las12

Viernes, 3 de noviembre de 2006

EL MEGáFONO

Un centro pionero que peligra

Por Equipo interdisciplinario
de profesionales del Centro Municipal
de la Mujer de Vicente Lopez

A un año de la muerte de Diana Staubli, el Centro Municipal de la Mujer que hoy lleva su nombre está siendo desmantelado. Las profesionales que conformamos el equipo interdisciplinario de trabajo hemos denunciado esta situación en diversas instancias ante la Secretaría de Acción Social. Ante estos reclamos quedó abierto un expediente número 4119-004526/2006, donde constan las reuniones con la Sra. Cristina Mandich y los planteos acerca de la situación de emergencia que atraviesa nuestra institución.

Dicho documento desapareció de nuestro lugar de trabajo y la última nota, dirigida a la Secretaría de Acción Social con fecha de entrada 18 de julio de 2006, nunca tuvo respuesta.

Nuestra preocupación central es asistir al desmantelamiento del Centro Municipal de la Mujer. Escuchamos que la violencia es la misma y una sola, observamos una tendencia a psicopatologizar los casos de muchas mujeres (todas necesitan psiquiatra), se reniega acerca de la perspectiva de género y también el discurso de la actual dirección se centraliza en quitarse la responsabilidad de encima en relación con las mujeres que acuden al Centro.

Los cargos directivos han sido otorgados por el poder político, pero sin avales que comprueben la idoneidad de las personas designadas.

Lejos de interesarse por la problemática de las mujeres, las dos gestiones que se sucedieron después del 2001 han intentado imponerse con autoritarismo sobre el equipo de profesionales del Centro, produciendo un aislamiento de las trabajadoras en relación con otras organizaciones, así como el cese de producción de materiales y actividades por fuera de la institución.

Así y todo, con el alejamiento de muchas, el circuito de trabajo y posicionamiento ideológico ha sido sostenido de manera casi heroica por las trabajadoras que quedamos. La situación actual se caracteriza por situaciones violentas: la sospecha permanente sobre las profesionales; las acusaciones encubiertas; el inhabilitarnos como equipo interdisciplinario; la recurrencia a la frase “si no te gusta, te vas”; la desvalorización del trabajo como tal; se espera de nosotras la obsecuencia y se cuestiona nuestra postura como una corporación que resiste los cambios que intenta operar la nueva gestión, así como también se tira a la basura el material elaborado por la institución y utilizado para capacitaciones permanentes en otros ámbitos.

La situación laboral de las trabajadoras del Centro, además, es sumamente frágil. De las doce profesionales que quedan en el equipo, sólo cuatro son planta permanente. El resto está contratado con el sistema conocido como horas taller. De las compañeras de planta se ha solicitado el pase de tres de ellas para desempeñar funciones de capacitación en la nueva Comisaría de la Mujer de Vicente López. Este proyecto impulsado por la concejala María Marta Maenza del PRO aparece confuso, convirtiendo la convocatoria de las trabajadoras en una situación poco clara. Al momento, dicha Comisaría no tiene lugar de funcionamiento, las compañeras deberían ejercer su tarea en la comisaría departamental. Lo más preocupante es que este proyecto pierde por completo la visión de género. Desde esta óptica se entiende la violencia como un fenómeno que va más allá de las cuestiones de género, convirtiéndola en algo más general, difuso, que tiende a tapar la problemática social que estos conflictos generan.

Cabe destacar que estas compañeras no han recibido al momento ninguna notificación de la oficina de personal del municipio, quedando su situación laboral por demás confusa e inmersa en la incertidumbre.

Para comunicarse con el equipo, hay que escribir a Mónica Santino, [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.