las12

Viernes, 13 de diciembre de 2013

COSAS MARAVILLOSAS

Usted está aquí

Rastreando lugares amados por ilustradoras porteñas,
Amo el lugar donde vivo es un libro-objeto para guardar y mostrar.

 Por Flor Monfort

La revista Chikismiqui se distribuyó gratuitamente entre 2009 y 2011 con la noble y hermosa tarea de difundir el trabajo de distintas artistas mujeres de todo el mundo. Una de sus secciones era “Amo el lugar donde vivo”, que tuvo lograda trascendencia: muchísimas (en su mayoría fotógrafas) querían participar y elevar al Universo unas líneas sobre su ciudad, a la que a cada quien la unen sus amores y espantos. Ese texto era tomado por una ilustradora y de allí resultaba un bello díptico. Con ese espíritu, Marina Heller toma la posta y revive por un rato a Chikismiqui: junto a Moebius Editora convocaron a 22 ilustradoras que vivan (o hayan vivido) en la ciudad de Buenos Aires y les pidieron que escriban y dibujen sobre lugares que les muevan el piso. Así nació Amo el lugar donde vivo.

Todas aportan a la nostalgia un dato o recomendación del lugar en cuestión, que al final del libro de ubica en el mapa capitalino gracias a un dibujo de la geométrica Buenos Aires. Así paseamos desde la General Paz hasta Parque Avellaneda, de Almagro al Río de la Plata, con un dejo de saudade por las calles de la infancia y el sello de autor de cada una de ellas, diversas y tan talentosas que dan ganas de sacar las ilustraciones del libro y enmarcarlas, sobre todo cuando una se identifica con los recuerdos o descripciones.

Pero yendo a ejemplos concretos, Mek Frinchaboy le pone color a San Nicolás, esa franja de lo que comúnmente llamamos “el centro” y que para ella habita condensado en esa usina de aromas que es El Gato Negro. “Hermosos frascos de vidrio, bouquets de pimientas, azafrán, jengibre, cúrcuma, exhibidos en esos exquisitos mostradores y vitrinas de roble y fresno italianos”, escribe.

Geográficamente cerca, pero con otro estilo, Seniorita Poliéster despliega su romance con la pizzería Güerrin. Cuenta que ya no vive en Buenos Aires y que recordarla le trae esa nostalgia a la que sólo se accede con la distancia: mirar a la gente pasar al ritmo desquiciado del señor cortador de porciones, de mozzarella y espinaca sus preferidas.

Flor Delboy honra su lugar preferido como la niña que fue: la ribera que se extiende detrás de Ciudad Universitaria. Una tierra que da al río y que le recuerda a su infancia, cuando los juegos eran en la vereda y el horizonte, ese gigante que se parece a la inmensidad del río.

Para Maite Oz, Parque Chas se resume en una siesta de domingo y da una receta helada con nísperos, el fruto característico del barrio circular, aquel donde los desconocidos se pierden y los que conocen se enorgullecen del acertijo urbano.

Natalia Colombo le hace su homenaje al Parque Avellaneda y se visualiza a sí misma como una de sus criaturas de colores que trepan los árboles y viven en esas casitas en el medio de los parques, esas que siempre intrigan y que dan lugar a leyendas y sueños. Lucila de Pasquale advierte que el suyo es un lugar normal, ni mejor ni peor que otros, pero tiene ese no sé qué que lo vuelve favorito. Cerca de la avenida Coronel Díaz, nunca dice el nombre de la calle que la enamora y produce un eterno déjà vu en ella. “¿Que les pase la dirección? ¡Ni ahí! Me lo van a tirar abajo. Van a llegar y van a decir: ‘¿Esssssto era? ¿Esssssto la teletransporta?’”, pregunta.

Valeria Montero, Laura Varsky, Isol, Eleonora Filippi, Elda Broglio, Cobrinha, Pum Pum, Bú Lago Millán, Babún Feroz, Sol Linero, Marina Maminas, María Elina Méndez, Irana Douer, Vero Gatti, Marina Haller y Ana Laura Pérez completan el proyecto que a simple vista es lindo y original, pero a medida que una se va adentrando en la lectura produce un ardor de panza, una rara melancolía con la multiplicación de evocaciones de este grupo de mujeres y sus descripciones honestas, sin pretensiones, sobre lugares que las emocionan. Arenga además a hacer una selección propia y animarse a dibujarla, aunque sea con torpeza, pero, después de leer Amo el lugar donde vivo con mucho sentimiento.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.