las12

Viernes, 5 de septiembre de 2014

CINE

La literatura o la vida

La película Violette narra la vida de una escritora francesa, enamorada de Simone de Beauvoir, que sufre por el abandono y encuentra su fuerza vital en los libros.

 Por Silvina Herrera

La literatura como salvación para la vida de una mujer agotada por la angustia. Esa sería la hipótesis principal de la película Violette, sobre la vida de Violette Leduc, una escritora francesa olvidada, que tuvo una existencia miserable y se refugió en los libros. “La fealdad en una mujer es un pecado mortal”, así empieza el film de Martin Provost que pone en cuestionamiento ciertas supuestas verdades, como el paradigma de belleza femenina, lo que se puede escribir y lo que no, o lo que una mujer puede sentir y ser.

La película cuenta la vida de Violette, una especie de carrera en busca del amor, que le es negado una y otra vez, como el mismo fantasma que vuelve y genera un miedo repetitivo y agobiante. A Violette la abandonan, primero su padre, después su marido y también, pero un poco menos, su amiga Simone de Beauvoir. La amistad entre las dos mujeres se vuelve el eje argumental de la película, que de a poco va revelando el entramado interno del mundo literario francés de los escritores existencialistas del París de la posguerra, pero sin perder de vista el lugar central de la trama que ocupa la protagonista, que interpreta Emmanuelle Devos. Hay dos líneas narrativas que se cruzan para definir a la mujer que sufre, pero a la vez saca fuerzas de su dolor para crear y mostrarle al mundo su verdad. Por un lado, la vida interna de Violette, su tristeza interior, su universo vital que la hace escribir, su deseo de ser algo más que una víctima, y por otro lado la autora que se abre al exterior para intentar hacer llegar todo lo que tiene para decir, cosas no dichas que generan miedo y rechazo, como su experiencia con el aborto clandestino, su vida de hija abandonada por su padre, el lugar de la mujer en el mundo literario, sus experiencias lésbicas, el desamor de su madre. “Si el niño hubiera nacido, no habría podido escribir”, dice sobre el aborto. En el medio de esa narración personal, la película va desplegando los intentos por ampliar derechos y plantear algunas realidades que todavía no eran tan dichas en boca de mujeres, como que “no hay libertad para la mujer sin libertad económica”.

Violette se enamora de Simone y se obsesiona, la busca, la persigue, le dedica sus libros y sus horas de soledad. Simone la inspira para escribir, la empuja para sentirse valorada como escritora, pero le pone un freno a su pasión, se mantiene distante y un poco indiferente a la fascinación de Violette que la abruma. Las dos se relacionan a través de la literatura. “Al leer hoy a Violette Leduc se cree que actualmente se puede escribir de todo, pero para llegar a esto fue necesario que hubiera mujeres como ella que abrieran esas puertas. Nunca debemos olvidar eso”, aseguró el director cuando salió la película. Violette escribe La asfixia, La bastarda, La mujer del zorrito, todas narraciones autobiográficas que dan cuenta de la relación entre vida y literatura. Ella vive para escribir y soporta la vida gracias a sus libros.

Hay algo de locura en su ser, una locura percibida por el entorno al no encajar, al no sentirse parte. Elegir otro camino la lleva al sufrimiento, pero también al convencimiento de que la literatura es la forma de canalizarlo. La película muestra el desarrollo de esa transformación de la tristeza en arte, cuando el dolor tiene sentido porque se vuelve bello. “Fue mediante la escritura que Violette Leduc iba a lograr que la sociedad le diera lo que no tuvo al principio”, dijo Simone de Beauvoir en referencia a la falta de amor de la infancia. Violette, la película, es una invitación a conocer la vida de esta mujer que no tuvo reconocimiento posterior, y a rescatar y leer sus libros que revelan la hipocresía de una época y el impulso femenino por quebrarla.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.