las12

Viernes, 8 de julio de 2016

PERFILES

Arriesgada

Jodie Foster

 Por Flor Monfort

Su cara hizo brillar la pantalla de Taxi Driver, aquel film donde Robert De Niro se luce como freak anónimo que quiere ajusticiar la escoria humana y ella es una jovencísima y lánguida prostituta de New York. También la rompió como la agente Starling: inolvidable estudiante del FBI que le pone el cuerpo a una serie de femicidios sin pista y logra llegar al asesino de la mano del caníbal Hannibal Lecter, gracias a la habilidad de Starling y a que se presta al juego mental que le propone el famoso psiquiatra amante de maridar hígados humanos con un buen tinto. También protagonizó La acusada, la historia, tomada de la realidad, de una víctima de una violación colectiva que es sospechada de “provocar” a los violentos, con una famosa escena en la que baila en un pub con uno de ellos y el resto deduce que ese gesto es una invitación al ataque sexual. Luego se negó a volver a estar al frente de la segunda parte de El silencio de los inocentes, tuvo dos hijos de quien no dio explicaciones sobre su origen, cintureó siempre el acoso periodístico respecto de su vida privada y tras muchos años en pareja con la productora Cydney Bernard se casó con la fotógrafa y actriz Alexandra Hedison. “No tengo por qué dar explicaciones sobre quién soy, qué hago y con quién me acuesto. Soy una persona pública pero también una mujer con una vida privada muy rica. No quiero que nadie que yo no le abra la puerta entre a mi casa” dijo en una entrevista en 2011. Ahora estrena su cuarta película como directora, Money Monster (El maestro del dinero), elogia el cine de Almodóvar por su madurez y habla de la crisis financiera que incendia la vida de tantxs, como la de su joven protagonista, mientras lo que importa parece pasar por el rating de la tele. En Money Monster, George Clooney es una mezcla de Rial y Tineli pero más guapo e inteligente que ambos, y algunos atributos más que lo terminan sensibilizando mientras está al borde de la muerte. Ocurre que Clooney protagoniza un show del prime time norteamericano donde los consejos son cómo y cuándo invertir en la bolsa… siempre y cuando a los anunciantes les convenga. Un chico joven pone todos sus ahorros en juego siguiendo la letra de Clooney y los pierde del primero al último, por lo que decide irrumpir en escena con un chaleco de explosivos y la desesperación de intentar recuperar algo del dinero y la dignidad perdidas. Mientras tanto, Julia Roberts intenta dominar el timing televisivo y atiende las amenazas del joven desde el control central, en un thriller que combina suspenso y acción con dos bombas taquilleras que, además, son amigos en la vida real y tienen una química infalible.

Foster dice que le hubiera gustado dirigir más pero que al ser la guionista de sus películas por ahora le fue imposible pero, además, se mete con la presencia de las mujeres en Hollywood, monstruo en el que se mueve como pez en el agua desde los tres años. “Los grandes estudios de Hollywood han creado un gueto. Aplican desesperadamente un modelo de aversión al riesgo: hacen pocos filmes, guiados por franquicias, en los que apuestan 200 millones y para los que buscan los actores y directores menos arriesgados. Y por alguna razón mujeres y minorías son vistas como riesgos” le dijo a El País en el Festival de Cannes, y volvió a recalcar la exigencia del medio por estar siempre espléndida y lista para los flashes. Su película es una crítica a la lente despiadada que transforma y deforma a su antojo pero también una reivindicación al lugar de las mujeres en los puestos de poder y un palo para el capitalismo y su lógica salvaje que atrapa a lxs trabajadores y deja en paz a lxs millonarixs. Algo de lo que acá también sabemos algo.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.