las12

Viernes, 21 de enero de 2005

CONSEJITOS DE MARU BON BON

Ponga la tecnología al servicio de la fantasía

Muy bien, mis amiguetes, es hora de dejar ya mismo de perder el tiempo acumulando imágenes olvidables, inútiles, superfluas cuando no sensibleras o/y falsamente conmovedoras. Dejémonos de prolegómenos y vayamos al grano directamente, sí, a ese pequeño granito en el culito de su/sa amante que tan bien se ve por el lente y a simple vista se nos pierde de la misma. No es que esta servidora esté en contra de las bonitas páginas que imprimen las acciones familiares, sólo digo que no hay por qué estar tomándole a su hija/o fotografías cada dos minutos porque de todos modos crecerá, cambiará, se irá y nos dejará sin que imagen alguna pueda retenerlo/a. ¡Entonces, mis queridísimos/as/es! ¡Mis adorados/as/res! ¿Por qué no dar un destino jocosa/o a tanto dinero/plata invertida/o en tecnología en lugar de llorar sobre los tiempos pasados? Vea para cuántas cosas puede servir una cámara:
1. Aproximaciones increíbles: ¿Que las ve en video/DVD? ¿Que la de Tracy Lord está mejor que la de su compañera/o y que Rocco Sifredi hay uno solo? ¿Y acaso Ud. puede después de verlos/as en pantalla hacer su propia historia, catar las turgencias/humedades, volcarse de lleno a ser el/la protagonista? Lo mismo que aproxima de la/el cosa/o también distancia. Y ya sabemos cuánto hace la distancia por acercar las partes.
2. Ubicación efectiva: ¡Ay, queridos/as! ¿Cuántas veces se les ha perdido en el fragor de la batalla del calentamiento el sitio exacto sobre el que debíais apuntar? ¿Me va a decir a mí que más de una vez no le hubiera gustado tener un zoom a mano para guiarse por la zona en conflicto? ¡Vamos!, no se pelee con la tecnología que para pelearse siempre hay alguien más.
3. Imágenes de otro mundo: ¿Acaso está cansado/a de ver siempre a la misma persona frente/debajo/sobre Ud.? ¿Se le acabó la imaginación para inventarle nuevos rostros al mismo de siempre? ¡Póngale la cámara delante y dele una oportunidad nueva a su fantasía! Eso sí, en este caso se recomienda tanto música fuerte como juego del silencio. No vaya a ser cosa que hable y arruine la puesta en escena.
4. Sea lo que siempre soñó: Por si no lo sabíais, además de cámaras digitales existen programas que acomodan lo que se ve a lo que se quiere ver. ¡Qué linda oportunidad para hacer con su cuerpo lo que la lencería no consigue (digo, eso de verse sexy y avasalladora)! Engruese los labios sin colágeno, quítese las arrugas sin botox, ¡y hasta aumente el tamaño de sus cosas o de las otras con sólo un golpe de tecnología!

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.