las12

Viernes, 14 de marzo de 2014

PERFILES > VALERIA MAZZA

Modelada

 Por Flor Monfort

En una época se decía que Valeria Mazza teñía a los hijos. Ese amarillo yema de huevo no podía brillar tan parejo en las cabecitas pixeladas de los niños que todos los años juguetean en las arenas esteñas. También corrió un rumor sobre su luna de miel: que en un momento de las largas jornadas entre los recién casados, que convivían con los fotógrafos a una distancia prudencial para que las imágenes parezcan casuales pero no tanto, Alejandro Gravier se acercó a los paparazzis y les dijo: “No me la banco más a esta boluda”. Y algo que no es un rumor, sino el eco mismo de su voz paposa en la televisión, trae a la memoria esa declaración evidentemente sincera sobre la posibilidad de que una pareja del mismo sexo pueda adoptar y criar a un niño o niña. No lo dijo con estas palabras pero lo podría haber hecho: a Vale le parece un horror.

Su marido, Gravier, el que desfiló con galera y bastón el día de la boda televisada y siempre ofició de manager canchero, flamante accionista del New York Times, hoy la mira desde la platea de la Universidad de Palermo, donde Mazza presentó el programa educativo de su carrera. A partir de abril dirigirá un plan de estudios destinado a hombres y mujeres que quieran ser modelos y modelas. ¿Qué modelan? Ropa en principio, accesorios, joyas. Si son afortunados y logran trascender la pantalla, modelarán estilos de vida, conductas, formas de fumar o de cortarse el pelo. Pero Vale, feliz por el primer aniversario de Pancho al frente del Vaticano, se sentó junto a Oscar Echevarría, el rector de la UP, y diseñó un programa acorde a las necesidades de los y las futuras estudiantes, tan jóvenes ellos y ellas que más vale que alguien se ocupe de explicarles. Porque, se sabe, modelar no es fácil: hay que esperar mil horas hasta que preparen las tomas, comer la ensalada de rúcula con los ruleros puestos, con lo difícil que resulta mover la cabeza con tamaña rigidez en la coronilla, yirar de agencia en agencia hasta que un manager te acepte y seguir sus reglas. Ni hablar si sos del interior como Vale, y tenés que convivir en un departamento con otras chicas que ni conocés y con quienes te tenés que llevar bien sí o sí.

Al dudoso criterio de la institución (una universidad que tiene como principal canal de comunicación la emisión de Los Simpson e islas en los shoppings) de generar una aventura educativa con la señora que quiso ser Susana pero no pudo (y no pudo por la misma razón que la hace posar con cara de asco en una foto espontánea con los wachiturros), se suma la cara de piedra que hay que tener para plantarse en un auditorio a pedirles a los jóvenes que les saquen punta a los lápices para anotar los módulos de este carrerón: “Practicar para modelar” y “Conocer para modelar” con materias como “branding”, “equilibrio personal” o “mkt” (sic). Muchos jóvenes aplaudieron la apuesta, para la que no se requiere secundario completo y mucho menos (esto lo aclaró con mucho énfasis Vale ante el auditorio) ser lindo ni linda. Porque lo lindo de las personas va por dentro.

Es interesante el peso que tiene la palabra modelo cuando se trata, por ejemplo, de la rebelde Kate Moss, de la inconveniente Naomi Cambpell o de la súper popular Giselle Bundchen viralizando una foto de sí misma dando la teta a su bebe mientras la peinan y maquillan. Las modelos son desde los ’90 marcas en sí mismas si tienen la suerte de Valeria, Giselle o Naomi, pero una gran masa de anónimas siguen siendo caras y cuerpos que interpelan a un tipo de mujer, que debe ser de determinada manera y, sobre todo, tener la textura imposible del photoshop. Tecnologías al margen, poco funciona como espejo para una que no entra en los cánones (¿la mayoría?) y difícil es imaginarse cómo articular una enseñanza de este tipo sin desencajarse de risa, sobre todo cuando quien está a cargo tuitea cosas como “Hola!! Hoy empieza una semana muy linda e importante para mí, por un proyecto educativo que presentaré mañana..! Besos.

Besos a vos, Vale. Gracias por tanto.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.