las12

Viernes, 31 de octubre de 2003

CONSEJITOS DE MARU BON BON

Lo que no debe olvidar quien asiste a una orgía

Aunque parezca una práctica propia de gente descontrolada y con escasos principios morales, la orgía tiene sus reglas y toda persona que se aventure en un aquelarre de miembros y partes pudendas deberá respetarlas so pena de quedar excluida o en ridículo. Veamos:
* Vestuario: A pesar de que la primera impresión de usted la tendrán segundos después de haber tocado el timbre, lo esencial está debajo de la ropa. Asista depilada –los cultores de las orgías suelen ser old fashioned–, con las uñas de los pies cortadas –una nunca sabe dónde se enredarán– y con la bombachita y/o calzoncillo limpio. Sí, se la quitarán, pero cuando al final alguien pregunte de quién es mejor será que no la tomen entre dos dedos como si fuera material radioactivo.
* Desvestuario: Jamás, nunca jamás, permita que los calcetines queden en su lugar cuando todo lo demás ha caído. No hay nada menos sexy que un hombre desnudo y con medias.
* Acción: En orgías civilizadas y de buenas costumbres está permitido mirar, pero si usted acerca su mano a alguno de los cuerpos en cuestión sepa que está autorizando a otros a que hagan lo mismo con usted. No sea despectivo/a, si alguien no le gusta trate de hacérselo saber con gestos delicados, queda muy mal actuar cual caballo que se espanta las moscas.
* Acción II: Una vez envuelto en el magma de cuerpos usted debe saber que la gracia está en la variedad, queda mal acaparar, hacer escenas de celos a su pareja, exigir que le devuelva la mirada en el momento del orgasmo. Sobre todo si eso exige a su pareja torsiones propias de contorsionistas.
* Acción III: Si usted ha terminado su labor y/o placer no se quede dormido en medio de la cama y/o sitio elegido. Otras personas podrían utilizar el lugar para acciones más productivas. Además, pocas cosas menos estimulantes que mezclar ronquidos con jadeos.
El resto de las reglas usted mismo/a podrá redactarlas luego de haberse animado a esta experiencia múltiple. Eso sí, compártalas, coméntelas, avísenos, no olvide que la primera regla en el manual del buen asistente a orgías –aun antes de todas las descriptas– es sobre todo la generosidad.


(Para consultar a esta sección: [email protected],
aclarando que se dirige a Maru Bombón.)

Compartir: 

Twitter
 

Ellos lo garantizan: gracias a los consejos de Maru su última fiesta fue un exito.
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.