las12

Viernes, 25 de septiembre de 2009

TECH

La caja de Pandora

Con afán guerrero, un sitio promueve las gamers femeninas en un mundillo de consolas dominado por hombres. ¿Propuesta feminista o giro marketinero?

 Por Guadalupe Treibel

En terminología anglosajona, “PMS” es la sigla que nombra el síndrome premenstrual femenino, el mismo que “ataca” certeramente a señoras y señoritas y, según el inventario (masculino) popular, las convierte en ogros hormonales de temer. Una exageración más y van... Pero, como las palabras mutan, la polisemia dio flechazo y ¡zas! Un grupo de mujeres decidió tomar la sigla por las astas y creó “Pandora’s Mighty Soldier” (PMS), una página que hace gala de la estrategia aguerrida... en juegos virtuales.

Sin más, la web es un sitio 2.0 que –comunidad mediante– abre la caja y explota el fin noble, al promover el espacio de género en los juegos online desde 2002. ¿Otra Eva griega a punto de desatar males para el universo patriarcal? Porque, a decir verdad, el terreno lúdico de las aplicaciones “multiplayer” y del rol online han sido dominados –tradicionalmente– por niños y muchachotes de teclado, mouse o consola hogareña. Para las que buscan el cambio... Mujeres gamers al poder, habrase dicho, a la hora de pensar una multiplataforma para grupos de Xbox, PC o PlayStation.

Con todos los chiches (log in de usuario, newsletters, videos, eventos, calendarios o reviews de lanzamientos en el mercado y más), PmsClan.com sectoriza para destacar. Y genera fidelidad de usuarias (y algunos usuarios que se suman a la cruzada, por qué no) que crean clanes (léase, unirse por un interés gamer común) para testear, comentar o –sencillamente– jugar. Todo sea por el bien del entretenimiento o, como anuncia la web, “por promover el respeto por las mujeres jugadoras en partidos y torneos”.

Con incentivo de WITI (Women In Technology International) y con casi 14 mil usuarios/as registrados, es interesante ver el acercamiento y la apropiación del mundillo por clanes de mujeres, cuando el target objetivo de las corporaciones ha sido, casi por definición, el masculino. De ahí que conocer competidoras estrella, algunas reconocidas a nivel profesional (en competencias o como testers), sea refrescante. Claro que siempre cabe el signo de pregunta y, dado que “Pandora’s Mighty Soldier” no hace sino apropiarse de un campo (supuestamente) “unisex” (en muchos casos, con sus personajes de guerra y violencia en dimensión), el hecho de tomar lo dado y no cuestionarlo permite un paréntesis...

¿Será que PMS en verdad propone un cambio y una apertura? ¿O, más bien, se trata de un desarrollo marketinero que apunta a un sector, hasta el momento, poco explotado? Porque, si algo es certero, es que –en un mundo en franca crisis económica– el espacio de consolas y juegos no ha sentido el frío ártico de la billetera. Muy por el contrario, ha sido una de las pocas áreas que mantuvo un crecimiento en ventas y, quizá, conocer más hábitos de consumo aporte un granito de arena a empresas con sed de moneda.

Si el enfoque fuera más acabado o la problematización calase en profundidad, la duda se diluiría. Porque, por ejemplo, salvo raras excepciones, las cajitas de los juegos virtuales asumen como leading characters a hombres, con sus caras de dibujo animado estampadas por doquier. Tampoco hay temáticas en rol femenina. ¿Una comunidad virtual de género no debería hacerse eco de estas cuestiones? Si bien, como pasito inicial, el aporte de clanes de chicas suma un poroto, la liviandad podría falsearlo. ¿Femenino por qué? ¿Femenino para ir hacia...? Diferencia positiva sí, siempre y cuando sea para algo. De lo contrario, sería más de lo mismo, pero con símbolo opuesto y por ahí no van las balas (virtuales, claro).

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.