las12

Viernes, 13 de noviembre de 2009

PANTALLA PLANA

Escenas de la vida no conyugal

Se trata de una historia que empezó en forma de blog escrito por la guionista Carolina Aguirre, pasó por el formato libro y en este momento tiene el relieve y el encanto de comedia televisiva que emite Canal 7. El rol de la que siempre pierde y su elenco de perdedores encuentran un espacio preferencial en esta propuesta.

 Por Pamela Brucco

Ella, Lucía, es una soltera de 30, ofuscada e irritable, que el día del anuncio del casamiento de su hermana menor escucha de rebote cómo su madre le apuesta a esta hermana comprometida que Lucía irá sola, triste y vestida de negro a la boda, a celebrarse casi un año después. A partir de ahí, la protagonista hará todo lo que pueda para ganar ella una apuesta que hicieron otras y es por eso que empezará a fijar citas en su calendario enardecido.

Esa es la historia, basada en el blog homónimo, que luego fue un libro. Llevando el relato desde una primera persona calificadora e indignada hacia un programa de televisión con voces y perspectivas varias, el resultado, con más textura que el liblog, está cruzado por distintas familiaridades: la de la comedia, la de los perdedores, la de la comedia de perdedores.

Pero Lucía es una perdedora particular... Todos permanentemente le dicen cuán perdedora que es: su insufrible madre, en primer lugar; cualquier persona que se refiera a ella cuando ella no está (“¿la gordita?”), cualquier persona que se refiera a ella cuando ella sí está pero también su hermana diosa (“Ay qué raro, tu hermana es tan linda...”), el que vende entradas en el cine.

Ella es infeliz porque su trabajo es llano, no tiene pareja y tiene kilos de más según un modelo de flacura que imponen las revistas que ella no lee y la gente que a ella no le interesa. Eso y más. Pero claro: ¿Quién está satisfecho con su trabajo? ¿Quién conoce a alguna mujer profundamente convencida de lo maravillosos que son su cuerpo, su madre, su pareja? ¿Eso nos hace tan infelices? En realidad, Lucía es desgraciada (pero no desagraciada) justamente porque a ella se la escucha repitiendo lo que le dicen los otros (“¿quién se murió?”, pregunta la jefa cuando la ve llegar de negro, con anteojos de sol y mala cara, “mi cintura. Anoche me comí todo”, responde ella). De eso es más difícil salir. También es simpáticamente crispada (pero eso seguramente no cambiaría demasiado en el largo plazo con un novio genial, un sueldo dolarizado, un cuerpo perfecto). Para Lucía hay pocos amigos y pocos placeres, sólo atisbos de eso que le da el potro de Marcelo Ugly (el potro de Rafael Ferro), alguien que claramente implicará problemas y soluciones en incómodas cuotas.

Hay una línea de cómo se resuelve visualmente el espectáculo del perdedor (en el sentido del no cheronca ni valiente). En la publicidad, más de una vez cuando elige como figura al “no modelo” lo señala especialmente por su nariz, su gordura, su pelada. Como sucede en la obra de teatro Gorda: el diferente convierte su diferencia en el tema excluyente. Y hay también otras opciones: en el caso de Juan Peruggia (protagonista de Todos contra Juan), por mencionar a otro antihéroe, su entorno no se extrañaba demasiado con su presencia ni actitudes; él, mucho menos; los espectadores, sí, sentían una urticante vergüenza ajena que era clave en el interés que generaba el programa. Lucía corresponde al primer modelo, con los vericuetos que propicia una tira diaria.

De todos modos, en Ciega a citas todos son medio perdedores. Eso está bueno, le da relajo y cierta normalidad, que incluso tiene una traducción visual moderna y modesta muy rescatable y a tono con el canal en el que se emite. Y por suerte, a los códigos femeninos post 2000, se suman los de la comedia que habilita situaciones desopilantes como costumbrismo, peluquines y clase media snob (un hallazgo). Además, y sobre todo, está la genial interpretación de Muriel Santa Ana que, navegando entre agravios exagerados y metas, compone un personaje dramático que no quiere volverse una caricatura.

Ciega a citas, de martes a viernes, a las 23. Por Canal 7.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.