espectaculos

Miércoles, 20 de enero de 2010

MUSICA › EL ENCUENTRO ABRIRá HOY CON UN HOMENAJE A MERCEDES SOSA

Bodas de oro y una ausencia

León Gieco, Víctor Heredia, Jairo, Peteco Carabajal y Teresa Parodi rendirán esta noche tributo a la Negra, en la primera de las doce lunas programadas para esta 50ª edición. Que tendrá visitas de lujo: Pablo Milanés, Gal Costa y Los Olimareños, entre otros.

 Por Cristian Vitale

Primer Cosquín sin Mercedes en la tierra. Puede preverse que el festival de festivales que comenzará esta noche en la tradicional plaza Próspero Molina será un hecho único. Más único, tal vez, que los 49 anteriores. Varias razones. Una: el peso significante, contundente, del número redondo. Boda de oro, disparador de recuerdos, altillo para la evocación. Si hay un rasgo que identifica, por sobre otros, la relevancia del Cosquín Folklore es, precisa y necesariamente, su permanencia en el tiempo. Su tozudez, casi obsesiva –aun en épocas complejas– por sostener su lustre. Su carácter de lugar imán en el que todos quieren estar. Dos: el salto a más de su Comisión. No serán 9 lunas, como marca la tradición; tampoco diez, como el año pasado cuando los organizadores decidieron subrayar la víspera agregando una redonda más... serán 12: desde hoy hasta el domingo 31. Un maratón de intensidad que sólo entiende quien lo haya vivenciado completo, alguna vez. Tres: la fuerza simbólica que adiciona, por identidad, cultura y raíz, el año del Bicentenario. No es poco mensurar en 200 años de Nación, un festival con 50. Algo hace ruido ahí –cosquillea– entre ambos números. Pero ninguna, y entre otras que puedan nombrarse, tenga tal vez el peso sintomático de una ausencia. Bis: primer Cosquín sin Mercedes en la tierra.

De ahí que, como una aspirina para aliviar el vacío, el homenaje a la Negra emerja como el hecho clave del día –hoy– y de las doce lunas todas. Esta noche, varios de quienes fueran sus amigos en vida, aunarán voces y sonidos con el foco en esa estrella que tantas veces alumbró el mismo escenario: Jairo, Víctor Heredia, León Gieco, Peteco Carabajal y Teresa Parodi. “Estoy muy expectante. Me parece ayer que ganaba como revelación juvenil del festival en 1967. Entonces conocí a Mercedes Sosa, y este año uno de los primeros homenajes será para ella. Me honra ser parte”, dice Heredia, en la previa. Homenaje gran, en el festival de los homenajes. Recuerdos y reminiscencias. Manotazos a la memoria que seguirán este domingo, cuando la Negra Chagra, Sara Mamani y Luis Leguizamón rindan tributo a otro prócer del folklore argentino: el Cuchi Leguizamón; y el martes próximo, con Mavi Díaz, Raúl Carnota, Marián Farías Gómez, Koki y Pajarín Saavedra, Peteco Carabajal y Franco Luciani, repasando vida y obra del armoniquista santiagueño Hugo Díaz; el mismo día, un poco más temprano, cuatro mujeres –Paola Bernal, Verónica Condomí, Laura Albarracín y La Bruja Salguero– evocarán a una: María Elena Walsh. Una serie de tributos que sumará a Gabriela Mistral, Alfonsina Storni y Juana de Ibarbourou (viernes 29) y concluirá el sábado 30 con una especie de clon –por vozarrón y pulso– bajando a tierra firme la impronta de Alfredo Zitarrosa: Miguel Duré, y sus tambores.

