendo a sus lectores desde hace dos meses abre la puerta a una convivencia –afortunadamente virtual– con la familia que sacó de quicio a George W. Bush Jr. Y la cajita que aparece con la edición de mañana es una de sus mejores perlas: Grandes éxitos de Los Simpsons integra cinco episodios fundamentales de la serie, hitos en un camino lleno de logros artísticos y comerciales que tendrá su apoteosis el 27 de julio, cuando al fin Springfield y todos sus habitantes aparezcan retratados en la pantalla grande. Aunque frente a ese nuevo escalón, hasta el más acérrimo fan no puede evitar al insidioso bichito que picotea con las dudas sobre cómo rendirán los cartoons amarillos trasladados al largometraje.

Por supuesto, The Simpsons tienen un amplísimo crédito. Pero, en caso de alguna crisis de confianza, estos Grandes éxitos... ofrecen la guía ideal para recordar por qué son tan grandes, tan confiables, tan zapping killers. El Especial de Navidad que abre el DVD, “Simpsons Roasting on an Open Fire”, es nada menos que el primerísimo episodio de la larga serie, emitido en Estados Unidos el 17 de diciembre de 1989. Y produce una curiosa sensación de extrañeza, al comprobar cómo han cambiado los dibujos, e incluso el “ritmo” de cada episodio. Pero allí ya están las bases, desde la curiosa dualidad de Homero, que puede tener las mejores intenciones para el bienestar de su familia y al mismo tiempo ser un animal sin sentimientos, meter la gamba hasta el cuadril y en la misma acción terminar siendo un héroe. Un recorrido que el pater familiae amarillo recorre en el legendario debut fracasando estrepitosamente como Papá Noel de tienda, y luego apostando los escasos 18 dólares ganados en un canódromo a las patas de un cuzco inservible: el mismísimo Pequeño Ayudante de Santa, que terminará convirtiéndose en el regalo perfecto de Navidad para toda la familia.

Homero es también el motor de “Trash of the Titans”, el episodio número 200 de la serie, en el que una pelea con los recolectores de basura llevará primero a tener una montaña de desperdicios frente al hogar, y luego a que el principal consumidor de cerveza Duff se postule a la dirección de la oficina de Sanidad. Típico del universo Simpson, bastará que Homero haga la promesa más ridícula –que todos los habitantes de Springfield nunca más tendrán que llevar a cabo la más mínima tarea de limpieza, así sea lustrarse los zapatos– para que arrase en la votación, se gaste todo el presupuesto en un mes y encuentre una discutible solución... que terminará borrando a la ciudad del mapa. El episodio 200, además, tiene el plus de la participación de U2, y dos escenas antológicas: cuando Homero irrumpe en el escenario del Pop Mart Tour y Bono muestra interés en la tarea de Simpson con la basura, The Edge menea la cabeza, dice “oh, no, ahí vamos de nuevo” y se va junto a Larry Mullen y Adam Clayton a la taberna de Moe a esperar que termine la interminable perorata del cantante sobre los males del mundo. Poco después, la banda sigue con “In the Name of Love”... mientras la gigantesca pantalla muestra cómo los empleados de seguridad aporrean sin piedad a Homero.

Otros dos capítulos del Grandes éxitos... se centran en la figura de un Bart acosado por situaciones que chocan de frente con su naturaleza demoníaca. El episodio 100, “Sweet Seymour Skinner’s Baadassss Song”, relata cómo el director de la escuela de Springfield es despedido a causa del desquicio provocado por la enésima trastada del pequeño: con Ned Flanders a cargo, el colegio ingresará en una espiral de descontrol que será demasiado hasta para Bart, quien –créase o no– hará todo lo posible para que su archienemigo vuelva a su cargo. Y en “Bart Gets an F”, el episodio con mayor rating en la historia de The Simpsons, el chico se enfrentará a la franca posibilidad de repetir cuarto grado, por lo que se aliará nada menos que con Martin Prince, el nerd estudioso, eterno blanco de todas las maldades, que tomará a su vez clases de mal comportamiento con Bart... y ambos saldrán beneficiados. Queda para el final uno de esos episodios especiales de la familia amarilla, en los que por una vez la ternura le gana a la feroz ironía: “Lisa’s First Word” es un racconto de lo que produjo en Bart el nacimiento de Lisa, pero en realidad el centro de todo es ese momento final en el que Maggie, a solas en su cuna, finalmente pronuncia su primera palabra. Y en vez del “Homero” con el que tanto Bart como Lisa reemplazan al apelativo habitual, la bebé del chupete eterno lanza un “Papi” pronunciado nada menos que por Elizabeth Taylor.

The Simpsons. El primero, el número 100, el número 200, el de más rating y el más emotivo en un solo disquito. Zapping, ¿qué zapping?

Compartir: 

Twitter
 

En el DVD que aparece mañana, el episodio 200 (“Trash of the Titans”) incluye una aparición de los irlandeses U2.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.