las12

Viernes, 28 de octubre de 2011

Vuelta al mundo

ESPAÑA

Denuncian el uso del SAP para encubrir abusos sexuales

En un local de Izquierda Unida, de Madrid, se reunieron víctimas de violencia de género y abusos sexuales para denunciar las manipulaciones e injusticias que provoca la utilización del Síndrome de Alienación Parental (SAP), que también produce estragos en la Argentina, según una nota de Amcopress reproducida por la red Rima. Gloria Vásquez, presidenta de la Asociación Ve la Luz, expresó que cuando las mujeres denuncian maltrato los agresores piden la custodia de sus hijos y, a pesar de la violencia o el abuso, se les concede ese pedido por el SAP que también es llamado interferencias parentales. Estos artilugios generan que no se respete la voz y el deseo de niñas y niños (a no ver a su abusador) y que las madres sean castigadas si escuchan a sus hijos/as y no permiten la revinculación. Vázquez remarcó: “La violencia que estamos sufriendo ya no es sólo por parte del maltratador sino que también es institucional, y el SAP nos está matando porque intenta acallar la violencia y evitar las denuncias”. También sostuvo que las víctimas rechazan la custodia compartida por ser uno de los instrumentos que se están utilizando para coaccionar a las madres.


MARRUECOS

A este ritmo, apenas en cuarenta años habría equidad informativa

En Marruecos se realiza el cuarto Encuentro de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (Ripvg), con participantes de catorce países, en donde se destacó que mejoró la equidad de género en los medios de comunicación, pero que todavía falta un largo camino por recorrer. Solamente un 24 por ciento de la información mundial se refiere a las mujeres y el contenido es menor todavía en las noticias sobre política y economía. Al ritmo actual, la paridad de género en la información se lograría recién en cuarenta años. Por esta razón, es importante reforzar la agenda de los derechos de las mujeres en la agenda informativa.


ESTADOS UNIDOS

La violencia de género no es una estrella

Lindsay Lohan es una de las tantas estrellas del cine infantil-adolescente que aparecen como el gran ejemplo para seguir por millones de fans y que después desbarrancan en drogas, alcohol, multas, penas, probation o cárcel como si fuera un camino de ida. En realidad, el fenómeno tiene que ver con la sobreexposición y presión para las pequeñas actrices que son estrelladas a un estrellato sin happy end. Pero la historia de las niñas impulsadas a stars no nace de un repollo. El padre de Lindsay Lohan (Michael) tiene 52 años y fue detenido por una denuncia de violencia de género contra su concubina en Florida. En marzo de este año ya había sido acusado por maltratar a otra novia a la que se le comprobaron lesiones, en Los Angeles. Lindsay nunca se llevó bien con su papá –y la violencia de género no es un fenómeno que no se reproduzca o nazca en la relación con las hijas–, pero igualmente en una terapia de rehabilitación intentaron que el padre fuera sostén de la estrella mediática, tan vulnerable como tantas otras chicas que provienen de hogares violentos.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.