las12

Viernes, 9 de enero de 2015

FOTOGRAFIA

La grieta

Vida cotidiana en dictadura, o ese agujero donde la “normalidad” está teñida de distorsión: el punto de partida del ensayo de la fotógrafa Natalia Calabrese.

 Por Irupé Tentorio

Un halo de inspiración y una idea, esos fueron los puntapiés para el trabajo de Natalia Calabrese. El presente del pasado nació con la mirada sobre otros ensayos que retrataban la Segunda Guerra Mundial. Natalia pensó que era una buena idea llevarlo a cabo en la Argentina con fotografías de archivo sobre lo que fueron nuestros gobiernos dictatoriales de la década del setenta y paralelamente lo que pasa en nuestro presente. Pasó el tiempo y con el empuje de un concurso que lanzó en el 2013 el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, esta fotógrafa, también profesora de Comunicación Social, decidió llevarlo a cabo.

“Sin muchas expectativas de encontrar fotos de aquellos años, me instalé unas cuantas semanas, meses, a buscar fotos en el Archivo Nacional. Para mi sorpresa el archivo fotográfico de esos años era enorme, pero con la dificultad, al menos para en lo que estaba pensando de que todas eran muy diferentes entre sí y lo que a mí me interesaba era poder lograr un hilo conductor que refleje espacios públicos intervenidos por operativos militares de día. Ya que lo que me interesó fue reflejar cómo era la vida cotidiana en esos tiempos... esa espacie de normalidad que los militares le hicieron creer a gran parte de nuestra sociedad. Porque si bien fue un gobierno que necesitaba ocultar los crímenes aberrantes que llevó a cabo, contaba con un fuerte consenso social”, dice.

El pasado del presente consta de diez fotografías que muestran espacios como Plaza de Mayo, la calle Florida, la Catedral de Buenos Aires, Costanera Norte, Ferrocarriles Argentinos, la avenida Juan de Garay, la salida del funeral de lo que fue la Masacre de Trelew... espacios geográficos muy visibles de la ciudad de Buenos Aires intervenidos por operativos a los ojos de todxs, tan visibles que de hecho existían registros fotográficos. Paralelamente, su autora montó estas fotos con otras, fotografías hechas en el presente, retratando los mismos espacios de imágenes tomadas a mediados del 2013. “Justo se daba la paradoja de que por esa fecha se llevaron a cabo algunos cacerolazos donde las personas que ocupaban la Plaza de Mayo o el Obelisco llevaban carteles escritos anunciando que en nuestro presente estaban viviendo una dictadura.”

¿A qué llamamos dictadura? ¿Qué haríamos hoy si estos tormentos se

llegaran a repetir? Preguntas que se hizo Natalia en este proceso laboral que consistió en estudiar nuestras imágenes fotográficas que siempre son memoria, porque una civilización democrática sólo se salva si utiliza el lenguaje de la imagen como un desafío para la reflexión y no una invitación hacia la insensibilidad, y fusionarlas con aquellos paisajes desolados pero muy reconocibles, donde el día a día estaba intervenido por las fuerzas militares y su famoso axioma de “circular”. Eso parecen estar diciendo desde la montada, forzando a distintos jóvenes a caminar en fila con los brazos en alto.

La muestra que está montada en el hall central del Haroldo Conti tiene una agenda ardua en lo que respecta a visitas escolares en el mismo espacio y también podrá recorrer colegios de las provincias de Buenos Aires. Claro que como este Centro Cultural mantiene la logística de que varias de sus muestras sean itinerantes para el resto del país, a Natalia Calabrese le entusiasma la idea pero intenta no precipitarse ante su propio interés porque sabe que lo importante de El presente del pasado es poder reflexionar entre todxs. l

El presente del pasado se puede visitar en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, Av. del Libertador 8151. Martes a viernes, de 12 a 21; sábados, domingos y feriados, de 11 a 21.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.