las12

Viernes, 29 de enero de 2016

COSAS VEREDES

La entrenadora

En Estados Unidos, un equipo de fútbol americano profesional contrató a una mujer como coach a tiempo completo; un hecho sin precedentes en la liga máxima del deporte machirulo por excelencia.

 Por Guadalupe Treibel

En Friday Night Lights, film de 2004 basado en la multipremiada novela de H.G. Bissinger, el puesto cayó sobre Billy Bob Thornton, encargado de buscar la victoria estatal con sus Permian High Panthers, de Odessa. En We Are Marshall, de 2006, la épica de superación fue liderada por Matthew McConaughey, quien remendase equipo –y esperanza local, por supuesto– con sus Marshall Thundering Herd, jugadores universitarios. En Any Giver Sunday (1999), de Oliver Stone, fue Al Pacino el veterano que lideró a los (ficcionales) Miami Sharks, luchando por algo más que el campeonato (también debió que lidiar con el corporativismo que domina la industria deportiva). En The Replacements, de 2000, Gene Hackman; en The Express, de 2008, Dennis Quaid; y siguen –uno tras otro– los ejemplos cinematográficos. Ejemplos –muchos inspirados en casos reales– que evidencian una premisa: en la gran mayoría de los casos, si hay equipo de fútbol americano, hay entrenador varón. De allí que, durante los pasados días, una noticia “de carne y hueso” –lejos ya la filmina– marque un antes y un después en la cronología del deporte de contacto que naciese hace más de un siglo en Estados Unidos, con divergencias del rugby inglés, y se volviese –con el discurrir de las décadas– en uno de los más populares del país del norte (alcanza con ver los ratings del Super Bowl para caer en la cuenta del grado de notoriedad).

Ocurre que los Buffalo Bills, de Nueva York, equipo profesional que –enfundado en sus característicos colores azul, rojo y blanco– integra la National Football League estadounidense (NFL; en criollo, Liga Nacional de Fútbol Americano), ha anunciado que acaba de fichar a una mujer como coach, a tiempo completo. Algo sin precedentes en la afamada liga norteamericana. Porque si bien en la pretemporada pasada, los Cardinals de Arizona ya habían incorporado a una dama (Jennifer Welter) para asistir a sus inside linebackers, la contratación fue temporal y duró lo que un suspiro. A diferencia del caso de Kathryn Smith (30), la muchacha en cuestión, primera en obtener el laburo full, full time. Bajo el mando del entrenador en jefe Rex Ryan, dicho sea de paso, con quien la joven trabajó en calidad de asistente en 2015 con los Bills y, durante los seis años previos, con los New York Jets. Precisamente Ryan fue uno de los primeros en cantar loas a la flamante coach: “Ciertamente merece este ascenso en base a su conocimiento y a su compromiso, por nombrar solo algunas de sus cualidades sobresalientes. Ha demostrado estar lista para dar el siguiente paso; me emociona acompañarla en esta oportunidad”. Y luego: “Nunca expresó el deseo de ser entrenadora; se me ocurre que ni siquiera imaginaba que era una posibilidad real”. Ni ella ni muchos, a juzgar por el asombro generalizado.

“Desde sus comienzos, la liga ha sido considerada como un bastión de masculinidad, una fortaleza impenetrable dominada por hombres. Sin embargo, en los últimos años, con el creciente número de jugadoras en la escuela secundaria, y con personajes como Smith, esa imagen está comenzando a cambiar, aunque muy paulatinamente. Dicho esto, seguramente habrá cantidad de detractores que vocalizarán opiniones sexistas, desagradables; gesto tristemente esperable, en tanto la vasta mayoría de los fanáticos de la NFL se ahoga en machismo tóxico”, anticipó el sitio The Mary Sue, rezando para que “la incorporación afiance la incipiente tendencia de más mujeres en los equipos profesionales”. Pues, como era de preverse, ciertos periodistas especializados ya comenzaron a desperdigar prejuicios misóginos (que ninguna señorita tiene el temperamento necesario para imponerse en el campo de juego y hacerse escuchar; que nunca estarán suficientemente calificadas; etcétera). Empero, otras voces –igualitarias– sonaron con símil, o más fuerza.

En principio, varios jugadores de los Buffalo Bills se expresaron favorablemente frente a la novedad; entre ellos, el liniero ofensivo Richie Incognito, quien tuitease su voto de confianza al son de “¡Felicitaciones! Estoy seguro de que harás un trabajo estupendo”. También lo hizo la dueña del equipo, Kim Pagula, destacando cómo Kathryn ha hecho “una excelente labor como parte del staff de Rex en los últimos siete años”.

Oriunda de DeWitt, Siracusa, sus primeros pasos en el deporte fueron como estudiante secundaria de la Christian Brothers Academy, donde se destacó en forma tripartita: en natación, lacrosse y bowling. Mientras, asistía a su padre, encargado del análisis y la preparación de las estadísticas del equipo de fútbol americano de la escuela; de hecho, era habitual verla sentada en la banca, a su lado, juego tras juego. Ya en la universidad, la St. John’s University de Queens, la muchacha se convirtió en manager del equipo de baloncesto de varones, cargo que ejerció durante cuatro años, mientras estudiaba gestión deportiva. En paralelo, logró una pasantía con los New York Jets, que –conscientes de su talento– la contrataron full time como asistente personal ni bien se recibió en 2007. Más tarde, sería ascendida a asistente administrativa. Finalmente, llegarían los Bills.

Los Buffalo Bills que, como apuntan distintos medios del globo, ya habían hecho historia al resquebrajan el famoso techo de cristal –quíntuplemente reforzado en el área deportiva–. En palabras del diario brit The Guardian, “habían roto la barrera de género años atrás, en 1986, cuando Linda Bogdan –hija del fundador y entonces dueño del equipo, Ralph Wilson– se convirtió en la primera cazatalentos femenina de la NFL”. Con el fichaje de Smith, lo han hecho de nuevo. Y aunque ella sea consciente de la importancia –concreta y simbólica– de su nueva posición, de momento prefiere concentrarse en llevar a los BB a la victoria. “La cantidad de atención generada estos últimos días ha sido extraordinaria. Sin embargo, mi foco permanece en mis responsabilidades y en ayudar a que mi equipo gane”, declaró la perseverante doña. Quien, si Hollywood está atento, bien podría inspirar una futura biopic que continúe ampliando la representación femenina en planos tantas veces desatendidos.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.