las12

Viernes, 28 de marzo de 2008

EL MEGáFONO

Señorita maestra

La Coordinadora de Lesbianas, Gays, Travestis, Transgéneros y Bisexuales de Córdoba expresó su indignación por el tratamiento mediático del caso de la docente Verónica Giordano, quien todavía reclama una operación de adecuación sexual para su identidad de mujer. Verónica, de 41 años, trabaja como directora en el colegio IPEM 315 de la localidad cordobesa de San Francisco desde hace cinco años, durante los cuales sufrió ataques discriminatorios por parte de algunos padres y colegas, como pintadas e insultos. “Necesito mirarme en el espejo y ver lo que yo siento. Hoy no veo lo que siento”, contó.

En Córdoba, medios gráficos y audiovisuales difundieron el tema en forma discriminatoria y se refirieron a Verónica según el nombre que figura en su DNI, Mario. Por eso, la Coordinadora emitió un comunicado en el que sostiene que “el tratamiento ideológico que se está haciendo de este hecho noticioso es unilateral, ya que se lo interpreta únicamente desde la teoría de la ‘disforia de género’, lo cual inclina tendenciosamente al público a concebir de manera incuestionable a Verónica como una persona mentalmente enferma”. “A su vez, esta elección ideológica contiene un mensaje tácito: que los seres humanos no somos ni debemos ser libres de construir nuestra propia identidad sexual sino que estamos forzados irremediablemente a aceptar lo que otros autoritariamente deciden que seamos, con la única excepción de que nos asumamos como [email protected] es decir, que internalicemos un discurso ajeno y mutilador de la diversidad. Resulta particularmente cuestionable este posicionamiento cuando leemos o escuchamos a la mayoría de los/as periodistas tratar a la compañera docente constantemente como a un hombre, abusando así de sus comprensibles inseguridades, priorizando la letra muerta del DNI por sobre la dignidad de la persona, lo cual no tiene nada de objetivo ni de inocente, ya que ella está luchando contra la injusticia de un Estado que le ha negado hasta ahora el reconocimiento a su identidad de mujer.”

Resulta ya insoportable ver en los medios de comunicación de esta democracia los resabios de autoritarismo que implican asumir como natural, como verdad incuestionable –sin lugar a debate–, como dogma de fe, una teoría que lesiona la dignidad humana, estigmatizando vidas que claman el derecho a la identidad y a la libertad de ser quienes en realidad son. Porque ningún juez, ni psiquiatra ni Estado tienen derecho a definir algo tan subjetivo, tan personal y tan íntimo como la identidad.

Coordinadora de Lesbianas, Gays,
Travestis, Transgéneros y Bisexuales
de Córdoba.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.