espectaculos

Domingo, 22 de marzo de 2015

TELEVISION

Experiencias para olvidar

Autodidacta por herencia, curiosa por naturaleza, Aleandro siempre vivió la vida con la inquietud como motor. Esa búsqueda fue la que la llevó a acercarse a la actuación, donde se consagró como una actriz de una hondura emocional singular, que fue reconocida tanto fronteras adentro de la Argentina como en el exterior. Ese interés por transitar nuevas experiencias fue el que en algún momento de su vida la empujó a animarse a someterse a una extraña terapia psíquica que combinaba ácido lisérgico y psicoanálisis. “Fui una de las primeras argentinas que adherí al consumo de ácido lisérgico en terapia. Nos internaban para ese tratamiento. No es que andábamos por ahí con el ácido lisérgico, que es muy peligroso”, remarca. “Intentábamos lograr una terapia profunda, pero no puedo decir que haya sacado una conclusión positiva de aquel tratamiento. Era una prueba, donde nosotros fuimos conejillos de Indias, a cargo de profesionales muy importantes como Alvarez de Toledo, que fue con quien hice esa terapia con ácido lisérgico. Lo que puedo decir es que a nadie se le ocurra probar ácido lisérgico, porque nos lleva a un lugar en el que perdemos absolutamente la conciencia y hacemos cosas que no queremos hacer. No fue ni siquiera una experiencia creativa fértil. Fue una terapia que mueve extraños demonios, profundamente terrible para alguien que padezca algún tipo de trastorno psicológico”, subraya la protagonista de La historia oficial.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.