las12

Viernes, 12 de mayo de 2006

INUTILíSIMO

Cumplir los 40 sin una arruga

Todas las mujeres están en la obligación de aprender, junto con las prácticas de higiene y aseo personal, el arte de precaverse de las arrugas mucho antes de su natural aparición, nos recuerda –por si hacía falta– el libro Para ser amada, para ser hermosa, de Gloria Darling (Buenos Aires, 1930). He aquí, pues, algunas reglas a seguir para alcanzar tan noble fin y permanecer siempre jóvenes, o al menos, juveniles:

  • Limpiar el rostro con vaselina pura, aceite de oliva o glicerina cortada con agua de rosas y de azahar (mitad y mitad). Usar un algodón y masajear de adentro hacia fuera, sin pasar por alto el cuello.
  • Secar prolijamente el excedente aceitoso, empleando preferentemente cuadrados de tela de hilo o de algodón fino.
  • Si la cara está amarillenta o marchita debido al insomnio o la fatiga, se le prestará frescura con una aspersión de agua bien caliente, seguida de la aplicación de agua helada.
  • Tener en cuenta que la grasa que mejor asimila epidermis es la lanolina, por lo cual todos los preparados que la contienen, la nutren y lubrican inmejorablemente.
  • Al terminar la limpieza matinal, deben realizar algunos movimientos con el cuello indispensables para conservar inalterable el contorno juvenil del rostro y prevenir las arrugas: extender bien los músculos faciales y echar la cabeza hacia atrás todo cuanto se pueda, para doblarla luego lentamente sobre el pecho. Luego se lleva el mentón de uno a otro hombro con cierta energía.
  • Es aconsejable dejar la cara untada mientras se toma el baño. Si el rostro ofrece un tinte agrisado o descolorido, se reanima con la siguiente preparación: caliente leche fresca hasta el punto de ebullición y córtese con igual cantidad de agua fría. Báñese la cara con este líquido mediante compresas de algodón hidrófilo, durante diez minutos. Secar y cubrir con crema grasosa. Acostarse con los ojos cerrados en posición horizontal y quedar inmóvil durante quince minutos, distendiendo los músculos de todo el cuerpo. Levantarse, limpiar la crema sin frotar y darse una vaporización fría con vinagre aromático y agua de azahar. Finalmente, enjuagar con agua fría.
  • El último consejo, pero no el menos importante: desde la primera juventud, contráigase el hábito de no hacer visajes, de fruncir lo menos posible la frente o el entrecejo, y de masticar suavemente sin deformar la cara.
  • Tomando entonces estas medidas, tan simples y al alcance de todas, nos garantiza Gloria Darling, las malhadadas arrugas se mantendrán a suficiente distancia.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.