las12

Viernes, 5 de marzo de 2010

La catastrofe es natural, la inequidad no

LA PSICOANALISTA MARITE COLOVINI, EXPERTA EN DESASTRES Y EMERGENCIAS, EXPLICA QUE LAS MUJERES SON MAS VULNERABLES ANTE UN TERREMOTO COMO EL QUE SUFRIO CHILE.

 Por Sonia Tessa

El terremoto que azotó el fin de semana a Chile desnudó, como todas las grandes catástrofes, la fragilidad de los seres humanos y sus creaciones. Las reacciones más primarias, como el miedo y la necesidad, provocan situaciones excepcionales. Las imágenes de los saqueos se repitieron de manera obsesiva por la televisión, al igual que las comparaciones con Haití, el país que en enero pasado quedó devastado por otro sismo. “Los desastres naturales, precisamente, ponen en evidencia que a pesar de todos los avances científicos y tecnológicos, la naturaleza conserva su gran poder y el ser humano queda empequeñecido al máximo”, analizó la psicoanalista Marité

Colovini, directora del Grupo universitario Interdisciplinario de Intervenciones en Desastres, Emergencias y Crisis, que actuó en las inundaciones de Santa Fe, en 2003. Y eso se profundiza en un país que se jacta de ser el más desarrollado de América latina. Además, las catástrofes dejan al descubierto las injusticias. “Las consecuencias de cualquier desastre natural recaen siempre sobre la población más vulnerable: los pobres, los niños, las mujeres y los ancianos”, subrayó Colovini, quien apuntó: “En Chile, las áreas más damnificadas son fundamentalmente las más pobres. Y hay datos muy interesantes, por ejemplo, qué tipo de viviendas han sufrido mayores consecuencias, las que se hicieron hace muy poco con planes de vivienda para las clases trabajadoras”.

Con la tierra aún moviéndose, en un terremoto que tiene el impacto de muchos bombardeos, en Chile las organizaciones de mujeres intentan rearmarse, organizarse para dar respuestas comunitarias. “Estábamos conversando con nuestras compañeras de la Asociación Chilena de ONG para completar un primer catastro sobre la situación en las zonas más afectadas articulándolas con las radios comunitarias, que también fueron muy golpeadas, para reconstituir esa parte de articulación social y hacerlo en conjunto con las autoridades en cada zona”, indicó Perla Wilson, del colectivo La Morada y Radio Tierra Chile, para un programa especial de la Radio Internacional Feminista. “La sociedad civil debe fortalecerse mucho más y debe crear el vínculo social. Nosotras como mujeres de comunicaciones debemos crear los relatos que permitan una contención social”, indicó la activista. El empeño está puesto, ahora, en “hacer la articulación entre las organizaciones sociales de las regiones más afectadas y las experiencias de centros y radios comunitarias, todo sirve para provocar una gran corriente de información, de canalización de ayuda. Nadie espera que sean sólo las autoridades las que operen, tiene que operar también el resto de la sociedad”. Para Wilson, las mujeres volverán a mostrar su capacidad de organización: “Tenemos una fortaleza especial para afrontar las dificultades en situaciones de crisis por desastres naturales como ocurrió en este país”.

Y mientras la comunidad se organiza espontáneamente, como puede, hay movimientos de disrrupción social. Vecinos de diferentes barrios de la clase media de Santiago se organizan por temor a la irrupción de las “turbas”, a las que temen. Las conmovedoras imágenes de los saqueos en la ciudad de Concepción, donde la ayuda demoró en llegar, dieron vuelta el mundo. Y también fueron repetidas hasta el cansancio por los medios masivos de comunicación de Chile. Por eso, Wilson analizó que “la repetición de imágenes de los saqueos que efectivamente hubo y hay todavía en la ciudad de Concepción y otras comunidades de la región del Bio-Bio y Maule va provocando un efecto de desquicio social, entonces se producen saqueos en Santiago, donde no se amerita porque no hay una situación de desabastecimiento”. Para la comunicadora es importante buscar “un equilibrio entre informar porque no se puede caer en el secretismo y tener una cultura ético-mediática para entregar los mensajes. Le falta mucho al sistema de medios comerciales y ésa es precisamente una de las labores que cumplen la radiofonía y los medios comunitarios”.

Es que las comunidades necesitan fortalecer sus lazos cuando hay centenares de miles de viviendas destruidas, personas durmiendo en la calle y escasez de alimentos. “Un desastre natural, además de la fuerza todopoderosa de la naturaleza, revela las grandes desigualdades sociales. Las pone al rojo vivo. Hay quienes sufren y pierden todo y hay quienes se asustan mucho. Cuando un país o región se tiene que organizar para sostener y contener el desastre natural, se revelan la corrupción, la falta de organización y, fundamentalmente, empiezan a aparecer las miserias humanas. El saqueo del supermercado para darles de comer a tus hijos no es lo que debe sorprender. Lo que debe sorprender son los saqueos con la ayuda internacional. O la burocratización infinita”, apuntó Colovini, docente de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Desde el mismo lugar de los hechos, Wilson enumera lo que dejó al descubierto el terremoto. “Una catástrofe de esta magnitud nos ha pasado la cuenta por cuestiones que son estructurales de esta sociedad, como el hiper centralismo. No es posible que una de las zonas más importantes como es Bio-Bio no tenga autonomía efectiva para responder. Y la otra es la excesiva privatización de todo; de las comunicaciones, las telecomunicaciones y la comunicación física”, dijo Wilson.

Sin embargo, la argentina Bet Gerber –que reside en Santiago y vivió el sismo desde un piso 13– también da cuenta de reacciones solidarias. El miércoles pasado se acercó a donar sangre hasta un hospital y había mucha gente para hacerlo. De hecho, le dieron turno para el próximo lunes.

También la activista Ana María Portugal, del servicio de información Isis Internacional, prefiere poner el foco en la respuesta de la presidenta Michelle Bachelet, que dejará el poder la semana próxima con un inédito porcentaje de popularidad. “Quiero llamar la atención sobre la actuación que ha tenido nuestra presidenta frente a la tragedia. Ella se ha movilizado por todos los lugares donde hay mayores damnificados y ha tenido actitudes muy positivas y benéficas para tomar medidas de inmediato”, dijo Portugal, entrevistada también por Radio Feminista Internacional. Al mismo tiempo, el sismo provoca una extrema vulnerabilidad. “Frente a esta situación las personas quedan bajo shock. Hay muchas réplicas, otros temblores de menor intensidad pero igualmente fuertes, y al mismo tiempo, no había luz ni agua. Entonces, se produce una situación de inseguridad total.”

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.