las12

Viernes, 1 de noviembre de 2013

ESCENAS

Pampa clown

En clave de homenaje clown y dramaturgia, Ingue narra la vida de una joven sobreviviente de la Alemania nazi en la Argentina y la angustia de no saber qué fue de su familia.

 Por Sonia Jaroslavsky

El espectáculo de clown Ingue, dirigido por Darío Levín e interpretado con gran ductilidad por Yanina Frankel, aborda la cotidianidad de una joven judía que entre bombarderos y estruendos cuelga la ropa, se enreda con el cable del teléfono, mientras espera un llamado de su familia desde una tierra lejana llamada La Pampa.

Ingue no tardará en empacar sus cosas y escapar hacia esa Pampa pero no logra hallar a su familia. Entonces se consuela con diversos pobladores (el público) que la harán sentirse un poco como en casa, abrazando a esa nueva familia y dejándose abrazar por ellos.

El lenguaje del clown que maneja con gran sabiduría tanto la actriz como su director retrata la historia trágica de Ingue, que se dirime entre vivir y sobrevivir frente a dos situaciones: la guerra y el desconocimiento del paradero de su familia que ya ha logrado escapar de la Alemania nazi. Yanina Frankel cuenta que para la creación de este espectáculo partió de disparadores biográficos basados en la vida de su abuela paterna Ingeborg Strang, alemana judía que emigró a la Argentina escapándose del Holocausto de la Segunda Guerra Mundial. “A partir de esta primera hipótesis de relato comenzamos el trabajo de investigación para hacerla resonar con el imaginario, las asociaciones y la sensibilidad que opera en el clown, permitiéndonos, en una primera instancia, romper o expandir el marco conceptual de aquella hipótesis. Es ‘dramaturgia escénica’. Confrontar el clown con la dramaturgia propone un gran desafío para poder encontrar un justo equilibrio. El género del clown, a través de su personaje, produce una digresión constante, generando juegos y planteos inesperados al relato. Decidimos deliberadamente contar esta historia trágica a través del lenguaje del clown como desafío narrativo y poético, abordando un tema que siempre es más delicado hacerlo desde la comedia. Consideramos que atravesar la tragedia para el clown es un desafío para profundizar el humor.”

Ingue se encuentra en el patio de su casa, rodeada de elementos para realizar las tareas domésticas: soga, broches de colgar la ropa, bultos de ropa recién lavada, cacharros. Todos estos elementos serán utilizados cambiando la función para la cual fueron concebidos, hallando ese lugar lúdico propio del clown y despertando la acción y los juegos del personaje. Un timbre y un teléfono interrumpen y articulan las distintas escenas, mientras algunos objetos y diversas sonoridades dan cuenta de un mundo de hojalata donde el metal se transforma en un elemento básico y bélico al mismo tiempo.

Darío Levín, que además de director es un excelente clown (Criatura de Dios; Cancionero negro y Cancionero rojo, entre otros espectáculos) explica que el lenguaje utilizado por Ingue es “una especie de alemán inventado, donde las escasas palabras y la proliferación de acciones aparecen como articuladoras de la trama. Así también se utilizan clásicos de la música tradicional klezmer, interpretados en acordeón por Yanina y versionados según las necesidades dramáticas de casa escena”. Darío dice que la puesta en escena tuvo como referencia estética al expresionismo alemán, que “mediante siluetas de objetos desproporcionados se juega con la percepción distorsionada del espacio, que puede ser expansivo u opresivo, de acuerdo con las necesidades dramáticas de cada escena”.

En ese mundo poético transcurre la vida de Ingue, intentado cumplir con un rigor que no sale de una rutina hogareña para transcurrir ese tiempo que no pasa, mientras espera alguna noticia de su familia. La torpeza de Ingue cambia esa rutina que se convierte en juego y así el espectador ríe una y otra vez en cada intento desopilante de esta tierna y querible payasa.

Ingue. Domingos, a las 21.30. Teatro No Avestruz. Humboldt 1857. 47776956.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.