espectaculos

Viernes, 12 de junio de 2009

MUSICA

La ficha

En su prehistoria, P & P se llamó Cronopios –un trío que completaba Guillermo Ceviño– y hacía covers de Beatles y Simon & Garfunkel, pero cuando Horacio Molina los “descubrió” en un pub de Punta del Este –La Fusa–, ya habían mutado de nombre. Fue precisamente el cantante de tango quien lo presentó en CBS, compañía que terminó editando los dos simples iniciáticos (“La marcha de la bronca” / “Vivimos, paremos”; “Yo vivo en esta ciudad” / “Los caminos que no sigue nadie”) más el disco debut. Luego, una serie de inconvenientes con la compañía determinó la ida del dúo y una vuelta estética que quedó registrada en el segundo disco: Conesa (1972), cuyos temas de batalla fueron “Padre Francisco” –un reflejo social-religioso de Miguel Cantilo– y el censuradísimo “Catalina Bahía”, que el cantautor le había dedicado a su novia. La “retirada” de Cantilo a El Bolsón provocó el primer desbande del grupo que, pese a ello, en 1974 dejó grabado Apóstoles, disco que sería editado siete años después. El retorno del dúo se produjo con la “semiapertura” artística de 1982 –Malvinas mediante– con un extensa y convocante gira por todo el país y la publicación del primer disco en vivo y de Contracrisis, con “Animo Che”, “La legión interior” y “Loco carnaval del estar bien”, entre sus temas... un período de auge que se contrajo en dos años y determinó que Corazón Sudamericano, el último disco hasta hoy, haya sido el menos festejado de su historia.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.