espectaculos

Lunes, 6 de febrero de 2012

CULTURA

Epistolario de una pasión

El bicentenario de Charles Dickens es la excusa perfecta para evocar al gran escritor inglés. A los diversos homenajes que se multiplicarán en todo el mundo, se suma la reapertura de su casa museo en Portsmouth, en Inglaterra, donde se podrán observar decenas de fotografías del autor de Oliver Twist. En España se lanzará Dickens enamorado, un inédito que reúne cartas entre el escritor y su enamorada María Beadnell, su primer y oculto amor. Dickens confiesa a María, en una de esas cartas, que “hace algunos años (justo antes de David Copperfield) comencé a escribir mi biografía, con la pretensión de que alguien encontrara el manuscrito entre mis papeles cuando el tema de su objeto llegase a término. Pero, a medida que me acercaba a esa parte de mi vida –la historia de amor entre ellos– me faltó valor y prendí fuego a lo que quedaba”. Las primeras misivas que recoge el libro son de 1830 a 1833, hasta que los Beadnell enviaron a María a París para que olvidara al entonces joven periodista. La segunda etapa de la relación y del epistolario, con un escritor ya casado y con hijos, corresponde a 1855, cuando después de 23 años se reencontraron. La decepción de Dickens fue tal que ese amor de juventud le inspiró el personaje de Flora, la gorda glotona y parlanchina de La pequeña Dorrit.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.