espectaculos

Lunes, 20 de enero de 2014

CHICOS

El payaso callejero

Chicho Capucho es un payaso callejero que no les teme a las grandes hazañas. Primero, sorprende al público cuando camina por una soga que ni siquiera está tensa. No conforme con eso, se sube a la soga... ¡pero con un monociclo! “El teatro de calle tiene una particularidad: un cincuenta por ciento lo pone el artista y el otro cincuenta lo pone el espectador. Entonces hay un ida y vuelta que hay que ir escalando de a dos. Tiene una energía muy linda trabajar en la calle”, le cuenta el payaso a Página/12 después de la función. Chicho Capucho acaba de presentar su obra Como el caracol en el Ruedo de Circo, un espacio destinado para los artistas callejeros y uno de los más concurridos del encuentro infantil.

Capucho es oriundo de Necochea, pero actualmente vive en La Plata. “Es un placer gigante participar del festival, porque cuando era chico venía a ver espectáculos acá y siempre vi buenos artistas”, recuerda quien se formó con Gerardo Hochman. “Este trabajo te da bastante libertad, es muy noble. Me gusta ese encuentro familiar, sano y popular que se genera en cada función. Además te da mucha libertad, no tenés patrón, te movés solo y esto está bueno.” Como en cada obra que se realiza en la calle, la función varía según el ánimo del público, las particularidades del espacio, el clima y todos los elementos externos.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.