las12

Viernes, 3 de noviembre de 2006

LA VENTA EN LOS OJOS

A vos, mami

 Por Luciana Peker

Las publicidades no son, solamente, qué se dice y cómo se dice, sino, también, cuándo se dice. El 24 de octubre el diario Clarín anunciaba en el título central de su tapa: “Prepagas: suben hasta 23% contra la postura oficial”. En la página 33 del mismo diario que anunciaba que la cobertura privada de salud aumentaba en una proporción, mucho, muchísimo, más alta que la inflación, los salarios e, incluso –según dijeron después la ministra de Economía, Felisa Miceli, y las asociaciones de consumidores que los costos de los insumos del sector de la salud–, la empresa de medicina privada Medicus –que no hace una campaña diaria– publicó un aviso a toda página.

Si ante aquella noticia de tapa que daba ganas de decir ¡ay!, la medicina privada se escudó en una imagen para decir ahhhhhhhh. Un bebé, acurrucado, acolchonado, acachorrado sobre el hombro de su mamá. La foto ocupaba toda la página. Y una pequeña oración le hablaba –símil Dr. Socolinsky– a las madres: “Te levantas de noche creyendo que lo oíste llorar y está durmiendo. Es porque sos mamá hasta en tus sueños”.

Después de la palmadita en la espalda –para las que, además de no dormir por tener un bebé, les queda resto para levantarse por las dudas–, Medicus apelaba a un guiño dirigido al poder de las mujeres en el mercado (las madres, probablemente, sean las que más influencia tengan en la decisión familiar de pagar una cuota, aún más alta, por temor a enfrentar problemas de salud sin cobertura privada) con el lema: “No te vamos a explicar a vos lo que es dar protección”.

Seguramente muchas mujeres, algunas mujeres, no todas las mujeres, saben lo que es dar protección. ¿Pero por qué se da por sobreentendido que las mujeres no necesitan explicaciones? ¿Por qué se apela a la no explicación justo el día que las prepagas tienen que explicar un aumento, a las claras desmedido –incluso con el resto de otros aumentos– de la protección de salud que brindan? Mejor sería que las prepagas expliquen qué protección dan y a qué costos. Para los que pueden pagar y para los que pagan el precio de quedarse afuera.

Las publicidades con bebés siempre –casi– dan ternura. Pero la ganancia y la pérdida del reparto del negocio vs. la exclusión del sistema de salud en la Argentina no es un tema suavechito, suavechito, como para hablar con balbuceos. Que una cosa es estar dormidas por acunar a un bebé. Y otra –muy otra– es dejar que nos duerman.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.