las12

Viernes, 20 de marzo de 2009

EL MEGáFONO)))

La siesta del gobierno de la ciudad

 Por Diana Maffia *

El domingo 8 de marzo fue el día internacional de las mujeres. Ninguna mención hubo en la sesión legislativa anterior, salvo el espectáculo bochornoso de un diputado bajando de un golpe la mano levantada de una compañera de banca que votaba por una posición diferenciada del bloque. El lunes tenía una rosa roja en mi oficina con una tarjeta del presidente de ese bloque. Un gesto de caballero, que siempre se agradece, pero que muestra una cierta distorsión acerca del significado de esta fecha.

El gobierno de la ciudad, que el año pasado nos regaló un decreto con directivas sobre igualdad de oportunidades y de trato para todas las áreas de gobierno (que a la hora del informe final mostró un cumplimiento decepcionante y a la hora de la discusión de presupuesto evidenció una ignorancia impune de los ministerios), este año decidió cambiar de obsequio. El Ministerio de Cultura, el crítico Ministerio de Espacio Público y la Fundación Banco Ciudad auspiciaron la instalación de una gigantografía de 88 m de largo por 34 m de alto, que reproduce una foto de Guillermo Ueno llamada “Siesta”, en la que una joven y bella mujer de refinada lencería reposa plácidamente para solaz visual de los transeúntes. Pasiva frente a la mirada, pasiva especialmente frente al ojo activo del artista que dispara la cámara, esta apropiación personal y luego donación colectiva del cuerpo inconsciente de una mujer fue objeto de múltiples comentarios. Desde los que recuerdan que se trata de una serie programada de cuatro obras de arte (la primera también inoportuna fue “Velocidad”, foto de Fabián Burgos, en pleno debate por la contaminación visual y la reforma del Código de Publicidad), hasta los que recuerdan que en total nos costarán a los vecinos y vecinas de Buenos Aires $ 930.000 pesos, cifra cuya equivalencia en políticas públicas de emergencia social e insumos para educación y salud dejo a la imaginación de quienes lean.

Pero volvamos a la siesta pasiva y disponible a la vista que nos propone el Ejecutivo. Yasunari Kawabata, primer escritor japonés en ganar el Premio Nobel en 1968, es autor de una novela maravillosa y sutil llamada La casa de las bellas durmientes. Relata la vida rutinaria de un hombre anciano que concurre a un discreto prostíbulo especialmente preparado para hombres mayores, cuya oferta era pasar la noche junto a una joven dormida. El placer sutil de yacer junto a esa joven, la tentación de regresar y comprobar con decepción que no es la misma es relatado por Kawabata con una prosa delicada donde la subjetividad masculina y sus debilidades son expuestas con dolor.

Mucho más brutal, casi obsceno, Gabriel García Márquez publica en 2004 su Memoria de mis putas tristes, donde un anciano consumidor habitual de prostitución y violador humillante de su empleada doméstica decide regalarse para su cumpleaños 90 una noche con una adolescente virgen. Concurre al prostíbulo donde la administradora le ofrece una adolescente de 14 años narcotizada, de la que él se enamora por primera vez en su vida y a la que dedica tiernas escenas poéticas. Por supuesto unilaterales y omnipotentes.

Muchas cartas de lectoras (N de la R: y la columna “La bella durmiente” de Marta Dillon en la edición anterior de Las 12) protestaron contra la siesta que nos propone a las mujeres en nuestro día el gobierno de la ciudad. Pero para ser justa, debo decir que la Dirección de la Mujer también preparó una celebración, esta vez en los bosques de Palermo, con mucho movimiento y gimnasia, esponsoreado por Activia. Un yogur que nos comprende íntimamente como somos, con tránsito lento y siempre hinchadas, y estaba allí con una carpa vistosa para ayudarnos discretamente a regularizarnos con placer.

Mientras tanto, la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires tiene una Comisión de la Mujer y una Comisión Especial de Igualdad de Oportunidades y de Trato donde evocamos el día de la mujer con un decálogo de derechos y compromisos para que mujeres y varones hagamos de esta ciudad un espacio de ciudadanía plena.

* Legisladora porteña de la Coalición Cívica y doctora en Filosofía.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.