Tras el paréntesis de los homenajes, entonces, aparece lo grueso del festival en presente. Una grilla condensada, completa y más amplia. Con una cada vez más acentuada tendencia a abrir el juego. A “permitir” –una utopía durante el período Mahárbiz– expresiones en los márgenes. Juan Falú, que subirá a escena junto a Juan Quintero el lunes 25, hace hincapié en la cuestión: “Hay una corriente de formaciones de bandas con altos volúmenes que fue adoptada por grupos ‘folklóricos’ y que, a la función de descarga rockera, le agregaron la figura del cantor ‘sexualizado’. Cuando pienso en Suma Paz, en Yupanqui o en Eduardo Falú no puedo dejar de sentir una gran superficialidad en esta corriente”, remarca Falú sobre una discusión parada siempre en el ojo del huracán. Tensiones que le ponen color a cada luna. “Sería interesante profundizar un aporte ya iniciado hace unos cuatro años, programando artistas hoy indiscutidos, como Rudi y Nini Flores, Liliana Herrero, Carlos Aguirre o Lucho Hoyos, por citar algunos, necesarios para avivar la sensibilidad y el sentido crítico colectivo”, redondea el juglar de la guitarra desenchufada.

Una diversidad de miradas que podría dividirse y conglomerarse en seis grandes corrientes, más o menos lógicas, más o menos al azar. Corriente star: los que no pueden faltar por cuestiones de cartel, taquilla, pantalla e histeria nac & pop. Soledad (esta noche en horario sandwich); Jorge Rojas (viernes 22); Los Nocheros (sábado 23); Luciano Pereyra (miércoles 27); El Chaqueño Palavecino (jueves 28) e incluso una reunión entre el Gaucho Star, la Sole y Los Nocheros, que funcionará como epílogo del festival, bajo la pomposa denominación de “Fiesta del folklore”. Corriente ortodoxa: con mayor presencia de artistas “descatalogados” años anteriores y otros que han pasado la prueba del mármol: Argentino Luna (hoy), Los Manseros Santiagueños y Luis Landriscina (viernes 22), Alfredo Abalos y La Chacarerata Santiagueña (sábado 23), Horacio Guarany (martes 26), César Isella (sábado 30). Corriente “folklore progresivo” –o algo así–: los que conforman la necesaria renovación. La tendencia, en otras palabras, sin distinción generacional: Paola Bernal, Minino Garay, Arbolito y La Chilinga (mañana), Franco Luciani (sábado 23), Luis Salinas (domingo 24), Raly Barrionuevo (lunes 25), Dúo WagnerTaján (lunes 25), Bruno Arias y Tonolec (martes 26), Aymama (viernes 29). Corriente nexo... aquellos –consagrados, además– que enlazan viejos y nuevos; tradicionalistas y renovadores. Víctor Heredia y Jorge Fandermole (mañana), León Gieco (domingo 24), Peteco Carabajal y Chango Spasiuk (martes 26), Suna Rocha y Rubén Patagonia (jueves 28) y Orozco-Barrientos (domingo 31). Corriente internacionalista: más allá de las notables presencias de Pablo Milanés, Gal Costa, Inti Illimani, Illapu y Los Olimareños, están confirmadas las del Grupo Flamenco Al sur del sur, de Cádiz (sábado 23), la cantante japonesa Anna Saeki (domingo 24). Y una sexta corriente de música andina, de raíz indoamericana, dada por las presencias de Tomás Lipán, Fortunato Ramos, Balvina Ramos, las Hermanas Cari y la Banda de Sikuris (lunes 25); Los Kjarcas (viernes 29) y Jaime Torres, que será parte de una nueva puesta de La Misa Criolla (sábado 30). Se puede correr de casillero a gusto que igual será Cosquín, el fenómeno Cosquín, con sus contrastes y colores. Con sus mil miradas... con su identidad. Y, esta vez, con la Negra mirando desde su cielo.

Compartir: 

Twitter
 

León Gieco participará hoy del homenaje a Mercedes.
Imagen: Arnaldo Pampillon
SUBNOTAS
  • Bodas de oro y una ausencia
    Por Cristian Vitale
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.