espectaculos

Jueves, 19 de febrero de 2009

MUSICA › OPINIóN

Una condena para los nuevos

 Por Leopoldo Federico *

La escasez de escenarios está condenando a las nuevas generaciones de colegas a la pobreza y puede conducir a la música argentina al estancamiento. No olvidemos que el tango, esa expresión tan maravillosa que dio el país, surgió en una Buenos Aires diferente. Recuerdo que en 1944, cuando yo me inicié en la profesión, no existía el terror a que te echaran de una orquesta. Tocabas permanentemente y a fin de mes los conciertos redundaban en un sueldo respetable. Así fue que orquestas como las de D’Arienzo, Di Sarli o Pugliese pudieron desarrollarse e ir avanzando. Luego vino la televisión, que junto con la venta de discos y la radio terminaba de completarte la entrada. Lamentablemente, vi cómo los cafés donde yo toqué fueron desapareciendo o convirtiéndose en pizzerías. Si en 2009 Pugliese fuera un pibe y estuviera arrancando, tengo la impresión de que se le complicaría comer a fin de mes.

* Bandoneonista, arreglador, director y compositor. Integra el Consejo Federal de la Música y es presidente de la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI).

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.