las12

Viernes, 4 de octubre de 2013

ESCENAS

Payasas en espera

Dos payasas en el tránsito del embarazo cuentan lo intransferible de esa experiencia que abarca a todas las madres y abuelas en un homenaje rebosante de contradicciones y felicidades.

 Por Sonia Jaroslavsky

De espaldas dos payasas esperan aún no sabemos qué, pero sí sabemos que en el piso se asoman dos pufs enormes que simulan ser unos pechos generosos con unos pezones bien modelados. Allá están ellas mirando el sudeste... Una es madre en apariencia típica, dulce y en dulce espera, paciente y comprensiva. La otra es sexy, una madre calentona que con las hormonas en ebullición no deja de desplegar sus más íntimos deseos.

Malamadre está interpretada por Carolina Ghigliazza y Karina Molina, y dirigida por Paulina Grosclaude. El espectáculo de clown nace de la necesidad de contar lo intransferible, surge desde las profundidades femeninas en las que dos payasas viven en tiempo emocional los sentidos, las dudas y los miedos, las expectativas, las contradicciones, la felicidad, la soledad y la angustia ante ese momento de una mujer en que se vuelve madre. Malamadre también es un homenaje a las mamás de las payasas que ya no están y a todas las personas que han sido mamás o abuelas de alguien.

La actriz y payasa Carolina Ghigliazza, a la que también se la puede recordar por su excelente trabajo en obras como Memoria, Cautiverio y Cinco puertas, con el Grupo Teatro Libre, dice que esta obra se basó en ahondar en la técnica del clown, porque en este trabajo “se manifiesta la esencia de la persona”. “El clown juega con la verdad, no hace de cuenta que..., se muestra de forma íntegra, es absolutamente transparente y comparte a través de la mirada sus sentimientos y todo lo que le pasa. Elegimos este lenguaje para expresar lo que siente una mujer que se transforma en madre. Somos madres sin madres y luchamos por cambiar el estereotipo de madre perfecta impuesto por el patriarcado en el ‘que parirás con dolor y entregarás tu vida a la de tus hijos mal que nos pese y serás ejemplo y sacrificio. También para perdonar los errores o excesos’.”

Paulina, la directora, explica, por su parte, que el trabajo con sus actrices fue de entrega, apertura y disponibilidad para el juego, de mutua confianza y mucho respeto. “Trabajamos de una forma muy natural, aceptándonos sin apuro y sin pretensiones, fijando la mirada en el presente y no en el resultado. Trabajamos con alegría, compromiso y honestidad, trabajamos minuciosamente cada momento, cada emoción.”

Las dos payasas de a poco se destapan y dejan entrever que ese mundo donde las mamás que esperan siempre están felices o eso de que sus berrinches son propiedad de su “estado” es algo que se altera, se borronea, se desvanece y aflora entonces ese mundo de contradicciones. Juegan ese juego con su público, porque así trabaja el clown y se lo mete en su bolsillo sacando esa carcajada que crecerá más y más a medida que transcurra el espectáculo. Y no es que suceda algo trascendental. No. Lo que sucede es que ellas juegan tan a fondo que resultan ser de esas payasas que encuentran la ternura en el espectador y el espectador en ellas, y logran que acompañemos su juego: el juego de la espera, el nacimiento y el bebé. Con la llegada del bebé el vínculo con la pareja: la mami buena, la mami mamá de su pareja, la mami sexy, la mami que se enoja y se enoja mucho, la mami que se harta de todo, la mami que ya no quiere ser mami, la mami que extraña a su mami y se siente muy sola y no sabe qué hacer con eso. Y así contado podría formar parte del menú mami a bordo o de cualquier libro de autoayuda para mamás en apuros, pero no, es un simple y sabio espectáculo de payasas que hacen reír con el nuevo estado que transitaron al convertirse en mamás. Malamadre trabaja ese otro estado de la maternidad, aborda ese lugar donde en la maternidad se cuela ese grito, ese llanto desesperado que nos devuelve el bebé y el de nosotras en ese bebé. Sólo que aquí, por un ratito, ese llanto se convierte en risa.

Malamadre. Domingos a las 19. Teatro Beckett. Guardia Vieja 3556. Reservas al 4867-5185 o por alternativateatral.com

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.