las12

Viernes, 4 de noviembre de 2011

DIEZ PREGUNTAS A MAVI DIAZ *

“Tengo ganas de hablar”

 Por Clarisa Ercolano

1 ¿Cómo llegaste al folklore?

–El folklore es la música de mis padres. Dedicarme profesionalmente a él tuvo que ver con haber participado del documental sobre la vida de mi padre, Hugo Díaz, A los cuatro vientos, del director Alberto Larrán. La banda de sonido de la película (que ganó el Gardel 2009) generó la necesidad de recuperar toda la obra de mi padre. En 2007 salió mi primer disco, Baile en el Cielo, un homenaje a la música de mi infancia y fue un camino sin retorno...

2 ¿Y cómo fue que surgieron Las Folkies?

–El juntarnos fue una brillante idea de mi manager Maya Vázquez, la química inmediata y la magia de nuestro encuentro, una bendición cósmica. Siempre digo que en mi breve carrera en el folklore, tuve el honor de ser acompañada por los más grandes músicos, tanto de la vieja escuela, como por jóvenes talentosísimos como es el caso de Franco Luciani, Daniel Patanchón o Gabriel Luna. Pero haber encontrado a las chicas cambió mi vida por completo. Volver a tener una banda fue muy inspirador para mí. Me encanta tocar con ellas, me siento absolutamente afortunada.

3 Decís que con Sonqoy profundizás en tus raíces. ¿Cuál es esa herencia?

–El legado familiar, la sangre que corre por mis venas, mis genes. Lo que pasa es que Sonqoy es un disco de canciones propias. Después del homenaje, de interpretar las canciones que tocaban mis padres, tuve la necesidad de componer mis propias canciones, producirlas y mostrarlas en este disco.

4 Suna Rocha dice que ve mucho folklore edulcorado. ¿Qué pensás al respecto?

–Creo que el folklore está vivo y que en su evolución hay fusiones más acertadas que otras, pero en todo caso, eso lo decide la historia y el gusto de la gente. No considero que lo popular esté necesariamente reñido con la calidad. Hay mucha gente joven que se reconoce en el folklore en todas sus variantes y eso es maravilloso.

5 ¿Notás un avance de las mujeres dentro del folklore más allá de lo masivo?

–Sí, definitivamente. Hay muchas cosas de las que ni nos enteramos, por los pocos medios de difusión que tiene el folklore. Pero hay muchas mujeres con propuestas interesantísimas, como es el caso de Tonolec, Mariana Baraj o Micaela Farías Gómez y hay mucha casi desconocidas en Buenos Aires como Viviana Pozzebón. Mis Folkies tienen otra banda buenísima llamada Triura que recomiendo.

6 De todos los referentes con los que compartiste escenario,¿ hay alguno que te haya marcado más?

–Marián Farías Gómez es una referencia muy importante en mi vida, yo siempre digo que elegí ser cantante por ella y por Aretha Franklin. Ella me marcó a mí y a ella la marcó mi madre. También Raúl Carnota y María Volonté entre los artistas que he conocido más recientemente.

7 ¿Elegiste un atuendo “no tan folklórico” a propósito?

–Esa soy yo, ¡es el rock que nunca me abandona! Para mí todo es importante en una puesta en escena, es mi forma de concebir el espectáculo. Con las Folkies puedo atreverme a un vestuario Lady Gaga y a tocar el folklore más trash del mundo. Adoro esa combinación.

8 ¿Hay una revalorización o una vuelta a la música nacional?

–Sí, afortunadamente. El vacío evidente que deja un rock sin sorpresas y totalmente falto de contenidos va poco a poco siendo ocupado por las nuevas músicas argentinas –léase nuevo tango y nuevo folklore– como dije antes, algunas expresiones más acertadas que otras pero que hablan claramente de músicas vivas y en evolución.

9 ¿Qué es el “rock the folk”?

–Es el concepto de nuestra propuesta. Rockear el folklore pero sin perder la raíz y la esencia. Mi viejo inventó la palabra folkloreishon, refiriéndose a las “jam session” de folklore que se llevaban a cabo en casa del pianista Eduardo Lagos, con Domingo Cura, Astor Piazzolla, Oscar Alem y otros monstruos. Ellos jazzeaban el folk, nosotras lo rockeamos.

10 ¿Qué te permite decir la música y qué tenés ganas de decir en este momento?

–La música me permitió decir todo cuanto quise decir siempre. Con humor, con sarcasmo, con dobles o triples lecturas. Sonqoy es un disco de amor, donde por primera vez me atrevo al romance en serio. Ahora tengo ganas de hablar de otras cosas, por ejemplo del momento social y político que estamos viviendo.

* Mavi Díaz fue una de las integrantes de la mítica banda Viuda e Hijas de Roque Enroll. Colaboró en discos de artistas de la talla de Fito Páez, Soda Stereo, Charly García y Andrés Calamaro. Formó parte de Los Twist, entre 1988 y 1990, año en que emigró a España. Recopiló canciones de varias épocas de su carrera para editar en el año 2000 Chau!, su placa debut como solista. En 2008 editó Baile en el Cielo a través del sello Acqua. Junto a Las Folkies acaba de editar el álbum Sonqoy.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.