espectaculos

Viernes, 25 de marzo de 2011

CINE

Por un puñado de dólares

Zach Weintraub gastó poco más de siete mil dólares para filmar su ópera prima. ¿La fórmula? Pocas locaciones, rodaje con amigos y conocidos y una cámara digital concebida originalmente para sacar fotos: la Canon 5D Mark II. “Cuando empezamos la cámara recién salía, era muy nueva. Nadie la usaba para hacer largometrajes ni sabíamos si era apta. Pero mi productor me convenció. Yo era consciente de que la tenía que hacer en video por cuestiones de presupuesto, pero él buscó hasta que un día me dijo que quería usar esa cámara. Hicimos una prueba, funcionó y decidimos que era la mejor idea. Ahora la estamos usando de nuevo”, afirma el director. Más allá de eso, la puesta en escena no fue pensada para esa cámara: “La tecnología no había alcanzado ese nivel cuando empecé a escribir el guión. Ahora todo el mundo la usa, es muy normal. Está buenísimo que exista esa tecnología. Yo tenía pensado una cámara de video no tan buena. Al final las imágenes salieron mejor de lo que yo podía imaginarme”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Por un puñado de dólares
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.