espectaculos

Martes, 2 de septiembre de 2014

PLASTICA › A PARTIR DE LO MíNIMO

Uno por sí mismo

 Por Luis Pereyra *

La obra surgió en 2011 teniendo como comienzo el hallazgo de dos pequeños personajes de madera para pintar de 4 cm de alto, uno posiblemente masculino y otro femenino, los cuales fueron encontrados en el cajón de una carpintería ubicada en el centro de Buenos Aires.

El artista dudó en ese momento sobre cuál podría ser la futura identidad o el destino de estos pequeños seres: ¿unos nuevos Adán y Eva?, ¿personajes de un cuento mágico?, ¿componentes de algún juego de azar?... Durante ese año se llevaron a cabo elecciones presidenciales en el país, y es posible que las personas también tuvieran algunas dudas al escuchar las propuestas de los diferentes candidatos.

Estas circunstancias inspiraron una obra, bajo el formato de una micro ópera en cuatro actos, cuyo tema principal es la duda, y transcurre en un reinado imaginario.

Los protagonistas son una serie de pequeños personajes de madera: reyes, príncipes, hechiceros, el pueblo, pintados a mano por el artista, los cuales fueron fotografiados en escenarios de pequeña escala, colocando como fondo para ambientarlos diversos materiales reciclados, como latas de aluminio de conservas, papeles de lija, sachets de leche, entre otros.

Luego se agregaron personajes secundarios, como ser diversos animales, cajas mágicas y árboles con forma cónica.

Posteriormente, el artista, que estudió música, compuso y escribió una partitura para acompañar el guión de cada acto.

El pensamiento interactivo sobre la obra ha estimulado la realización de dibujos de pequeño tamaño hasta grandes composiciones murales, que enriquecieron el diálogo entre las distintas manifestaciones artísticas.

El autor ha tomado a la duda como un proceso de cuestionamiento creativo de las realidades existentes, reflexionando sobre la cantidad de insospechadas situaciones que pueden imaginarse e investigarse desde una cierta incertidumbre.

Una vez consolidado el proyecto comienza la etapa de la ilusión, en la cual amigos y conocidos han llevado con verdadero entusiasmo a los personajes de la pequeña troupe a recorrer el mundo y los han fotografiado en lugares emblemáticos del planeta como las pirámides de México, la Plaza Roja de Moscú, la línea del Ecuador, las torres de Nueva York, la isla de Pascua, los muelles de Holanda, la Torre Eiffel, los salares de Chile, entre otros, ampliando así la propuesta a una obra artística participativa e itinerante, cuyo nombre es Dudandot World Tour.

Finalmente, la posibilidad de exponer toda la historia en un museo público permite que aumente la cantidad de personas que compartan los resultados del proyecto, cuyo mensaje central destaca todo lo que puede lograrse partiendo de algo mínimo y circunstancial, aplicando la duda creativa, la cual al cuestionar preconceptos adquiridos nos estimula a descubrir nuevas realidades, haciendo crecer nuestros horizontes mediante la ilusión.

* Artista plástico y arquitecto.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Uno por sí mismo
    Por Luis Pereyra *
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.