las12

Viernes, 24 de diciembre de 2010

PASOS PERDIDOS...

El macrismo sólo gastó el 14 por ciento del presupuesto que tenía para viviendas

 Por Maria Elena Naddeo *

La ocupación del Parque Indoamericano se convirtió en el más grave conflicto social de la Ciudad de Buenos Aires de los últimos años. El gobierno de Mauricio Macri parece habitar en un mundo paralelo a las necesidades de los sectores populares. Se mueve a través de los medios de comunicación con una carga muy fuerte presupuestaria en publicidad, identificando los colores partidarios con la propaganda oficial, violando normas esenciales de la ética política.

Macri construye la realidad que quiere vender al público porteño. Los carteles amarillo del PRO, colocados a cada paso, no logran disfrazar la simple realidad. Una ciudad cada vez más sucia, con veredas y pavimentos siempre rotos, con bicisendas y tranvías gigantes en construcción que complican el transitar de móviles y peatones, en todos los barrios de la Ciudad.

Hasta el 30 de septiembre de 2010, el macrismo había sobreejecutado en propaganda un 130 por ciento. ¿Qué quiere decir? Que había gastado por encima de lo permitido en el presupuesto 2010 un 30 por ciento más de lo previsto, incluso tres meses antes del cierre del ejercicio, con lo cual al 30 de diciembre la cifra sin duda llega al 160 por ciento.

¿Cómo lo hace? Tomando el dinero de otras partidas no ejecutadas. Precisamente al 30 de septiembre, la subejecución de las partidas en el área de Vivienda de la Ciudad movió a escándalo en la comisión de Vivienda y de Hacienda de la Legislatura con un bajísimo promedio, el peor de la historia de la Ciudad, del 14 por ciento de ejecución para construcciones y obras en villas.

Podemos mencionar otras múltiples causas que incidieron en la complejidad de la ocupación del Parque Indoamericano y en otras tomas que se sucedieron desde entonces: la ausencia de marcos de debate y concertación con las asociaciones vecinales, comunitarias, con las coordinadoras de villas y barrios carenciados, con la propia comisión de vivienda de la Legislatura porteña; la prioridad política de la gestión macrista colocada en las obras de maquillaje, en lo que se ve desde el paseo turístico en los barrios del centro de la Ciudad; obras públicas en las cuales podemos presumir la existencia de meganegocios inmobiliarios y de todo tipo, por encima de las necesidades y opiniones de los barrios involucrados.

A esto se suma el abandono del propio Parque Indoamericano y de otros predios en estado creciente de degradación urbana. También la incapacidad y la poca credibilidad de las fuerzas de seguridad, tanto de la Federal como de la Metropolitana, para intervenir en conflictos de este tipo.

La realidad se impuso con dureza. Hay que ampliar los programas de vivienda social, construir y ejecutar las obras, y establecer acuerdos con la provincia de Buenos Aires y la Nación. Hay que poner en marcha las iniciativas ya votadas para la emergencia habitacional y aprobar otras vinculadas con el derecho de una primera vivienda para todos los ciudadanos y ciudadanas, particularmente para los trabajadores y trabajadoras.

Es el momento para actuar con profundidad y coraje políticos.

* Diputada del bloque Diálogo por Buenos Aires e integrante de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.