las12

Viernes, 2 de noviembre de 2007

INUTILíSIMO

Al pie del arbolito

No, hijas, no se trata de poner el carro delante de los bueyes, pero todas sabemos bien que el árbol de Navidad se arma a partir del 8 de diciembre y seguramente –salvo algún adorno nuevo– vamos a emplear los elementos guardados de años anteriores. En cambio, lo que sí, inevitablemente, hay que renovar cada 24 de diciembre son los regalos. Entonces, con tranquilidad, inspeccionando todas las vidrieras a nuestro alcance, recorriendo tiendas de distintos ramos, pescando todas las pichinchas posibles, vayamos almacenando esas ofrendas que harán brillar de alegría y sorpresa los ojos de nuestros seres queridos. La revista Femirama (diciembre de 1969) nos brinda originales ideas para que empecemos ya mismo la búsqueda de obsequios y no caigamos –una vez más– en el error de comprar mal y pronto en las vísperas.

Como la caridad bien entendida empieza por casa, arranquemos con los presentes femeninos que vemos en la ilustración y que se detallan a continuación: juego de plástico estampado en colores que incluye bolsa colgante de ropa para lavar, percha con broches y bolso con bolsillos exteriores; otro juego del mismo material igualmente mono que comprende percha-zapatero para placar, gorro de baño y bolsa de algodón (recuerden que resulta desprolijo y de mal gusto reunir este tipo de elementos en diferentes materiales y diseños, todos deberían hacer juego). Pero el regalo supercoqueto que sorprenderá a toda destinataria ha de ser, sin duda alguna, una peluca (a elección) con cabeza-soporte y decorativo estuche que puede también servir de adorno sobre la cómoda. Más comunes, pero no menos útiles, los modernísimos anteojos de sol. También escogió Femirama para las Fiestas distintos juegos de maletines con sus respectivos accesorios, bolsos para la playa y otras chucherías menores, indicadas para regalitos de poco compromiso. De mayor envergadura, provocará el agradecimiento eterno de quien lo reciba el estuche con juego eléctrico de ruleros japoneses...

Ciertamente, los presentes siempre más difíciles de elegir son los destinados a “El”. Afortunadamente, Femirama nos sale al paso con estas oportunas ocurrencias del más puro y viril clasicismo: un botellón italiano de peltre; una valija con seis vasos de whisky, una medida para servirlo, una pinza de hielo y una botella de scotch importado; otra fina idea: un estuche con vasos adornados con monedas de peltre, seis tenedores para copetín, una botella de ginebra holandesa y una lata de conserva alemana; también se nos aconseja un minibar italiano de cuero con cerámicas y bronce conteniendo tres botellones para trasvasar licores; tampoco hemos de descartar la posibilidad de germánicos chopps de porcelana con su correspondiente tapa, acompañados, por ejemplo, de quesos Buko... Pero como no sólo de bebidas y comidas vive el hombre, he aquí otras propuestas: cigarrera de cuero esmaltada a fuego, cenicero de greda finlandesa y, para apoyar vasos y chopps, las monedas de metal son el dernier cri de la moda.

Un último consejo: a medida que vayan adquiriendo las ofrendas, no olviden identificar cada paquete con el nombre correspondiente del receptor (que figurará en la lista que deben confeccionar previamente). No vaya a ser que en medio del trajín de tanto preparativo, alguien reciba por partida doble o –lo que sería peor– se quede sin su agasajo...

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.